Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Marcha Anual Pro-Vida

Rev. Frank A Pavone

Las decisiones en los casos de Roe contra Wade, y Doe contra Bolton que fueron dictadas por nuestro Tribunal Supremo el 22 de enero de 1973, anularon la protección de la sociedad para el ser humano que está por nacer, durante los nueve meses de embarazo.

Todas nuestras actividades pro vida durante este año deben estar centradas en la enormidad de este hecho, que al mismismo tiempo debe estimularnos en forma especial para hacer que la próxima Marcha Pro Vida sea la más grande de todas.

Habló el Tribunal y Habla el Pueblo

En 1973, siete de los nueve magistrados declararon que mientras se encuentran en el vientre materno las criaturas no son personas bajo la Constitución. Y de este modo excluyeron todo un segmento de la familia humana de la protección de las leyes, y del concepto reconocido que todos fuimos creados iguales.

Día tras día durante estos años transcurridos desde aquella fecha, los hermanos y hermanas mayores de estas criaturas por toda la América han implorado a esta nación que les devuelva el amor y la protección. Y año tras año miles de defensores pro-vida han acudido a Washington, D. C. en la fecha de esta trágica decisión.

Iremos otra vez el próximo 22 de enero.

¡Tenemos que ir de nuevo el próximo enero 22, y en mayor número que nunca!

Estamos seguros que los defensores del aborto celebrarán con júbilo Roe contra Wade. Usted puede ayudar a garantizar que en ese día las voces que defienden a los niños se oigan más altas que las voces que defienden el aborto.

La Marcha Pro Vida

La Marcha Pro-Vida es una gran reunón anual de familia para quienes participan en el movimiento pro-vida. Miles de personas de toda la América acuden por avión o por tren a una manifestación que se reune al mediodía en la Elipse, entre la Casa Blanca y el Monumento a Washington. Los manifestantes reciben el estímulo de discursos de dirigentes pro-vida, legisladores y clero. La Srta. Nellie Gray, que ha dirigido la marcha desde su comienzo, hace una llamada apremiante a los participantes para que se concentren en la meta del movimiento pro-vida: ¡Que cada ser humano reciba protección total desde el momento de su concepción!

Después de la manifestación, la marcha se dirige desde la Elipse hasta la Corte Suprema donde continúan las oraciones y los himnos, y los amigos se encuentran y se saludan. Muchos se valen de la ocasión para presentar el tema a los legisladores de su zona. Todo el evento está bien organizado, en forma pacífica; y dando Gracias a Dios sin cesar por haber podido realizar la Marcha durante tantos años a pesar de los obstáculos. Una multitud de jóvenes muy dedicados se unen a esta celebración de la vida, como un regalo inefable de nuestro Creador.

Aunque muchos participantes solo asisten a la marcha, también se celebra una interesante convención el día antes. Los participantes reciben instrucción sobre los principios de vida y las estrategias prácticas para defender la vida. Esta convención está abierta para todos. El evento se clausura con un banquete hermoso, la Cena de las Rosas, en la que se rinde tributo al sinnúmero de personas que trabajan en el movimiento pro-vida.

¿Pero, Qué Bien Hace la Marcha?

1. Le da voz a los niños. Aunque es cierto que el aborto sigue sin control; no sigue sin oposición. La presencia de los manifestantes en Washington es una llamada profética al gobierno y a la nación. Cuando una tragedia perdura día tras día, la voz de quienes defienden a las víctimas debe elevarse, no quedarse callada.

2. Sirve de estímulo para nuestros amigos del gobierno. Es preciso que los miembros del Congreso que apoyan el derecho a la vida puedan oirnos. Tienen que ver que estamos presentes y somos numerosos, para que a su vez ellos puedan seguir luchando para que termine el aborto.

3. Es un estímulo para nosotros. Los participantes regresan de la marcha revitalizados e inspirados para seguir trabajando un año más. Ven de cerca a quienes trabajan con ellos desde todos los puntos del país, y saben que pertenecen a un gran movimiento.

4. Se entrenan líderes jóvenes. Yo recibí mi propia inspiración para unirme a este movimiento al asistír a una Marcha pro Vida cuando estudiaba la segunda enseñanza. Otros muchos jóvenes reciben inspiración similar de este evento anual.

¡NOS VEMOS EN WASHINGTON!

Vamos a esforzarnos para que el 22 de enero se realice la Marcha más grande que se ha visto en Washington. Tenemos que empezar hoy mismo a anunciarla y hacer los planes. Esperamos ansiosamente tener el gusto de poder reunirnos Washington.

Para informes sobre el Programa de la Marcha Pro-vida, así como hoteles y arregles de viajes, escriba a March For Life, P. O. Box 90300, Washington, D. C. 20090, o llame a (202)543-3377.

Para más informes sobre lo que puede hacer para detener los abortos escriba a Priests for Life P. O. Box 141172, Staten Island, N. Y. 10314, Tel (718) 980-4400, Fax. 718-980-6515 Email: mail@priestsforlife.org  

Sacerdotes Pro-Vida es una Asociación de Fieles, reconocida bajo la Ley Canónica de la Iglesia Católica., y es una organización libre de impuestos tipo 501(c)(3). Su misión es ayudar a la Iglesia y a todas las personas de buena voluntad a proteger la vida humana contra el aborto y la eutanasia. Admite como miembros a sacerdotes, diáconos y laicos.

 Le recomendamos que utilice los cheques bancarios pro-vida. Para informes y órdenes: Promise Checks, www.promisechecks.com or 1-800-977-6647.

More Material in Spanish

 

 

Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org