navstrip-short-bluep-victor.jpg

Archive for August, 2011

Alabado sea el Espíritu Santo

Thursday, August 18th, 2011





Algunas verdades, como la misma existencia de Dios, pueden ser conocidas por el razonamiento humano. Otras verdades, tales como el echo de que Dios es Uno en Tres Personas – Padre, Hijo, y Espíritu Santo – pueden solamente ser conocidas si Dios nos la revela. Nunca podríamos llegar a esta conclusión de que Dios es Trino, por nosotros mismos. Demos gracias a Dios por darnos a conocer más sobre sí mismo. Es una ocasión para renovar fuerzas mientras continuamos luchando por una unidad más profunda con la familia humana. Dios se revela a nosotros para hacernos más como él – no sólo individuos, sino familias, naciones, y una comunidad internacional. Crecemos en unidad al darnos los unos a los otros, así como el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo se dan a si mismos completamente.

Fr. Frank Pavone

Director Nacional, Sacerdotes Por la Vida

Click here to leave a comment for
the article above.






Dando nuestras vidas

Wednesday, August 17th, 2011





El Buen Pastor da su vida por sus ovejas. Este tema también se encuentra en la historia del Buen Samaritano (Lc. 10:25-37) En el camino de Jerusalén a Jericó, un hombre fue atacado por ladrones. Pasaron un sacerdote y un levita pero no se pararon a ayudarlo. A pesar de su conocimiento sobre la Ley y los Profetas, siguieron de largo. ¿Por qué?

Una de las razones podría se que tenían miedo. El camino de Jerusalén a Jericó es peligroso. Por sus numerosas pronunciadas curvas, se presta para ataques por parte de ladrones que fácilmente se pueden esconder no lejos de sus victimas. Quizás los sacerdotes y levitas que pasaron junto a ese hombre se preguntaron a sí mismos, “Si me paro a ayudar a este hombre, ¿qué me pasará? Quizás quienes lo atacaron todavía están ahí. Quizás se estén escondiendo cerca. Este es un camino peligroso, mejor sigo adelante.”

Algunas veces nosotros nos hacemos la misma pregunta. Por ejemplo, si hablo muy alto sobre las victimas de aborto, ¿qué me va a pasar? ¿Enfrentaremos persecución, oposición, perderé popularidad si me envuelvo en una causa así?

Pero viene el Buen Samaritano y él se guarda la pregunta. Él no preguntó, “Si ayudo a este hombre, ¿qué me va a pasar? Y esta es la pregunta para nosotros. Si no enfrentamos este mal, ¿qué le pasará a los no nacidos? Si yo no me envuelvo, ¿qué le pasará a aquellos que son vulnerables, a aquellos que son marginalizados por nuestra sociedad, a aquellos que son oprimidos, a aquellos que no tienen a nadie que hable por ellos?

P. Frank Pavone

Director Nacional, Sacerdotes Por la Vida

Click here to leave a comment for
the article above.






De Pecadores a Apóstoles

Tuesday, August 16th, 2011





El Papa Juan Pablo II escribió las siguientes palabras a todas las mujeres que habían tenido abortos: “El Padre de las misericordias está listo para darles su perdón y su paz en el Sacramento de la Reconciliación. Al mismo Padre y a su misericordia ustedes pueden, con seguridad y esperanza, encomendar a su hijo. Con la ayuda amistosa y especializada de otras personas, y como resultado de su propia dolorosa experiencia, ustedes podrían estar entre los más elocuentes defensores del derecho de todos a la vida. Mediante su compromiso con la vida, ya sea aceptando el nacimiento de otro niño o acogiendo y cuidando a aquellos en mayor necesidad de tener a alguien cerca de ellos, ustedes se convertirán en promotores de una nueva forma de mirar a la vida humana.” (El Evangelio de la Vida, n. 99).

Click here to leave a comment for
the article above.






Aborto por feto enfermo

Monday, August 15th, 2011





Cuando el niño no nacido es diagnosticado con una enfermedad mortal, algunos se encuentran justificados al abortar. La excusa que usan es que “la criatura iba a morir de todas maneras.” Pero todos moriremos de cualquier manera. ¿Desde cuándo nuestra moralidad nos hace desechables? ¿Desde cuándo lo inevitable de la muerte es justificación para matar? El valor de la vida no se mide en horas, días, o años. Por el contrario, la presencia de la vida humana, especialmente cuando es frágil o cuando se está muriendo, nos mueve a responder con amor. Nosotros estamos llamados a ayudar a los padres de los no nacidos que están mortalmente enfermos, a que los amen y los cuiden durante sus cortas vidas. Hasta existe un programa de hospicio para niños no nacidos. Démosle a estos niños todo el amor que merecen.

P. Frank Pavone,

Direcotor Nacional, Sacerdotes Por la Vida

Click here to leave a comment for
the article above.






Reconociendo lo humano

Friday, August 12th, 2011





 

En la Encíclica Caritas in Veritate de Junio del 2009, el Papa Benedicto XVI recuerda al mundo que la pobreza no será erradicada a menos que descubramos y protejamos la santidad de la vida a todos los niveles. El rechazar al no nacido como algo infrahumano y el permitir el aborto impide el trabajo de la justicia social. Él señala con urgencia, “Mientras los pobres del mundo siguen llamando a la puerta de la opulencia, el mundo rico corre el riesgo de no escuchar ya estos golpes a su puerta, debido a una conciencia incapaz de reconocer lo humano” (n75).

Click here to leave a comment for
the article above.






Simplemente gracias

Thursday, August 11th, 2011





 

Hace poco recibí una carta de mi joven amiga, Guadalupe. La conocí tan sólo un par de meses después de su concepción. Su madre, Helene, estaba en la sala de espera de un abortuario en Orlando, Florida, y Guadalupe iba a convertirse en uno de los 4000 niños que se matan diariamente en los Estados Unidos.

Era el tercer hijo de Helene, y aunque ella no quería hacerse un aborto, su novio y sus amigos le dijeron que no podía quedarse con el bebé. (Esto ilustra claramente cómo se ejerce la “libertad de elección” en relación al aborto). Cuando entró en el abortuario el 12 de noviembre de 1994, los consejeros que estaban en la acera se acercaron, pero ella no se convenció.

Sin embargo, ella describe lo que pasó mientras estaba en la sala de espera. “De repente, sentí que tenía que mirar por la ventana. Pensé en la oferta de ayuda que me ofrecían los pro-vida. También vi al sacerdote parado afuera y me puse a pensar. Finalmente me pregunté: ¿Qué estoy haciendo acá? ¡Tengo que irme! Salí, fui adonde estaban los pro-vida y acepté su ofrecimiento de ayuda. ¡Lamenté tan sólo el hecho de haber entrado!

Helene dijo que una vez que salió, la consejera Caroline Rouston se portó como un ángel, la ayudó a obtener la asistencia que necesitaba. Helene y yo hablamos y le dije que ahora se tenía que concentrar en ser una buena madre.

El 6 de agosto de 1995, bauticé a la niña Guadalupe durante una misa dominical con la Iglesia repleta. El Rev. Ed Martin de la organización Rescue America también estaba presente frente al abortuario y djio: “Es importante recalcar el motivo por el cual Helene salió del abortuario. Fue porque había alguien para ayudarla.”

Gracias a Dios, estos “salvatajes” ocurren continuamente. Pero a menudo no recibimos cartas de quienes han sido salvados. No obstante, Guadalupe escribió ésta para agradecernos a todos.

Queridos P. Frank y Priests for Life:

Quería decirles simplemente gracias por todo lo que han hecho por mí. Gracias a que el P. Frank y Priests for Life vinieron a Florida pudieron salvar la vida de mi madre y la mía. Me siento muy contenta de que estuvieran allí, porque si no hubieran estado allí probablemente hubiera sido abortada. Ahora estoy en Poinciana viviendo bien y queria decirles: ¡Gracias! Y por eso quería agregar que necesitamos más sacerdotes frente a cada clínica y en televisión. También necesitamos más sacerdotes en acción, listos para salvar bebés en los abortuarios. Levantándose para hacer algo por estas mujeres que no quieren hacerlo pero piensan hacerlo. Hay millones de bebés que mueren abortados. ¡Tenemos que hacer algo sobre el aborto!

Cariños,

Guadalupe Aurora Lovera

¡GRACIAS A UD. P. FRANK Y A TODOS LOS PRO-VIDA!

También puede verse un video de Guadalupe agradeciendo en www.priestsforlife.org/video

P. Frank Pavone

Director Nacional, Sacerdotes Por la Vida

   
Click here to leave a comment for
the article above.






Sin excepciones

Wednesday, August 10th, 2011





 

“La Iglesia ha enseñado desde la época apostólica acerca del aborto y su inmoralidad. Es una de nuestras posturas más antiguas en cuestiones de política pública en materia moral y no se parece a ningún otro asunto. No hay circunstancias que lo hagan moralmente lícito ni justificable. Eso lo distingue de cualquier otro asunto como la pena capital, teorías sobre guerra justa y cualquier otra cuestión social por muy importantes que sean pero que no son similares en cuanto a no admitir excepciones.” Cathleen Cleaver Ruse, Director de Planificaion para el secretariado de la Conferencia de Obispos en EUA.

Click here to leave a comment for
the article above.






La lealtad partidiaria

Tuesday, August 9th, 2011





“La lealtad partidaria es y debe ser un valor secundario, a menudo importante, pero secundario. Los partidos políticos tienen la obligación de defender el bien común, y cuando el partido político no defiende el bien común, sino intereses ideológicos, entonces los miembros del partido están obligados a votar contra el partido. Tienen la obligación.”

Bishop Karl Romer, Secretary of the Pontifical Council for the Family

Click here to leave a comment for
the article above.






La viña le pertenece a El

Monday, August 8th, 2011





 

 

 

 

 

Juan le dijo: “Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre y no viene con nosotros y tratamos de impedírselo porque no venía con nosotros.” Pero Jesús dijo: “No se lo impidáis, pues no hay nadie que obre un milagro invocando mi nombre y que luego sea capaz de hablar mal de mí. Pues el que no está contra nosotros, está por nosotros.” (Marcos 9:38-40)

El ministerio en la viña del Señor es un privilegio. Estamos acostumbrados a escuchar que la viña le pertenece a El; es su obra, su pueblo, su Iglesia, y su “feudo.” Por supuesto, eso no significa que no sea nuestro; algo que a veces olvidamos. Queremos “poseer” nuestro trabajo y estamos siempre listos a “defender nuestro feudo o nuestra quinta” contra aquellos que, de acuerdo a nuestro criterio, se están entrometiendo.

Esta tendencia tan común de nuestra naturaleza humana caída es evidente en el pasaje de la Escritura que cité al comienzo. Juan y los otros apóstoles trataron de prevenir que alguien expulsara demonios. ¿Por que rayos lo hacían? ¿Acaso no es bueno expulsar demonios? ¿No queremos expulsar la mayor cantidad posible? Por supuesto que sí.

El problema era que este hombre anónimo no trabajaba en la misma oficina que Juan y el resto de los apóstoles. Pertenecía a una organización diferente. Los apóstoles cayeron en la trampa de las “guerras feudales.” Olvidaron que el Señor es soberano, que el Espíritu se mueve donde quiere, y que no se puede encarcelar la Palabra del Señor. Estamos llamados a hacer el trabajo de Dios, no controlamos el trabajo de Dios.

En el Antiguo Testamento aparece la misma tentación de desarrollar “guerras feudales.”

Moisés… reunió a setenta ancianos del pueblo y los puso alrededor de la Tienda. Bajó el Señor en la Nube y le habló. Luego tomó algo del espíritu que hablaba en él y se lo dio a los setenta ancianos. Y en cuanto reposó sobre ellos el espíritu, se pusieron a profetizar… Habían quedado en el campamento dos hombres, una llamado Eldad y el otro Medad. Reposó también sobre ellos el espíritu, pues aunque no habían salido a la Tienda, eran de los designados. Y profetizaban en el campamento. Un muchacho corrió a anunciar a Moisés: “Eldad y Medad están profetizando en el campamento.” Josué, hijo de Nun, que estaba al servicio de Moisés desde su mocedad, respondió y dijo: “Mi señor Moisés, prohíbeselo.” Le respondió Moisés: ¿Es qué estás tú celoso por mí? ¡Quién me diera que todo el pueblo del Señor profetizara porque el Señor les daba su espíritu! (Números 11:24-29).

Jesús y Moisés nos enseñan que cuando hay verdadero liderazgo somos lo suficientemente humildes para encomiar el trabajo del Señor aún cuando se haga a través de canales y estructuras distintas de las que nosotros controlamos. Los verdaderos líderes no se sienten amenazados cuando otros que no están bajo su autoridad directa hacen el mismo tipo de trabajo. Se alegran, en cambio, porque más que recibir halagos les interesa que se haga el trabajo. Y confían que el Señor sabe más que ellos.

P. Frank Pavone

Director Nacional, Sacerdotes Por la Vida

 

Click here to leave a comment for
the article above.






El Papa sobre la vida

Friday, August 5th, 2011





Consecuentemente, todo está conectado: la opción más profunda por el Cristo Crucificado con la opción más completa por la vida, desde el primer hasta el último momento. En mi opinión, esto es de algún modo el núcleo de nuestra pastoral: ayudar a las personas a optar por la vida, a renovar su relación con Dios como la relación que nos da vida y nos muestra el camino a la vida. Y así, amar de nuevo a Cristo, que se convirtió de ser el más desconocido Ser fuera de nuestro alcance, quien permanecía enigmático, en un Dios conocido, un Dios con rostro humano, un Dios que es amor.(Papa Benedicto XVI, en la reunión con los sacerdotes de marzo 2006)

Click here to leave a comment for
the article above.