El Padre Frank Pavone de Sacerdotes por la Vida encabeza una misión encubierta para rescatar al bebé José






STATEN ISLAND – Bajo una sombra de oscuridad, el Padre Frank Pavone, director nacional de Sacerdotes por la Vida, llegó a Ontario, Canadá, la noche del domingo para rescatar al Bebé Joseph Maraachli del London Health Sciences Centre. Por dos semanas, los doctores del hospital en London, Ontario, han estado deteniendo el traslado del bebé a un hospital en el cual los esfuerzos para salvarle la vida no fueran etiquetados como “vanos.”

“Yo se que después de esta larga espera día a día, yo tenía que estar aquí para llevar al Bebé Joseph a un lugar seguro,” dijo el Padre Pavone. “Él necesitaba estar en un hospital que aprecie la vida por encima de todo. Después de innumerables horas de negociación, esto se convirtió realmente en una carrera contra el tiempo.” El Padre Pavone fue acompañado por miembros de Sacerdotes por la Vida, que estaban allí para asegurar que la transferencia fuera sin contratiempos.

El Bebé Joseph y su padre, Moe Maraachli, volaron con el Padre Pavone hasta SSM Cardinal Glennon Children’s Medical Center en St. Louis, Mo., en una ambulancia aérea especialmente equipada proporcionada por Michigan-based Kalitta Charters y patrocinada y pagada por la base en New York City de Sacerdotes por la Vida.

“Hemos explorado cada acción para ver si hay una oportunidad para que este niño pueda vivir,” dijo el Padre Pavone quien debería estar de regreso en New York hoy temprano después del fin de semana de compromisos en Cleveland.  En vez de hacer esto, él voló a Detroit y de ahí a Canadá, prometiendo no dejar el país hasta que el Bebé José y su papá estuvieran con él.

“El personal de Sacerdotes por la Vida se esforzó durante toda la noche, por muchas noches, trabajando junto a docenas de personas para hacer esto posible,” Dijo el Padre Pavone sobre la misión del rescate nocturno. “Ahora que hemos ganado la batalla contra la burocracia médica en Canadá, el verdadero trabajo de salvar al Bebé Joseph puede empezar.”

El Padre Pavone dijo que el traslado del Bebé Joseph pudo realizarse mediante el esfuerzo de un grupo de personas, incluyendo sus padres; el vocero de la familia Sam Sansalone; el abogado de la familia Claudio Martini; Bobby Schindler de Terri Schiavo Life & Hope Network, St. Petersburg, Fla.; Dr. Martin McCaffrey, un neonatólogo de la Universidad en Carolina del Norte, Chapel Hill, Medical School; el Rev. Pat Mahoney, director de Christian Defense Coalition en Washington, D.C., y el abogado CeCe Heil de American Center for Law and Justice, también en D.C.  El Padre Frank también gradeció a todos los numerosos grupos pro-vida canadienses y a individuos que han sido consistentes y heroicos en su defensa por el Bebé Joseph y por todos los vulnerables.

“Estamos unidos más allá de las fronteras nacionales para continuar trabajando juntos por una Cultura de Vida,” dijo el Padre Pavone.

El Centro Médico SSM Cardinal Glennon Children’s abrió sus puertas en 1956 y fue nombrado en memoria del Cardenal John Glennon, Arzobispo de St. Louis desde 1903 hasta su muerte en 1946. El hospital fue el cumplimiento de la visión del Cardenal Glennon de tener un centro de atención médica para todos los niños necesitados. El hospital es parte de SSM Healthcare, el cual está atendido por las Franciscan Sisters of Mary. El sistema tiene 19 hospitales de cuidado agudo en Missouri, Illinois, Wisconsin y Oklahoma.

Sacerdotes por la Vida es la organización Católica pro-vida más grande dedicada a poner fin al aborto y la eutanasia. Para más información, visite www.priestsforlife.org. 

Leave a Comment

*