Cada uno de nosotros tiene sólo un voto