navstrip-short-bluep-victor.jpg

Archive for August, 2010

La naturaleza de la oración

Tuesday, August 31st, 2010





El fundamento de todo lo bueno que podemos realizar es la oración. “Sin mí” dijo Cristo, “no pueden hacer nada” (Jn 15:5) Jesús no solo nos “ayuda”, como si nosotros hiciéramos todo y El de repente viene a aliviar nuestro pesar. Al contrario, nosotros no podemos ni comenzar a hacer nada bueno sin Su acción salvadora para nosotros. Todo lo que hacemos proviene de Su Gracia. Necesitamos orar más y con mayor fervor.

Pero hay que tener cuidado de no abusar de algo bueno. Hasta la oración puede convertirse en una excusa, un escape de nuestras responsabilidades para no tomar acción. La tentación puede ser especialmente fuerte cuando se debe tomar una acción que es política. Sin embargo, hemos sido llamados para hacer algo.

¿Porqué?

¡Por la misma razón que hemos sido llamados a orar! ¿En realidad necesita Dios que oremos? ¿Necesita El que se le recuerde Sus responsabilidades, o que se le diga que es lo que tiene que hacer? Por supuesto que no. Sin embargo nos llama a orar, porque Él quiere que nos involucremos en lo que Él hace. Por lo tanto, si Él nos llama a orar, aunque Él puede hacer todo sin necesidad de nuestras oraciones, es lógico que Él nos llame a actuar, aunque Él lo pueda hacer todo sin que hagamos algo. Dios no nos llama porque nos necesita sino porque Él quiere utilizarnos.

La oración no es de solo pedirle a Dios que haga algo. Esa es una parte, pero hay más. La oración es la unión con Dios. Orar significa que nos abrimos a lo ancho para que Dios venga y haga algo en nosotros. La oración y la acción no son pociones separadas, sino que son dos aspectos de la misma realidad: la unión con Dios. Cuando oramos, nos dirigimos a un Dios vivo, un fuego ardiente, la fuente de toda actividad. Cuando dejamos de orar, no nos deberíamos sentir descansados sino con deseos de hacer algo. No deberíamos sentir que hemos cumplido con nuestra tarea sino que deberíamos sentir que se nos acaba de dar una tarea por hacer.

Hay que tener cuidado cuando le pedimos a Dios que detenga la injusticia. Su respuesta puede ser que desde el Cielo nos tome y nos levante para introducirnos en la batalla. Dios no va a romper los cielos y bajar para decirle al país que detengan las injusticias. Lo que hará es poner una convicción dentro de nuestros corazones junto con palabras en nuestros labios y nos ordenará que hablemos y actuemos. Ojalá nunca usemos la oración para escaparnos de la acción. Mejor, sumerjámonos en la verdadera oración, la cual nos impulsa a actuar en unión con Dios quien destruye la muerte y restaura la vida.

La oración nos ayuda a crecer en la virtud de la caridad, un aspecto de la caridad es que nos preocupamos verdaderamente en como vive la gente. Tratamos de mejorarles sus vidas. Solo orar no es suficiente.

 

Click here to leave a comment for
the article above.






La religión no se desliga de la política

Monday, August 30th, 2010





Cada Cristiano tiene responsabilidades políticas en este mundo, según su vocación en la vida.

Las Sagradas Escrituras nos dan la perspectiva correcta para comprender adecuadamente nuestra responsabilidad política. San Pablo le escribe a los Filipenses, “Nosotros tenemos nuestra patria en el cielo, y de allí esperamos al Salvador que tanto anhelamos, Cristo Jesús, El Señor.” (Fil. 3:20) San Pedro escribe, “Pero ustedes son una raza elegida, un reino de sacerdotes, una nación consagrada, un pueblo que Dios hizo suyo” (1Pe 2:9) La carta a los Hebreos dice, “sabiendo que no tenemos aquí una patria permanente, sino que andamos en busca de la futura.” (Heb. 13:14)

En otras palabras, le pertenecemos a Cristo. La palabra “Iglesia” (ecclesia en Latín y Griego) significa “llamado a unión” Hemos sido llamados a unirnos, por la palabra de Dios. En realidad hemos sido confiados a la palabra, y le pertenecemos a “Él” quien la habla.

Sin embargo continuamos siendo ciudadanos de este mundo. Jesús oró con las siguientes palabras para Sus apóstoles, y para nosotros también, la noche previa a su muerte: ” No te pido que los saques del mundo, sino que los defiendas del Maligno. Ellos no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Conságralos mediante la verdad.” (Jn 17:15-17) Somos ciudadanos del cielo, que vivimos en este mundo y damos testimonio de las verdades de Dios en el mundo. Al estar frente a Pilato, Jesús dijo que su reino no era de este mundo, pero que vino al mundo a dar testimonio de la verdad. (Véase Juan 18: 33-38) Nosotros hemos sido llamados para hacer lo mismo.

Click here to leave a comment for
the article above.






El ministerio de Sacerdotes Por la Vida existe para ayudarle al clero y a toda la Iglesia a responder en contra de la tragedia del aborto.

Friday, August 27th, 2010





El ministerio de Sacerdotes Por la Vida existe para ayudarle al clero y a toda la Iglesia a responder en contra de la tragedia del aborto. Una de las muchas formas de responder es el esfuerzo que se hace para cambiar políticas publicas, y una de las maneras que se pueden cambiar dichas políticas es participando informada y activamente en las elecciones nacionales.

Durante las semanas venideras estaremos posteando una serie de reflexiones breves que ayudan a entender cómo y porqué debemos ejercer como creyentes, nuestras responsabilidades políticas. Las reflexiones proceden de las mismas enseñanzas de las Sagradas Escrituras, del Concilio Vaticano II, de Su Santidad el Papa Juan Pablo II, y de los Obispos Católicos de los Estados Unidos. Este documento, no es un análisis exhaustivo sobre cada tema, sino un “panorama pastoral” de cada uno de ellos para ayudar a vencer los malos entendidos y lemas que nos crean apatías en cuanto a nuestras responsabilidades cívicas, o a la falacia de que la vida religiosa y la vida política deben de alguna manera estar desasociadas.

La asociación “Sacerdotes por la Vida” tiene series educativas y material didáctico sobre este tema, incluyendo inserciones para boletines parroquiales. Contáctenos para solicitar sus materiales cartas@sacerdotesporlavida.org .

Click here to leave a comment for
the article above.






¿Qué pasaría si le dijeran que todos sus derechos están garantizados y asegurados, excepto su derecho a la vida?

Thursday, August 26th, 2010





“Todo llamado en favor de los derechos humanos es una ilusión si se ataca el derecho a la vida” (Obispos de los EU, Faithful Citizenship, 1999)

¿Qué pasaría si le dijeran que todos sus derechos están garantizados y asegurados, excepto su derecho a la vida? ¿No sería esto una promesa falsa? Después de todo, nuestros derechos no sirven de nada si no estamos vivos para disfrutarlos.

Éste es el problema con los candidatos que parecen buenos porque promueven todos los derechos, pero impiden que los niños nazcan privándoles así el poder disfrutar de esos derechos. Ése es el problema de la mentalidad “pro-aborto”. Escoger terminar con la vida de un bebé por medio del aborto es negarle a ese bebé todos sus derechos presentes y futuros.

El gobierno no tiene autoridad para hacer esto. Por el contrario, el gobierno existe para garantizar los derechos del pueblo. Algunos candidatos dicen no saber cuando comienza la vida. ¿Quiere decir esto, que si ellos van un día de casería y ven algo que se mueve detrás de un arbusto, le disparan sin cerciorarse primero si se trata de un animal o un hombre? De no ser así, entonces, ¿por qué justifican el aborto sin estar seguros de qué es lo que están destruyendo?

Tenemos la responsabilidad moral de votar. No hay ningún candidato perfecto, pero las elecciones de éste año pueden acercar más a nuestra nación a la santidad moral con respecto a éste tema. Cuando usted vote, asegúrese que conoce la opinión de sus candidatos acerca del aborto, “el tema de los derechos humanos es fundamental para todo hombre y mujer de buena voluntad” (Obispos de los EU, Resolución sobre el Aborto, 1989)

Click here to leave a comment for
the article above.






Novena a la Madre Teresa

Wednesday, August 25th, 2010





Comienza el 28 de Agosto hasta el 5 de Septiembre

La Madre Teresa fue llamada de este mundo el día 5 de Septiembre de 1997. Al acercarnos al aniversario de su muerte, los invitamos a que hagan esta oración especial todos los días. También nos gustaría escuchar de ustedes sobre el impacto que la Madre Teresa tuvo en sus vidas mediante su ejemplo y enseñanzas. Por favor comparta con nosotros por qué usted está agradecido/a y qué aprendió de ella. Sui usted tuvo la oportunidad de conocerla o estar en su presencia, también nos gustaría que compartiera cómo se sintió.
Padre de la Vida,
Tú siempre defendiste a los pobres y a los oprimidos,

En la Madre Teresa de Calcuta,
Tú diste voz a quienes no tenían voz
Y una amiga a los pobres de los pobres, los no nacidos.

Ella sacó a mujeres de sus angustias, por las clínicas para abortos,
A la esperanza de una comunidad de amor
Que se interesaba en ellas y en sus niños/as

Ella dijo la verdad a hombres y mujeres en el poder,
¿Cómo podemos decirles a las personas que no se maten entre sí,
si permitimos que una madre mate a su propio hijo/a?

Padre, al honrar a esta humilde y fiel mujer
Te pedimos Tu gracia
Para seguir su ejemplo.

Que seamos firmes en nuestras palabras y generosos en la acción
Para amar y servir a los no nacidos
Y para hacer consciente a nuestro mundo, de lo que la Madre Teresa dijo,
Que el mayor destructor del amor y de la paz es el aborto.

Llénanos de Tu amor, danos la paz, y permítenos compartir Tu vida por siempre.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amen.
 
Los invitamos a compartir con nosotros la forma en que
la Madre Teresa impactó su vida

Click here to leave a comment for
the article above.






¿Por Qué Rezamos el Rosario En las Fábricas de Abortos?

Tuesday, August 24th, 2010





 

Es absolutamente necesario orar en las fábricas de abortos, y el Santo Rosario es la forma más apropiada de hacerlo.

Si rezamos en estos lugares es para enfrentarnos a los asesinatos, mentiras y explotación que están ocurriendo en el interior. La oración nos une al Señor que da Vida, invocando Su Presencia en la Victoria de la Vida. Oramos por nuestra propia conversión y por la conversión de las madres, los padres, los abortistas, y el público en general.

¿Por qué es particularmente

Beneficioso el Rosario?

1. Papas y Santos han recomendado el rezo del Rosario. Contiene toda la historia de la Salvación y nos adentra en las Escrituras. Son muchas las victorias que ha logrado para los Cristianos a través de los tiempos.

2. El Rosario rinde honor a una Madre, y dice que es “bendito” el fruto de su vientre. Esto contrarresta la mentalidad del aborto, que considera la maternidad como una carga en lugar de una bendición, y trata al fruto del vientre como algo desechable.

3. El Rosario produce efectos tranquilizantes, según los dedos van pasando cada cuenta, los labios recitan las Ave Marías, y nuestra mente repasa los Misterios en calma. Las fábricas de abortos son a menudo lugares de gran tensión, especialmente si hay contra-manifestaciones. El Rosario nos ayuda a “mantener la calma”.

4. En el Rosario proclamamos que somos pecadores “Ruega por nosotros los pecadores”, “Perdona nuestros pecados”. Así estamos negando la acusación de los pro-abortos que nos llaman “santurrones”. En realidad, de lo que nosotros tenemos que arrepentirnos es de nuestra negligencia y falta de acción en contra del aborto.

5. El formato del Rosario permite que todos participen. Puede rezarse caminando, y puede ajustarse a cualquier hora y momento. Lo más práctico es que la mitad del grupo recite la primera parte del Ave María y la otra mitad responda. Si es una sola persona quien dirige las oraciones, muchos no pueden oír, especialmente en medio del ruido y el tráfico.

¡Los partidarios pro-vida nunca deben quedarse callados! ¡Salgan a la calle! ¡Sigan salvando niños! ¡Sigan rezando el Rosario! ¡Sigan tratando de que América despierte a la realidad del aborto!

 

 

Click here to leave a comment for
the article above.






¿Es Una Creencia?

Monday, August 23rd, 2010





 

 Cada cual tiene derecho a sus propias creencias; pero no es así en cuanto a los hechos. Las creencias personales no cambian la realidad. Por ejemplo, es posible que yo crea sinceramente que puedo atravesar una pared sin hacerme daño. Pero esta creencia personal no altera la ley física que indica que mi cuerpo no puede atravesar la pared. De hecho, si trato de hacerlo no pasaré al otro lado de la pared, sino más bien terminaré con un tremendo dolor de cabeza.

Es importante tener esto en cuenta cuando se habla del aborto. Muchas personas dicen que no creen que lo que existe en el vientre de una mujer encinta es un ser humano; en su opinión es otra cosa. ¿Pero acaso esta opinión altera la realidad? Si hay dos personas frente a una mujer embarazada y una dice que lo que tiene la mujer en su vientre es un bebé humano, y la otra dice que no es un bebé humano. ¿Tienen razón las dos personas? No. Una tiene razón y la otra se equivoca. Lo que tiene la mujer no es cuestión de creencia, es un hecho cierto. Los hechos no son un derecho de cada cual, tenemos el deber de reconocer los hechos tal como son. 

¿Y cuáles son los hechos en cuanto a la vida humana en el vientre? Veamos lo que dicen los expertos:

“Aceptar el hecho que después que se produce la fertilización, existe un nuevo ser humano, ya no es cuestión de gusto o de opinión … es simple evidencia comprobada en los experimentos.” (Dr. Jerome Lejeune, “Padre de la Genética Moderna” y descubridor del Síndrome de Down.)

“Según los criterios de la biología molecular moderna, la vida existe desde el momento mismo de la concepción.” (Dr. Hymie Gordon, Presidente del Departamento de Genética de la Clínica Mayo.)

Estas personas no están hablando sobre la Biblia, o cualquier otra creencia religiosa. Sus palabras se basan en pruebas científicas. De hecho todos los textos de medicina que existen en el mundo confirman que cada vida humana comienza con la fertilización. Si los científicos no supieran esto, ¿cómo podrían haber llegado a producir bebés en probetas de laboratorio?

Quienes dicen que “no creen” que el bebé que está en el vientre es realmente un ser humano están simplemente negando una realidad. Están imponiendo sus creencias a esa criatura al considerar que tal creencia es más importante que la vida del niño. Estamos en los albores del Siglo 21. Esta es la era de la fetología (estudio de la criatura por nacer) y cirugía fetal (operaciones en la criatura por nacer). El libro Paciente por Nacer comienza con la observación que la ciencia moderna ve que “el feto es un paciente, un individuo…” (p. 3) Quienes dicen que “No es un niño” tienen ¡que ponerse al día en cuanto a la realidad!

En una sociedad pluralista, un mundo de muchas creencias, las leyes sobre el aborto deberían basarse en datos científicos correctos y objetivos. Porque es un hecho científico que el niño en el vientre es humano, la razón demanda que la ley proteja la vida de ese ser humano al igual que protege su vida y la mía. Cuando los partidarios pro-vida piden protección para los bebés en el seno de la madre, muchas veces se les acusa de imponer sus creencias religiosas sobre los demás. No es esto lo que hacen. Lo que están diciendo es sencillamente que todos los seres humanos merecen protección no solo algunos. De hecho, son las personas que ignoran la ciencia y dicen que no “creen” que el feto es un ser humano quienes están “imponiendo sus creencias”.

Cada aborto destruye una vida humana. Esta no es una creencia. Es un hecho.

Click here to leave a comment for
the article above.






Cada creyente es llamado a ser un ciudadano fiel, informado, activo

Friday, August 20th, 2010





Para los Católicos, la virtud pública es tan importante como lo es la virtud privada en cuanto a que construye un bien común. Dentro de la tradición Católica, la responsabilidad cívica es una virtud; la participación en los procesos electorales es una obligación moral. Cada creyente es llamado a ser un ciudadano fiel, informado, activo y partícipe responsable dentro del proceso político. Como dijimos hace un año, “animamos a todos los ciudadanos, particularmente a los Católicos, a abrazar sus deberes cívicos, no solamente como un deber y privilegio, sino como una oportunidad más amplia para participar en la construcción de la cultura de la vida. Cada voz cuenta en el foro público. Cada voto cuenta. Cada acto de responsabilidad cívica bien hecho, es un ejercicio de un poder individual muy significativo”. (U.S. Bishops: Ciudadanía Fiel — Responsabilidad Cívica para el Nuevo Milenio, 1999).

Click here to leave a comment for
the article above.






Thursday, August 19th, 2010





Cada ser humano es creado a imagen y semejanza de Dios. La convicción de que la vida humana es sagrada y que cada persona tiene una dignidad nata, la cual debe ser respetada por la sociedad, es el corazón de la enseñanza social de la Iglesia Católica. El llamado de ganar terreno en el área de los derechos humanos es una mera ilusión si el mismo derecho a la vida es atacado. Creemos que cada vida humana es sagrada, desde la concepción hasta la muerte natural; que la gente es más importante que las cosas materiales; y que la misión de cada institución es si mejora o no la misma vida y dignidad de cada persona humana. (U.S. Bishops: Ciudadanía Fiel – Responsabilidad Cívica para el Nuevo Milenio, 1999)

Click here to leave a comment for
the article above.






La familia ora para glorificar y dar gracias a Dios por el obsequio de la vida

Wednesday, August 18th, 2010





Es sobre todo, cuando las familias se dedican a criar a sus hijos, que se lleva a cabalidad la misión de proclamar el Evangelio de la Vida…La familia celebra el Evangelio de la Vida a través de la oración diaria, de manera individual o en familia. La familia ora para glorificar y dar gracias a Dios por el obsequio de la vida, y ruega por que la Luz y Fuerza de Dios, le sean otorgadas a las familias en tiempos de dificultades y sufrimientos sin perder la esperanza. Sin embargo, la celebración que da sentido a cualquier forma de oración y adoración se encuentra en el diario vivir de las familias que están unidas, y viven sus vidas con amor y entrega el uno al otro. (Su Santidad Juan Pablo II: El Evangelio de la Vida, n.92-93)

Click here to leave a comment for
the article above.