Defendiendo al pobre y al desamparado






La enseñanza católica ofrece un consistente conjunto de principios morales para evaluar cuestiones, plataformas y campañas. Debido a nuestra fé en Jesucristo, empezamos con la dignidad de la persona humana. Nuestra enseñanza nos incita a proteger la vida humana desde la concepción hasta el momento de la muerte natural, a defender al pobre y al desamparado, y a trababjar a favor de una sociedad más justa y un mundo con más paz.” (La Junta Administativa de los Obispos Católicos de E.E. U.U.,Ciudadanos Comprometidos, 1999, p.10).

Leave a Comment

*