El cuerpo de una madre embarazada está totalmente ocupado en alimentar y proteger a la criatura que se está desarrollando dentro de él.






El objetivo de un procedimiento médico es ayudar al cuerpo ha que haga algo que no está haciendo muy bien. El objetivo del aborto, no obstante, es hacer que el cuerpo deje de hacer algo que está haciendo muy bien. El cuerpo de una madre embarazada está totalmente ocupado en alimentar y proteger a la criatura que se está desarrollando dentro de él. El parar este proceso es como tomar a un carro que se está moviendo a gran velocidad en una autopista y repentinamente ponerlo en reversa. Ningún aborto cura ninguna enfermedad, y cada aborto es exactamente lo opuesto a lo que los procedimientos médicos fueron diseñados para ofrecer al cuerpo. Lo creamos o no, lo que los aborcionistas  dicen como respuesta es que el embarazo es una enfermedad.

Leave a Comment

*