Derechos inviolables






 

“Mientras jugamos con el inicio, el final, y hasta la estructura más íntima de las células vitales, estamos jugando con nuestra propria identidad como nación libre, dedicada a la dignidad de la persona humana. Cuando la vida política de los estadounidenses se convierte en un experimento con la gente en vez de por y para ella, no valdrá la pena continuarlo. Se puede argumentar que nos estamos acercando cada vez más a ese dia. Hoy, cuando se proclaman los derechos inviolables de la persona y se afirma públicamente el valor de la vida, el derecho humano más básico, “el derecho mismo a la vida,queda prácticamente negado y conculcado, en particular en los momentos más emblemáticos de la existencia, como son el nacimiento y la muerte” (el Papa Juan Pablo II, El Evangelio de la Vida (Evangelium Vitae), no. 18)” (Los Obispos Católicos de E.E. U.U., Vivir el Evangelio de la Vida, 1998, no. 4).

Leave a Comment

*