El Derecho a la Vida es Fundamental






Aristóteles escribió, “El Estado existe para que el hombre pueda vivir.”

La Declaración de la Independencia dice “estas verdades son evidentes, que todos los hombres son creados iguales, que El Creador les ha otorgado ciertos derechos innegables, y que dentro de ellos está el derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; y para asegurarse de éstos derechos, los gobiernos son instituidos de entre los hombres, derivando sus justos poderes de los consentimientos de los gobernados; que en cualquier momento que un gobierno se convierte destructivo a cualquiera de estos fines, la gente tiene el derecho de alterar o cambiarlo…”

“Evidentes” significa que no se tiene que demostrar ya que es obvio. De acuerdo a este documento, no deberíamos que “probar” que el derecho a la vida lo posee cada humano, antes de, e independientemente de las decisiones de las posiciones de cualquier persona de gobierno. El peligro que enfrenta la persona que dice “no creo que tu eres humano” es que alguien más puede decir eso de ellos mismos. ¿Cómo lo puede probar?

La vida viene primero dentro de nuestros derechos. La libertad de tomar decisiones es buena si tienes vida. Si se destruye la vida, se destruye la libertad y la búsqueda de la felicidad al mismo tiempo. Para ayudarle a evaluar la jerarquía de temas, es bueno preguntar que es lo que le queda a la persona si se le quitan esos derechos.

Muchas personas han sido privadas de varios derechos pero se mantienen como personas protegidas por la ley. Sin embargo cuando el derecho de ser protegidos por la ley es removido, ningún otro derecho es protegido. De hecho, la razón del porqué tenemos otros derechos es porque tenemos el derecho a la vida.

Si nuestro gobierno se convierte en uno destructivo al propósito de asegurar el derecho a la vida, nosotros la gente debemos rechazarlo. John Adams, el segundo presidente de los Estados Unidos declaró, “Ustedes tienen derechos que se sobreponen a todos los gobiernos; derechos que no pueden ser restringidos por leyes humanas; derechos que provienen del Gran Legislador del Universo.”

Leave a Comment

*