Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

La otra cara

Janet A. Morana, Priests for Life

(Click here for the English version)

Cada vez son más las mujeres que como parte de la campaña de concientización Silent No More (Nunca más en Silencio) exhiben carteles que dicen: "Me arrepiento de mi aborto" durante eventos públicos. En respuesta a este esfuerzo, el sector pro-aborto, ha tratado de dar mayor visibilidad a mujeres que dicen: "He tenido un aborto y no me arrepiento para nada."

Muy bien, sin embargo, eso solamente prueba nuestro punto, no el de ellos. Si el sector pro-aborto quiere contrarrestar lo que estamos haciendo, que convoque a grupos de mujeres en todo el país con carteles que digan: "Me arrepiento de mi hijo".

He aquí el punto. Decimos que el aborto es dañino y ellos dicen que el parto es dañino. Ese es precisamente uno de los argumentos de Roe vs. Wade para permitir el aborto. La Corte dijo: "La maternidad o los hijos adicionales, podrían forzar a la mujer a una vida y un futuro lleno de aflicciones. El daño psicológico podría ser inminente. La salud mental y física pueden ser afectadas por el cuidado de un niño. También está la aflicción, de todos los involucrados, asociada a un niño no deseado, y también está el problema de traer un niño a una familia que ya es incapaz, psicológicamente o de otro modo, de cuidar de él". (Roe, at 153).

La experiencia alternativa al asesinato de un niño por nacer es dar a luz a ese niño, no es matarlo y después decir que está bien. El punto de la campaña de concientización Silent No More es que lo que la otra parte defiende y promueve (esto es, el aborto) tiene un efecto negativo que se está ocultando y se niega. Convocar a un grupo de mujeres para que continúe negándolo solo prueba nuestro punto, no el de ellos. En otras palabras, la negación continúa, y muchas de las mujeres que ahora levantan carteles diciendo: "Me arrepiento de mi aborto" en algún momento dijeron que sus abortos no les causaron ningún problema.

Si la otra parte realmente quiere tratar de montar una campaña opuesta, necesita hacer lo que nosotros hemos hecho, o sea, tomar lo que promovemos y mostrar su lado negativo. Promovemos el alumbramiento. El verdadero reverso de nuestra campaña sería que hubiera mujeres que se presentaran públicamente y dijeran: "Me arrepiento de mi hijo".

La campaña de concientización Silent No More (www.SilentNoMoreAwareness.org) está tomando impulso rápidamente. Durante la Misa de Vigilia Nacional por la Vida el 21 de enero, el Cardenal William Keeler, Presidente del Comité Pro-Vida de los Obispos de EE.UU., elogió la campaña en su homilía. Al día siguiente, en el acto durante la Marcha por la Vida que fue televisado a nivel nacional, varios miembros del congreso señalaron a este esfuerzo como una nueva y poderosa dimensión del movimiento pro-vida. Y un miembro del senado, el demócrata Zell Miller de Georgia, se convirtió a la posición pro-vida, en gran parte, como resultado de ver a las mujeres de Silent No More reunidas frente a la Corte Suprema, compartiendo sus testimonios.

NOEL y Priests for Life, los dos grupos que fundaron la campaña, continuan durante todo el año organizando eventos a nivel nacional. En ellos las mujeres que han alcanzado la sanación después del aborto pueden dar testimonio público y ayudar de otras maneras a esparcir el mensaje sobre lo dañino que es el aborto. Oremos por estas mujeres, y cuando vea a alguna, digale "gracias".

 

Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org