Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

16433 Niños en Una Tumba

 

Fr. Frank Pavone
National Director, Priests for Life

15/09/2014

Escuche

   
 

Realicé una rápida visita a la Costa Oeste éste fin de semana que incluyó rezar en un cementerio que contiene los cuerpos de 16.433 niños asesinados por aborto.

El servicio de oración fue parte del DIA NACIONAL DE LA CONMEMORACIÓN, un proyecto organizado por Sacerdotes por La Vida, La Liga de Acción Pro-Vida y Ciudadanos por una Sociedad Pro-Vida. En éste día, diversos servicios memoriales se llevan a cabo en las tumbas de los bebés abortados alrededor de la Nación.

La tumba en la que recé, ubicada en el Cementerio Odd Fellows al Este de Los Angeles, es la más grande las de las tumbas masivas de niños asesinados con el abortado.

Al comienzo de los años 1980’s, un hombre llamado Malvin Weisburg operaba un grupo llamado Laboratorios Analíticos Médicos, y recibía de las clínicas de aborto de todo el país los cuerpos de los bebés abortados para análisis patológicos. Cuando terminaba ésta tarea, los cuerpos de esos bebés, muchos de los cuales decapitados por el aborto, y algunos de ellos pesando un par de libras, eran dispuestos en contenedores de plástico y por último guardados en un gran contenedor de desechos que él tenía arrendado.  En 1982, Weisburg no realizó los pagos correspondientes al arriendo del contenedor, así que fue recuperado por la compañía propietaria.

Ahí es cuando los empleados descubrieron lo que tenía—los cuerpos de bebés abortados, que sumaban un total de 16,433. Los cuerpos fueron tomados bajo custodia del Contado de  Los Angeles.

Esto fue un hecho noticioso y desató una tormenta en cuánto lo que se debía realizar con los bebés. Las personas Pro-Vida y oficiales de gobierno se reunieron para solicitar la liberación de los cuerpos para darles sepultura adecuada. Entretanto, los grupos pro-aborto, incluyendo el ACLU, fueron a la Corte para bloquear cualquier servicio religioso, o incluso sepultura por éstos bebes. Ellos alegaron que la separación de la Iglesia y el Estado prohibía que el Estado facilitara un servicio religioso. La Corte estuvo de acuerdo. No obstante, los grupos pro-aborto querían aún más, a decir verdad, ni siquiera permitir que recibieran sepultura. Querían que los cuerpos fueran cremados y depositados como desechos médicos, y olvidados. Con esto, no obstante, la Corte no estuvo de acuerdo. Incluso se le solicitó a la Corte Suprema de Justicia que regulara en ésta materia, y al final, después de una batalla legal de tres años,  los bebés fueron sepultados el 6 de Octubre de 1985.  Hasta el Presidente Ronald Reagan se involucró en el asunto, escribiendo un panegírico que fue leído durante el servicio sepulcral, apelando a dar por terminado el aborto.

Por muchos años, ésta tumba común no tuvo placa ni lápida, puesto que los niños no tenían nombres. Pero ahora existe una lápida, y vamos a ponerles nombres a los niños. Los patrocinadores del aborto no desean que la gente vea tumbas en masa ni fosas comunes entre nosotros. Es un recordatorio perturbador de la humanidad de las víctimas del aborto. Cuando la gente olvida, los patrocinadores del aborto ganan; cuando la gente lo recuerda, nosotros ganamos. Por ello mismo, es que necesitamos continuar narrando las historias de éstas tumbas, y visitándolas. Y es por ello, que continuamos exigiendo que los cuerpos de los bebés asesinados por el abortista Kermit Gosnell en Filadelfia, sean liberados para que les podamos dar sepultura.

Irónicamente, los 16.433 niños abortados en Los Angeles no pudieron ser sepultados en el cementerio Católico cercano, pero quién sí se encuentra allí? El abortista de período-tardío James McMahon. Dios nos ayude.

 

   
  Atrás
 



Sacerdotes por la Vida
PO Box 236695 • Cocoa, FL 32923
Tel. 321-500-1000, Toll Free 888-735-3448 • Fax 718-980-2542
cartas@sacerdotesporlavida.org