Forzando una crisis pro-elección