II. La abolición del hombre






 

En nuestro tiempo, discursos y escritos políticos se hacen principalmente en defensa de lo indefensible.

GEORGE ORWELL, POLÍTICA Y EL IDIOMA INGLÉS

Las naciones no son máquinas ni ecuaciones. Son más bien algo como eco-sistemas. Los hábitos, creencias, valores e instituciones de un pueblo, están entretejidas como un sistema de raíces. Si se envenena una parte, al final se envenenará todo el sistema. El resultado es que leyes y decisiones legales malas producen un pensamiento y comportamiento político ofensivo, y lo contrario. Eso ha sido el legado de Roe vs. Wade. Roe efectivamente legalizó el aborto en cualquier momento del embarazo, por casi cualquier motivo, o por ninguno. Ha sido responsable, en el último cuarto de siglo, del dolor de millones de hombres y mujeres, y de la muerte de millones de niños que no han nacido. Pero la imperfección del razonamiento de la Corte Suprema en 1973 es bien conocida. Esta imperfección fue reconocida más tarde por la propia Suprema Corte en la decisión Casey de 1992, que no pudo encontrar mejor razonamiento para ratificar a Roe que el hábito creado por Roe en el curso de sus 20 años de sobrevivencia.(6) La debilidad y confusión de la decisión Casey fluyen directamente de la confusión propia a Roe.

Son parte del mismo sistema de raíces. Roe lleva el “derecho distorsionado a la privatización” a nuevos niveles, y desarrolla un cálculo moral nuevo para justificarlo, diseminándose por la política ecológica estadounidense con resultados tóxicos.

10. Roe decididamente convirtió la definición de lo que es la persona a algo flexible y negociable. También implícitamente excluye a los niños no nacidos de entre los seres humanos. Al hacerlo, Roe ayudó a crear un ambiente en el que el infanticidio -un próximo paso predecible en el continuo de las matanzas- ahora ha quedado abierto a un examen serio. En instancia final, gracias a Roe, algunos hoy especulan públicamente y con compasión por qué muchas mujeres estadounidenses matan a sus bebés recién nacidos o los abandonan para que mueran. Hasta la palabra “infanticidio” se ha ido remplazando con palabras nuevas de menor impacto emocional tales como “neonaticidio” (la matanza de un recién nacido el mismo día de su nacimiento) y “filicidio” (la matanza del bebé unos días después). La revisión de nombres que se da a esas matanzas reduce la gravedad que implican. Esta es la ecología de la ley, el razonamiento moral y el lenguaje en acción. Las leyes malas y el razonamiento moral defectuoso producen el lenguaje evasivo que justifican el mal. Nada más puede explicar la gimnasia verbal y ética requerida por las autoridades elegidas para justificar su apoyo al aborto por nacimiento parcial, un procedimiento en el que los bebés se matan brutalmente en el proceso de nacer. El mismo tipo de mercado saneado se está usando ahora en pro del suicidio asistido por médicos, los experimentos con fetos y la clonación humana. Cada uno reduce la persona a un problema u objeto. Cada uno, en gran parte, puede trazar su origen a Roe.

11. Obviamente, Roe es sólo uno de varios cauces sociales que han moldeado la mentalidad estadounidense en los finales de la década de 1990. Pero es uno bastante destructivo. En los 25 años desde Roe, la confusión de nuestra sociedad sobre la relación entre la ley, el razonamiento moral y el lenguaje ha creado más y más cinismo en el electorado. Al estirar el significado de las palabras, (como “elección” o “terminar un embarazo”), y en tanto que las ideas e ideales que nos unen se erosionan, la participación democrática declina inevitablemente. Y también el patriotismo sano y apropiado.

12. En Camden Yards, Baltimore, el Papa Juan Pablo II habló proféticamente cuando dijo: “Hoy, el reto que enfrentan los Estados Unidos es la realización de la libertad en la verdad, la verdad intrínseca de la vida humana creada a semejanza e imagen de Dios, la verdad escrita en el corazón humano, la verdad que se puede conocer por la razón y que por tanto forma la base de un diálogo profundo y universal entre la gente sobre la dirección que debe dar a su vida y a sus actividades”.(7)

Leave a Comment

*