Dios lo dice claramente






“Pero yo siento que el aborto es el gran destructor de la paz, porque es una guerra directa, una matanza directa, directo asesinato por parte de la propia madre. Y nosotros leemos en las Escrituras, porque Dios lo dice muy claramente. “Aunque una madre se olvide de su hijo, Yo no te olvidaré. Te tengo grabado en la palma de Mi Mano.” Nosotros estamos grabados en la palma de Su Mano, tan cerca de Él, ese niño no nacido ha sido grabado en la palma de Su Mano. Y esto es lo que pega más fuerte, el comienzo de esta oración, que aunque la madre pueda olvidarse de algo imposible –aún si ella se olvida – “Yo no te olvidaré.” Y hoy el gran destructor de la paz es el aborto. Y nosotros los que estamos hoy aquí – fuimos deseados por nuestros padres. No estaríamos hoy aquí si nuestros padres nos hubieran hecho esto a nosotros.” Discurso al recibir el Premio Nóbel de la Paz en Oslo, Noruega, en Diciembre 11, 1979.

Leave a Comment

*