Registro de votantes

 

Fr. Frank Pavone

   
 

Los libros históricos del Antiguo Testamento registran una mezcla a veces confusa de buenos y malos reyes en Israel y Judá. Los reyes a veces guiaban al pueblo a una renovación de su fidelidad a la Alianza de Dios o llevaban al pueblo a la rebelión contra El.

Cuando los reyes fieles llevaban al pueblo por los caminos de Dios, la tierra era bendita. Cuando los reyes infieles guiaban al pueblo en el pecado la tierra era maldita, y Dios permitía que sus enemigos vinieran y los sometieran. No era este un problema politico, era un problema espiritual. El Antiguo Testamento es historia teológica.

Lo mismo ocurre hoy. Nuestros líderes en el gobierno civil nos llevan por los caminos de Dios, o nos llevan a la rebelión contra Dios. No es que la gente se levante y diga: "Rebelémonos contra Dios". Sino se levantan y dicen, por ejemplo, "El matrimonio no es necesariamente entre un hombre y una mujer, y queremos sancionar leyes que legitimicen el matrimonio homosexual." O dirán: "Soy pro-elección (pro-choice). Una mujer tiene el derecho de abortar su hijo".

No es mejor que el Rey Ahab erigiendo pilares sagrados a Baal y dándole a la gente la oportunidad de un culto falso.

Los grandes hombres de Dios tuvieron la oportunidad de desafiar a los reyes que se alejaban de la Ley de Dios. Uds. y yo en nuestra nación, no solamente tenemos la oportunidad de desafiarlos, sino de elegirlos.

Sin embargo, demasiados cristianos ni siquiera están registrados para votar. Las elecciones del 2000, de hecho, mostraron que sólo la mitad de los cristianos se registraron, y de estos sólo la mitad fue a votar. Para nosotros, sin embargo, nuestra participación en el proceso electoral es una obligación. Tomar parte en el proceso electoral es una virtud. No es una virtud quedarse en la casa rezando el día de la elección.

"Alentamos a todos los ciudadanos, especialmente católicos, a abrazar su ciudadanía no solamente como un deber y un privilegio, sino como una oportunidad de participar decididamente en la construcción de la cultura de la vida. Cada voz cuenta en la escena pública. Cada voto cuenta. Cada acto de ciudadanía responsable es un ejercicio significativo de poder individual… Tenemos los funcionarios públicos que nos merecemos. Su virtud, o falta de ella, es un juicio no solamente sobre ellos, sino sobre nosotros". (1998, Viviendo el Evangelio de la Vida, Living the Gospel of Life, 34)

Varias organizaciones nacionales cristianas se están preparando para unirse a Priests for Life para anunciar Domingos Nacionales de Registro de Votantes (National Voter Registration Sundays). Esta es simplemente una forma de alentar a los pastores para hacer aquello que cualquier iglesia puede hacer, darle a su congregación la oportunidad de registrarse para votar, si no están registrados todavía. Sólo toma cinco minutos, hay que llenar alguna información sobre el nombre de uno, dirección y ciudadanía. Los primeros Domingos de Registro de Votantes serán el 15 de junio, 7 de septiembre, 9 de noviembre y 18 de enero.

Los párrocos interesados y los voluntarios parroquiales recibirán instrucciones sobre como proceder. ¡Vea www.priestsforlife.org/elections para mayor información!