navstrip-short-bluep-victor.jpg

Archive for June, 2013

Los hombres también sufren el aborto

Monday, June 17th, 2013





hombre-triste-llora-llorar_MUJIMA20120319_0016_31

Les comparto esta excelente entrevista con Kevin Burke, especialista en el trauma post abort en los hombres

Publicado en “ZENIT – “El Mundo Visto desde Roma”
Agosto 19, 2004
Ayudando a los Hombres a Sanar las Heridas del Aborto
Kevin Burke en un Nuevo Programa del Viñedo de Raquel

BRIDGEPORT, Pennsylvania, Agosto 19, 2004.- Tanto mujeres como hombres sufren cuando deciden abortar un bebe, nos dice una trabajadora social quien es consejera post-aborto.

Kevin Burke, quien dirige el Ministerio del Viñedo de Raquel, conjuntamente con su esposa, Theresa, comparte en ZENIT como los hombres lamentan la pérdida de sus bebes, y como la sanación post-aborto en mujeres también menguan el dolor de sus heridas.
P: Por qué es que el Ministerio del Viñedo de Raquel decidió ayudar a los varones así como ayudan a las mujeres?
Burke: Esto comenzó cuando un número limitado de varones atendió uno de nuestros retiros para mujeres. Sabíamos cuán efectivo eran estos retiros para mujeres y nos dio curiosidad ver como este proceso trabajaría con hombres.
Los resultados fueron muy positivos. Los hombres se profundizaron dentro del proceso de sanación, lamentaron profundamente por sus niños tal como las mujeres en el grupo y recibieron similares beneficios por tal experiencia.
Un beneficio inesperado para las mujeres en estos grupos fue la presencia de los hombres que lamentaban profundamente por sus niños los que sumaron otro nivel de sanación. Muchas mujeres experimentan sus abortos en aislamiento, y a menudo, después de haber sido maltratadas, manipuladas y abandonadas por el hombre.
Ver a un hombre arrepentido, lamentando abiertamente su pérdida, aceptando sus fallas y pérdida, y abrazando la misericordia y perdón de Cristo, es un elemento más de bendición y sanación para los participantes del retiro.
Hay un aumento gradual pero constante en el número de hombres que atienden los retiros del Viñedo de Raquel, de más de 300 que se realizan en los Estados Unidos e internacionalmente – www.rachelsvineyard.org
Ahora tenemos una sección para hombres en nuestro sitio Web con correo electrónico de apoyo a hombres quienes han experimentado sanación por aborto y que quieren extender su ayuda hacia otros varones.
Una Publicación del Ministerio del Viñedo de Raquel www.RachelsVineyard.org
P: Que problemas enfrentan los hombres que han sido partícipes en un aborto durante el proceso de sanación post-aborto?
Burke: Los hombres luchan con muchos de los complicados síntomas de aflicción así como las mujeres.
En una encuesta del L.A. Times de 3,600 hombres, 66% reportó culpa y ansiedad después de su implicación con un aborto; otra encuesta indica que hombres definitivamente luchan contra sus sentimientos de culpabilidad, depresión, ansiedad, disfunción sexual e ira, después de un aborto.
Tal vez los varones estén mejor equipados para esconder esos sentimientos, o de categorizar su dolor, pero ésto tiene un alto costo en sus relaciones y emociones.
Así como las mujeres, si ellos no conectan su lamento con sus síntomas del complicado estado de dolor de una herida de aborto, ellos están destinados a continuar ocultando esa pena en sus vidas – lo que a menudo conlleva a consecuencias destructivas con sus relaciones conyugales, familiares y laborales. Muchos varones viven un dolor intenso y callado después de haber tomado una decisión de aborto.
Es importante reconocer el rol de estos hombres al decidir por el aborto. Para aquellos quienes comunicaron ambivalencia, manipulación o presión para abortar, o de otra forma, abandonaron a la madre y bebe durante este tiempo de vulnerabilidad y temor, el problema mayor es la falla, como hombres, de sobrellevar un aspecto fundamental de su vocación – la protección y cuidado de la madre y niño.
Cuando la realidad de sus acciones está clara, cuando se rompe por adicción laboral, pornografía, infidelidad, depresión, ebriedad y otros modos de ocultar el dolor, es un momento difícil, pero es el comienzo de sanación y reconciliación.
Cuando comprenden totalmente lo que se ha perdido y que viven un profundo dolor de haber perdido a ese precioso niño, es cuando necesitan el apoyo de otras personas quienes conocen ese dolor, y la reconciliación y sanación de la Iglesia.
Particularmente importante es un proceso de sanación como el de Viñedo de Raquel que les permitirá ingresar profundamente y con seguridad dentro de ese dolor y abrir sus corazones para recibir la sanación de Dios, y con fe, abrazar al niño que no nació y que ahora está “viviendo con el Señor”, como lo dice el Papa en “Evangelium Vitae”.

Para aquellos hombres que pelean por la vida de su niño, urja a la madre a tener al niño y ofrézcale apoyo emocional y financiero ya que el aborto puede ser totalmente devastador.
El sentir debilidad puede conllevar a la ira, depresión y otros elementos complicados de dolor.
En estos casos el proceso de retiro del Viñedo de Raquel da voz a este dolor y provee la oportunidad del perdón, reconciliación, y paz para estos hombres que lo necesitan desesperadamente.
P: Qué conflictos se crean entre el hombre y la mujer antes y después que han cometido el aborto?
Burke: La mayoría de las relaciones terminan en algún punto después del aborto, Algunos continúan con dinámicas disfuncionales entre la pareja que sirve como una manera inconsciente del castigo de uno mismo, y hasta en cierto sentido como un memorial para el niño abortado.
Existe otro factor que no se informa pero que es tremendamente importante. Muchas parejas jóvenes abortan durante el período de noviazgo o de recién casados, en la creencia de que no están ni emocionalmente ni financieramente preparados para tener un niño. Esto pone una daga en el corazón de la relación— aborto, aunque llamado elección autónoma, toma lugar dentro del contexto de la más profunda emoción e intimidad física.
El aborto hiere las relaciones. Cuando la muerte se presenta en el lugar más profundo de la intimidad, sus efectos se filtran y corrompen la confianza, la intimidad sexual y la comunicación. A menudo los problemas maritales que tiene la pareja no se anudan al el dolor secreto y complicado de una decisión de aborto. Pero es un factor de una disfunción marital y divorcio. Sabemos esto por los testimonios de aquellos que han dado el paso adelante para la sanación. Muchos de estos se encuentran en el libro que escribió mi esposa Theresa,
“Forbidden Grief: The Unspoken Pain of Abortion.” (Lamento Prohibido: El Silencio del dolor del Aborto).
Para las parejas que pueden atender un retiro del Viñedo de Raquel juntas, el matrimonio puede ser salvado, y el designio original de Dios restaurado, con un aumento en comunicación e intimidad emocional y física. Es bello ver a parejas caminar juntas durante el retiro del Viñedo de Raquel; vemos a más y más parejas atender los retiros. Otras veces, una persona busca sanación primero, y los buenos efectos eventualmente lo lleva a la otra pareja a participar de alguna manera en oportunidades de sanación.
P: Qué ayuda ofreces a un hombre que no ha tenido nada con aborto, pero que está en una relación con una mujer que tuvo un aborto antes de conocerse?
Burke: Esto es muy importante porque muchos hombres pueden confundirse por la creciente depresión de la esposa o por la insatisfacción en el matrimonio. Ellos no conectan el comportamiento de la esposa – el cual puede hacer sentir rechazo físico y emocional – con el trauma post-aborto, y los matrimonios terminan sin tener la oportunidad de encontrar sanación de ambos, el aborto y el matrimonio. .
Nosotros alentamos a los hombres, en estos casos, a que acompañen a sus esposas a un fin de semana del Viñedo de Raquel. Los efectos son asombrosos. Tener el apoyo del esposo durante este tiempo de ansiedad, y en el encuentro con nuestro Señor Jesús, con el gozo de la reconciliación y la re-conexión con el bebe por medio del proceso del retiro y los sacramentos es muy sanador para el matrimonio.
Los hombres son invitados a adoptar espiritualmente al bebe de la esposa durante el servicio memorial. Esta es una experiencia muy conmovedora y llena de sanación. Los hombres también deben leer el libro “Forbidden Grief” para ayudarlos a comprender mejor el dolor de la esposa.
Q: Cómo pueden los hombres – esposos, enamorados, novios, hermanos, padres, abuelos – comprender y ayudar a las mujeres con la sanación de un aborto?
Burke: No reduzcan el dolor que ellas han experimentado – apóyenlas en su necesidad de encontrar sanación y reconciliación. Y no se sientan amenazados por esta sanación; será una gran bendición para tu matrimonio y los niños. Si tú has alentado a tu hija o esposa para que aborten, su dolor y pena la puedes sentir tu como amenaza, dado que tú has tomado parte en la decisión de abortar. Es muy importante que no agraves más sus síntomas y dolor bloqueando o saboteando sus deseos de encontrar sanación. Pueda que tu necesites terapia y apoyo para hacer esto – llámanos o busca otro recurso de sanación para que te ayude.
Acompáñalas – si lo desean – a su retiro del Viñedo de Raquel del fin de semana, o participa con ellas en cualquiera sea el proceso atiendan. Abuelos, padres y esposos se comportan muy bien en los retiros y son un factor importante en la sanación familiar que puede ser dañada por el aborto. Sé paciente, cariñoso, y ofrece tu apoyo sincero.
Los hombres pueden referir a mujeres post-aborto a nuestro sitio de Web para que así ellas puedan comunicarse por e-mail con otras mujeres y/o parejas quienes comprenderán su dolor. También, las mujeres pueden llamar a nuestra hot line al (877) HOPE-4-ME o (610) 354-0555.
Alrededor de un tercio de los 300 retiros del Viñedo de Raquel (Rachel’s Vineyard) que se dan este año son promocionados por las oficinas de Respeto a la Vida/Proyecto Raquel o Pro-Vida (Respect Life/Project Rachel o Pro-Life ); y siempre tienen consejeros para asistir y dar apoyo . Otros son promocionados por parroquias, ministerios de pro-vida o independientes, y ya hay un número creciente que ofrecen los servicios a personas de otras denominaciones. Todos son bienvenidos.
En contexto, los varones deben tomar responsabilidad y arrepentirse de la manera que le han fallado a las mujeres. Si tienen un encuentro sexual íntimo con una mujer fuera de la seguridad del convenio marital, si le dicen a la novia o esposa, “No estamos listos para este bebe y “tal vez deberíamos pensar en abortar” o “Es tu decisión, te apoyaré en lo que hagas” están poniendo en grave riesgo a la mujer y al niño concebido.
Como padres de niños abortados, como esas mujeres valientes y primeras promotoras de la sanación del aborto, deben dar un paso adelante y encarar su dolor, su pérdida, y abrazar la misericordia y la sanación que le espera al corazón herido y lleno de arrepentimiento.
Solo entonces podrán sentirse libres de ser los hombres que nuestro Señor llama a ser: protector, defensor y dar fortaleza a aquellos que el Señor confía a su cargo; a dar su vida por ellos, así como Cristo dio su vida por todos nosotros.

Rachel’s Vineyard Ministries
808 N. Henderson Rd.
King of Prussia, PA 19406
610-354-0555—1-877-HOPE-4-ME
www.RachelsVineyard.org

Click here to leave a comment for
the article above.






¿Qué van a hacer con los cuerpos de los bebés?

Wednesday, June 5th, 2013





Ustedes ayudaron a que los medios cubrieran el caso del Abortista Kermit Gosnell quien fue condenado por el asesinato en primer grado por tres, de los 47 bebés encontrados en su “clínica”.

Como recordarán el P Frank, a nombre de Sacerdotes por la Vida, pidió a la oficina médica que tiene los cuerpos de los bebés, que se los entregaran para darle una sepultura digna de seres humanos.

Recientemente nos han dicho que han decidido no entregar los cuerpos de los bebés para darle sepultura.

¿Qué van a hacer con ellos? ¿Los van a tirar a la basura como desecho médico? ¿Los van a conservar congelados? ¿Los van a incinerar? ¿Qué van a hacer con ellos?

A algunos de ellos los consiguieron en bolsas de basura, en recipientes de jugos, potes de leche y hasta en latas de alimentos para gatos.

¿Por qué no los quieren entregar para sepultarlos?

Queremos pedirles que se unan al “Tweefest” que estamos organizando para el día vienes 7 de junio

Les dejo la página en donde encontrarán una lista de líderes religiosos, artistas, periodistas, medios de comunicación y otros a quienes pueden twitear el viernes. http://www.gosnellbabies.com/
La información está en inglés. Hagan click en la palabra “Tweetfest” y ahí está la lista.

La acción es muy sencilla: Llamar a la oficina del médico y decir la siguiente frase 1-215-685-7470 :

” “I understand that Priests for Life wants to bury the babies found in Kermit Gosnell’s clinic. Please give them permission to do so.”

El Padre Frank ha compartido que una mujer le dijo que de todo lo horrible que había sido el caso de Gosnell , algo hermoso y esperanzador fue enterarse que Sacerdotes por la Vida había nombrado y pedido dar sepultura de los bebés.

Oremos y trabajemos juntos para que esto sea una realidad. Gosnell

Click here to leave a comment for
the article above.






Nombrando a los bebés de Gosnell

Tuesday, June 4th, 2013





Les comparto la última columna del P Frank Pavone.

El juicio del abortista Kermit Gosnell va más allá que el mismo hombre. De una manera dolorosa, hace que el país se enfrente cara a cara con el aborto, que, como la defensa argumenta, es “sangrienta” y “real”.

Para aquellos que han tenido un aborto, los pone de nuevo en contacto con un dolor que nunca se aleja, y les recuerda la necesidad de sanación. Esto es especialmente cierto cuando vemos con lo que nos confronta el caso Gosnell: cuerpos de bebés en bolsas y cajas de cartón en el congelador, piececitos desmembrados en frascos, algunos 45 bebés recobrados en una investigación de la clínica y entregados al examinador médico de Filadelfia.

Como Director Pastoral del Ministerio más grande del mundo de la sanación después del aborto, Rachel’s Vineyard, así como de la movilización más grande de los que hablan sobre sus abortos, the Silent No More Awareness Campaign, he acompañado innumerables padres y madres en su camino a la sanación. Y he presidido en los entierros de muchos bebés abortados.

Uno de los momentos claves de esa jornada hacia la sanación después del aborto es cuando los padres nombran a su hijo. El momento es poderoso y liberador. Hasta entonces, el niño fue víctima de la deshumanización. Antes de poder matar, tenemos que deshumanizar. “Se trata no de un niño,” nos mentimos a nosotros mismos; o decimos, “Esto no es un niño del cual me quiere hacer responsable en este momento “. De éstas o mil otras maneras, un velo de deshumanización cubre al niño; se introduce un abismo entre la humanidad del niño y nuestra conciencia de la necesidad de responder a ella con un reconocimiento incondicional y aceptación. Pero el tiempo no es apropiado, la carga es demasiado grande, y así mantenemos todo rastro de humanidad del niño alejado de nuestra consciencia.

Y aquí es donde entra en juego el poder del nombre.

Las personas tienen nombres. Una de las primeras cosas que hacemos al ponernos en presencia de otra persona–o incluso aprender acerca de su existencia cuando al no estar en su presencia–es averiguar su nombre. El nombre expresa a la persona, invita la presencia de la persona, tanto llama y da la bienvenida a la persona, reconoce que hay es algo en común entre la persona y nosotros mismos, y por lo tanto al recibir su nombre les ofrecemos el nuestro.

En el caso de Dr. Gosnell, hemos escuchado de los 45 bebés que se recobraron de la clínica. Y hemos leído el informe del gran jurado y escuchado a los testigos que hablan de “Baby Boy A”, “Baby Boy B,” Baby C, D, E, F y G.

Pero ahora es el momento, en nuestro viaje colectivo a través de esta pesadilla, conectarse más directamente con estos niños. Es hora de nombrar a los niños. Tenemos pruebas de que nadie les ha dado un nombre o estaba interesado en darles un nombre. De hecho, estos bebés fueron traídos a un centro de aborto a ser asesinados y luego ser tirados a la basura. El hecho de que sus padres los hayan abandonado no nos da el derecho de hacer lo mismo. “Aunque mi padre y mi madre me abandonen, el Señor me recibirá” la escritura nos dice (Salmo 27). “Te he llamado por su nombre, eres mío,” dice el Señor (Isaías 43:10). Como escribió el Papa John Paul II, “Dios… ha confiado la vida de cada individuo a su prójimo, hermanos y hermanas” (Evangelium Vitae, 76). Desde el punto de vista, entonces, que somos una sola familia humana creada por Dios, estos niños son también nuestros. Y por eso los podemos nombrar ya que nadie más lo ha hecho.

Esto es lo que Sacerdotes para la Vida ha hecho. El jueves de la Ascensión, el 09 de mayo del 2013, una sencilla ceremonia se celebró en la capilla en la sede de Sacerdotes por la Vida en Staten Island, NY. Escuchamos la palabra de Dios, oramos por estos bebés, a sus familias y a quienes participaron en su muerte. Y luego los nombramos. Escogí el nombre “Adam” para “Baby Boy A,” simplemente como un recordatorio de que Adán, el primer hombre creado, nos recuerda que en cada hombre – y en cada niño–toda la humanidad está de alguna manera representada y que nuestra respuesta a esa persona, si la aceptamos o rechazamos, forma nuestra respuesta a cada persona. Le puse el nombre de Michael a “Baby Boy B”, para recordarnos de la lucha entre el bien y el mal que corre por nuestra cultura y en nuestra propia mente y corazón al elegir como responderemos a cada persona.

La mayoría de los otros nombres son neutrales, puesto que no tenemos información sobre los géneros de la mayoría de los bebés.

Así pues, la ceremonia de nombramiento se llevó a cabo en esta fiesta de la Ascensión, ese día, la humanidad que el Señor Jesús tomó a las alturas de los cielos es la misma naturaleza humana compartida por todos nosotros–ricos y pobres, sanos y enfermos, nacidos y no-nacidos–y por todos estos bebés. Recuerdamos a todos los bebés asesinados por Dr. Gosnell, los que no fueron encontrados en su clínica, así como los más de 50 millones de niños muertos en todo Estados Unidos desde que Roe vs Wade declaró que no eran personas.

Los nombres que les dimos a los 45 bebés son los siguientes. Los invitamos a orar por ellos y sus familias y por el Dr. Gosnell y su personal. ¡Esperamos, una vez que recibamos permiso del médico forense, darles a estos niños un funeral y entierro adecuado.

Nombres de los bebés Gosnell

El informe del jurado: “el médico-forense de Philadelphia analizó los restos de los 45 fetos recobrados de la clínica. De ellos, 16 fueron durante el primer trimestre; 25 fueron el segundo trimestre, desde las 12 a 21 semanas; 2 fueron de 22 semanas; 1 fue 26 semanas; 1 es de 28 semanas.”

Bebé a Adán (Baby Boy A, abortado a los siete meses y medio, pesó seis libras)

Bebé a Michael (Baby Boy B, asesinado a las 28 semanas)

Bebé a Alex (bebé C, respiró por 20 minutos después del parto.)

Bebé Chris (bebé D–fue parido en el escusado y los vieron nadando allí.)

Bebé Andy (bebé E—se le oyó gemir).

Bebé Lou (bebé F—la piernita de este bebé se estiró y movió después de ser parido)

Bebé Pat (bebé G)

Bebé Joshua
Bebé David
Bebé Ashley
Bebé Sal
Bebé Terry
Bebé Sam
Bebé Val
Bebé Tony
Bebé Ronnie
Bebé Sarah
Bebé Melanie
Bebé Sandy
Bebé Corey
Bebé Drew
Bebé Ryan
Bebé Toby
Bebé Sean
Bebé Kelly
Bebé Carroll
Bebé José
Bebé Benjamin
Bebé Stacey
Bebé Gabriel
Bebé Brett
Bebé Julian
Baby Taylor
Bebé Courtney
Bebé Danny
Bebé Kim
Bebé Mandy
Bebé Robin
Bebé Austin
Bebé Abel
Bebé Michelle
Bebé Lisa
Bebé Shannon
Bebé Nevin
Bebé Connor

Click here to leave a comment for
the article above.