Dónde están las raíces de una contradicción tan sorprendente?