Histórico Encuentro Nacional de Oración: ¡Usted está invitado!

 

Fr. Frank Pavone

   
 

El propósito de mi columna de esta semana es para extenderle una cordial invitación:
Por favor, acompáñeme junto con cientos de clérigos y miles de creyentes, en la mañana del miércoles 22 de Enero de 2014 en Washington, DC para la Misa seguida de la XX Conmemoración Anual Nacional Para el No-Nacido y sus padres y madres. Este Servicio de Oración Interdenominacional Nacional se llevará a cabo en la histórica y hermosa Constitution Hall. La Misa será a las 7:30 a.m., el servicio de la oración comenzará a las 8:30 a.m., y concluiremos antes de las 10:30 a.m., dejando tiempo para llegar al Rally de la Marcha por la Vida.

Usted se formará una idea del entusiasmo de la gente y la belleza del lugar, si usted mira el vídeo en la página web del evento, NationalPrayerService.com 

El año pasado  tuvimos la suerte de tener clérigos de denominaciones que representan prácticamente todas las letras del alfabeto. Teníamos una docena de obispos de la Iglesia Anglicana de toda América, Iglesia Luterana y Obispos Episcopales Carismáticos y muchos otros líderes religiosos de las denominaciones grandes y pequeñas. Estaba presente el Dr. Robert H. Turrill, Presidente y CEO de la Iglesia Alianza Evangélica, así como los Romanos Sacerdotes y Seminaristas Católicos. Nuestro comité organizador para el servicio incluye Presbiterianos, Metodistas, Luteranos, Iglesia de Cristo, Conferencia Cristiana Congregacional Conservadora, Iglesia Episcopal Carismática, Anglicanos y Católicos.

¿Cuál es la importancia de asistir a este evento?

En primer lugar, este es el Servicio Nacional de Oración principal de la conmemoración de la triste decisión Roe vs. Wade cada 22 de Enero. Tenemos que luchar contra la cultura de la muerte, ante todo con la oración, y en el día de la Marcha Nacional por la Vida, ¿qué mejor manera de empezar que con un servicio de oración vibrante?

En segundo lugar, el valor educativo de este evento es tremendo. No es todos los días que uno puede ver reunidos a los líderes de muchas diferentes denominaciones cristianas. Y al orar con ellos y escuchar acerca de las denominaciones a las que representan, podemos aprender mucho sobre el cristianismo en América  y por la unidad real que tenemos, a pesar de las diferencias de una denominación a otra.

Curiosamente, cada año, cuando se observa la triste fecha de la decisión Roe vs. Wade (22 de Enero), los cristianos también están en el medio de la observancia de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos (Enero de 1825). Esta convergencia providencial nos enseña algo a la vez sobre la causa Pro-Vida y sobre la unidad cristiana.
En lo que se refiere a la causa Pro-Vida, que trae a la mente las palabras del Papa Juan Pablo II en el Evangelio de la Vida:

"El servicio al Evangelio de la vida es, pues, una tarea inmensa y compleja. Este servicio aparece cada vez más como un área valiosa y fructífera para la cooperación positiva con nuestros hermanos y hermanas de otras Iglesias y comunidades eclesiales, de acuerdo con el ecumenismo práctico que animó con autoridad el Concilio Vaticano II. También aparece como una zona providencial para el diálogo y la articulación con los esfuerzos de los seguidores de otras religiones y con todos los hombres de buena voluntad. Ninguna persona o grupo tiene el monopolio de la defensa y promoción de la vida. Se trata de una tarea de todos y responsabilidad de todos. Solo los esfuerzos concertados de todos los que creen en el valor de la vida podrá evitar una derrota de consecuencias imprevisibles para la civilización". (25 de Marzo de 1995, EV, N º 91)

La convergencia de estas fechas también nos recuerda que los esfuerzos de auténtica unidad de los cristianos no se limitan a los diálogos importantes que se llevan a cabo, sino que también incluye la realización de parte de los cristianos en toda su plenitud. En este sentido, exactamente dos meses después de la emisión de El Evangelio de la Vida, el Papa Juan Pablo II publicó Ut Unum Sint, su encíclica sobre la unidad de los cristianos, en la que escribe:

"Muchos cristianos de todas las Comunidades, en razón de su fe, participan conjuntamente en proyectos audaces encaminados a cambiar el mundo para que triunfe el respeto de los derechos y las necesidades de todas las personas, especialmente los pobres, los marginados y los indefensos. Los cristianos, que tiempo atrás actuaban independientemente, ahora están comprometidos juntos al servicio de esta causa para que la benevolencia de Dios pueda triunfar " (25 de Mayo de 1995, " Ut Unum Sint ", N° 43).

Estoy encantado de unirme a tantos otros grupos Pro-Vida en el trabajo de llenar el Constitution Hall este año con los creyentes que están llenos de entusiasmo. Los grupos que trabajan juntos como el Consejo  Nacional Religioso Pro - Vida, el Centro Nacional  Pro - Vida en el Capitolio, la Fe y la Acción, Sacerdotes por la Vida, y el Evangelio de Ministerios Pro-Vida. Otros grupos  están co-patrocinando o apoyando el evento, incluyendo a Austin Ruse, Familia Católica y el Instituto de Derechos Humanos, Brad Mattes, Director Ejecutivo de Instituto Life Issues, Sam Casey y  Jubilee Campaign Law of Life Project, Tony Perkins, Presidente del Family Research Council, Alveda King, Director de Divulgación Afro-Americana, Sacerdotes por la Vida, Charmaine Yoest, Ph. D., Presidente y CEO de Americanos Unidos Por La Vida, Pastor Luke J. Robinson, Director de Ministerios La Voz de la Verdad y la Vida y Pastor de la Iglesia Capilla Quinn A.M.E, Arzobispo Craig W. Bates, Patriarca de  International Communion of the Charismatic Episcopal Church y Ernie Ohlhoff del National Right to Life Committee.

¡Espero que pueda estar entre ellos! ¡Por favor, hable con sus grupos Pro-Vida, parroquias, diócesis, consejos de Caballeros de Colón, y escuelas que puedan estar planeando venir a Washington, DC, y organizar sus horarios para que pueda unirse a nosotros el 22 de enero! El Constitution Hall se encuentra en 1776 D St., NW (18 y D St.), Washington DC. ¡Nos vemos allí!