Alabado sea el Espíritu Santo






Algunas verdades, como la misma existencia de Dios, pueden ser conocidas por el razonamiento humano. Otras verdades, tales como el echo de que Dios es Uno en Tres Personas – Padre, Hijo, y Espíritu Santo – pueden solamente ser conocidas si Dios nos la revela. Nunca podríamos llegar a esta conclusión de que Dios es Trino, por nosotros mismos. Demos gracias a Dios por darnos a conocer más sobre sí mismo. Es una ocasión para renovar fuerzas mientras continuamos luchando por una unidad más profunda con la familia humana. Dios se revela a nosotros para hacernos más como él – no sólo individuos, sino familias, naciones, y una comunidad internacional. Crecemos en unidad al darnos los unos a los otros, así como el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo se dan a si mismos completamente.

Fr. Frank Pavone

Director Nacional, Sacerdotes Por la Vida

Leave a Comment

*