Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

El aborto de parto parcial y las cortes

P. Frank Pavone, Priests for Life

Como era previsible, las fuerzas pro-aborto han encontrado jueces que, a pesar de la voluntad del público estadounidense y de los poderes legislativo y ejecutivo para prohibir el aborto de parto parcial, dicen que debe permitirse que este procedimiento continue.

Las cortes que han emitido estos juicios, lo han hecho basándose en la ausencia en la legislación de una excepción por motivos de salud. Sin embargo, han hecho caso omiso de la facultad para obtener información del Congreso de los Estados Unidos, que no ignoró la cuestión de una excepción por salud, sino que después de muchos años de investigación y testimonios, con muchos más recursos para obtener información que cualquier corte pueda tener, y muchas más audiencias y deliberaciones, llegó a la conclusión cuidadosamente considerada que este procedimiento no es nunca necesario para la salud de una mujer.

Aquí el Congreso no excede sus límites. Está muy consciente de los fallos de la Corte Suprema. También está consciente del hecho que tenemos tres poderes en el gobierno, no uno, y que cada uno tiene la capacidad de interpretar y defender la Constitución.

Junto con los esfuerzos que se harán para defender la prohibición en las cortes, debe haber renovados esfuerzos de todos los estadounidenses para entender, apreciar y afirmar la autoridad del poder legislativo, reestableciendo un verdadero equilibrio de poderes, quitándole a las cortes si fuera necesario, jurisdicción sobre algunos asuntos críticos en los que han contradecido de manera flagrante la voluntad del pueblo americano. De hecho, Alexander Hamilton y otros, al fundar el país escribieron que los jueces que ignoran la autoridad legítima de la Legislatura, y la voluntad del pueblo, merecen ser removidos.

El presidente Andrew Jackson resumió la cuestión del equilibrio de poder cuando escribió: "Cada funcionario público que toma juramento de defender la Constitución, jura que la apoyara tal como la entiende, no como la entienden otros… La opinión de los jueces no tiene más autoridad sobre el Congreso que la que el Congreso tiene sobre los jueces, y en ese punto el Presidente es independiente de ambos."

Los últimos cuarenta años han sido testigos de una impresionante y creciente exhibición de arrogancia judicial que sigue intensificándose. Fueron las cortes, no el pueblo, quienes sacaron a la oración y la Biblia de las escuelas. Fueron las cortes, no el pueblo, que legalizaron el asesinato de niños por nacer. Fueron las cortes, no el pueblo, que rehusaron prohibir el aborto de parto parcial. Fueron las cortes, no el pueblo, que no pudieron soportar un monumento a los Diez Mandamientos en la Corte Suprema de Alabama. Y ahora, son las cortes, no el pueblo, que están cuestionando la naturaleza misma del matrimonio.

Es tiempo de actuar. Que sus representantes electos sepan que Ud. quiere que la legislatura afirme su autoridad más vigorosamente. Que sus senadores sepan que Ud. quiere que confirmen jueces que se den cuenta de los límites de la autoridad judicial. Ayude a todos quienes están a su alcance a comprender estos críticos problemas y sus soluciones. Y en el 2004, ¡vote en consecuencia!

 

 

Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org