Kevin Burke sobre el Caso #Gosnell






Abandonen la Esperanza Todo Aquel quien Ingrese Aquí: Un Descenso al Infierno y Trauma en el juicio de GosnellGosnell77

El 18 de abril del 2013 me estuve dentro de una sala del tribunal en Filadelfia con el notorio abortista Kermit Gosnell y con abogados, jurado, personal jurídico y testigo Kareena Cross quien trabajaba en el “centro médico de Gosnell. La señora Cross presentó la mayor parte del testimonio de ese día.
Basado en esa experiencia, estoy recomendando que un aviso sea puesto en la entrada del tribunal con las espeluznantes palabras del poeta Dante puestas a la entrada de las puertas del infierno en su épico ‘La Divina Comedia’…Abandone la Esperanza todo aquel quien ingrese aquí’. El epitafio de Dante también hubiese sido bien puesto a la entrada del Centro Médico de Mujeres de Gosnell en la parte Oeste de Filadelfia como un ruego apasionado para disuadir a las desafortunadas madres y a sus niños en el vientre a entrar a este lugar de oscuridad.
Llamar el negocio de abortos de Gosnell como centro médico, es igual que comparar al centro de concentración de Auschwitz como a un gimnasio para la salud. Era un lugar de trauma y muerte, no solo para los desafortunados niños descuartizados allí, pero para las desesperadas madres y el personal que ingresaba a este foso del infierno.
Kareena Cross, empleada de Gosnell atestiguó la mayor parte del 19 de abril (aviso que material gráfico sigue.) Ella atestiguó que a muchas mujeres con embarazos avanzados les daban una droga para abrir el cérvix para “precipitar” al bebé nonato. (‘precipitar’ es un término médico que usan para describir el descenso del bebe hacia su brutal muerte.)
La señora Cross dijo haber visto a un bebe ‘precipitado’ por su madre dentro del inodoro del baño, vivo y moviéndose en las aguas de la taza del baño. .En este caso el bebe fue sacado de la taza del inodoro y en presencia de la madre la “asistenta médica” le abrió un hueco en el cuello para poder cortarle la médula espinal.
Cada uno envuelto en este y en otros procedimientos infernales de este centro, (nacimientos y abortos con bebes respirando y moviéndose, procedimientos comunes) experimentaban un trauma psicológico directo e intenso… incluyendo al personal médico. Los empleados pueden volverse como anestesiados, o aturdidos por estar expuestos repetidamente a esta barbarie practicada bajo la dirección y autoridad del jefe Gosnell. (Este aturdimiento traumático lo vi reflejado en las emociones secas de la Sra. Cross al dar su testimonio.)
Pero los empleados de Gosnell eran traumatizados repetidamente por su presencia y participación en las “operaciones” de esa clínica. Si yo me sentara a entrevistar a los trabajadores de este centro, de seguro que encontraría casos de abuso de drogas, disfunción relacional y sexual, pesadillas e insomnio, depresión, ansiedad…siendo estos síntomas naturales que responden a tan siniestras atrocidades.
Nada de esto mitiga la responsabilidad moral y legal en las acciones de estos empleados. Pero es importante ver que Gosnell usa su autoridad como jefe y médico experto al guiar a sus empleados a comprometerse en estas acciones barbáricas y traumáticas que no solo destruyen a los bebes, daña a sus madres, pero que hiere profundamente las almas y sicología de muchas que eran mujeres negras del vecindario oeste de Filadelfia …muchas, les aseguro, que han sufrido de aborto, abuso sexual y algún otro trauma en su pasado, haciéndolas vulnerables para someterse a tan horribles actos bajo el conjuro de Gosnell.
Quiero enfocar no solo en partes del testimonio espeluznante que escuché sino como es que este tribunal impacta al jurado y al personal de la corte. ¿Cómo es que al escuchar este profundo e inquietante testimonio, y viendo regularmente, por seis semanas, algunas de las fotos gráficas de bebes abortados de 7 y/o 9 meses de gestación, cómo les ha afectado? Basado en mi experiencia profesional y personal con víctimas de trauma, me pregunto cómo es que esta gente procesa este material tan poderoso… ¿Cómo podría impactar su sueño, emociones y relaciones en los días y meses venideros, después que termine este juicio?
El Howard Journal of Criminal Justice hizo un estudio de los efectos del servicio del jurado, especialmente con el tipo de horror gráfico encontrado en el juicio de Gosnell a diario. En su conclusión los autores tuvieron que decir:
Los resultados de esta primera encuesta exploratoria del Reino Unido confirman que el servicio de jurado puede ser una significante fuente de ansiedad y para una minoría vulnerable, puede engendrar un moderado CTO niveles clínicos de estrés severo y a largo plazo puede conllevar con síntomas asociados con PTSD. Juicios que envuelven crímenes en contra de la persona son más factibles a inducir reacciones estresantes que de aquellos crímenes de propiedad material. Las mujeres como grupo parecen ser más vulnerables que los varones, especialmente cuando el juicio toca un pasado traumático que ha sido experimentado personalmente. Y lo que conlleva a medios de estrés, aquellos que fueron mayormente compartidos estaban vinculados con las facetas de deliberación y decisión del tribunal. Tratando con evidencia repelente y horrífica también fue realzada como un área de interés muy significativa. (The Howard Journal of Criminal Justice Volume 48, Issue 1, Articular publicado en internet: 20 NOV 2008)
Sabemos que victimas de trauma, y aquellos que experimentan trauma por sacrificio, pueden volcar sus emociones en las drogas, alcohol y otros comportamientos ego-destructivos para poder sobrellevar los síntomas que emergen. Basado en este estudio, vemos el círculo expansivo de victimas que Gosnell abandona en el velatorio de su destrucción.
Espero que el jurado, abogados y otro personal de la corte reciban consejería y apoyo que necesitarán para procesar este material tan traumático, y que encuentren buenas estrategias para poder sobrellevar estos síntomas. Sin duda, algunos de ellos han experimentado sus propios abortos. En este caso, están viviendo su trauma regularmente y tienen que procesar no solo el material de trauma del juicio, pero sus propias emociones, y recuerdos de sus propios abortos. .
¿Cómo las madres que han sido expuestas a este horror, procesan los recuerdos y los sentimientos de participar con Gosnell en la profanación y en la destrucción de sus bebes nonatos? Sin la intervención de una persona de fe, es imposible. Seguramente que más muerte y destrucción, abuso y más abortos seguirán sucediendo en sus vidas trágicas. Las personas pobres y las minorías que son hechizadas por la industria del aborto son mucho más vulnerables. (Recuerden que la mitad de los abortos son procedimientos repetitivos, un síntoma de trauma sin resolución.)
Durante los recesos del juicio, algunas veces justo después de haber mostrado una foto terrible o alguna historieta macabra, empezaban risas y el cuento de bromas…para mí, como visitador, era impresionante. (Yo no he sido sometido a este material tan traumático a diario como ellos) No es que el personal del tribunal y el jurado fuesen insensatico a la muerte y al horror. Ellos solo estaban tratando un escape por un momento de la oscuridad que los había sumergido diariamente. El juez, aunque muy disciplinado y en control de su tribunal, parecía fatigado y desesperado para que el proceso concluyera.
Aparentemente, Gosnell ha “dominado” el trauma que fuere haya experimentado en esos primeros abortos al termino de los embarazos que comenzó a hacerlos cuando era un médico joven, años atrás. Durante el día del proceso, él se mantenía en calma, tranquilo, y hasta a veces sonriente… que parecía ser el medico viejo y afable. Pero debajo de esta calma exterior, hay, de seguro, un alma y mente totalmente oscura y lúgubre. Si en algún momento de su vida hubo valores y motivación noble que lo condujeron a la medicina, para luego proceder al crimen del aborto, este hombre ha apagado la luz de la decencia y respeto a la vida extinguiendo así su alma y mente.
Como aquellos doctores en los campos de concentración de Alemania los que hacían “operaciones médicas”, es esta calma y participación calculada para sostenerse con la muerte de los inocentes, las bromas y la tortura normal y asesinato evidente de los comentarios hechos por Gosnell durante este proceso que es lo más inquietante.
Kareena Cross atestiguó que en Uno de los abortos de un embarazo completo, de un bebe viviente, que respiraba Gosnell bromeaba “este es tan grande que puede caminar a la tienda.” Lo más escalofriante es que de todos los horripilantes detalles del día es la manera tan casual de bromear por la barbarie que el practicaba.
Los que apoyan el aborto mirarán a Gosnell y dirán, “¡ves, esto es lo que sucederá si los enemigos de choice ganan y erradican el aborto! ¡Verás a más Gosnells! Necesitamos limpiar estas desafortunadas aberraciones y mantengamos el aborto seguro y legal. El caso Gosnell demuestra que en vez de restringir acceso al aborto, necesitamos obtener mayores fondos del gobierno para proceder con abortos en especial en los vecindarios pobres y de minorías para que tengan igual acceso a servicios abortivos seguros y profesionales.“
Un argumento inteligente…pero trágicamente y fundamentalmente mal guiado. Ross Douthat en una pieza del NY Times Opinion revela los retos que las fuerzas de pro aborto encaran en este atentado de cambiar el sentido de los horrores que el aborto le hace a un bebe nonato, especialmente evidente en abortos de embarazo de últimos meses, pero realmente no menos horríficos en embarazo de primeros meses. Pero hay un novel más profundo del Corazón humano y del alma que el la base real de nuestra pelea como sociedad para finiquitar los abortos.
La historia bíblica de nuestros primeros padres en el Jardín de Edén es muy instructiva aquí. Ellos fueron advertidos por Dios que si trataban de ganar control sobre las cosas que pertenecen a la providencia del Creador, como la vida y muerte de humanos, el infierno iba a soltarse. Génesis nos dice como la Serpiente engañó a nuestros primeros padres tentándoles; “Dios no quiere que ustedes sean felices ni quiere compartir su poder con ustedes…por eso es que les ha prohibido de que coman del Árbol de la Sabiduría del Bien y el Mal.”
Es por su cuidado y amor a su gente que Dios nos avisa que si comemos el fruto de este árbol, no podremos controlar las fuerzas que serán desatadas sobre nuestros corazones y almas y en toda la humanidad…y la profundidad de la depravación de la somos capaces bajo el poder e influencias de esas fuerzas.
El aborto es tan fruto. Se piensa que el aborto puede ser seguro, sanitario y un poco menos traumático a los padres y al personal de la clínica si contenemos algunos de los excesos del centro de Gosnell y con mejores estándares y entrenamiento para los abortistas y su personal. Una mentira deceptiva y cómoda.
Una vez que se comienza a participar en la deshumanización, profanación y destrucción de la vida nonata en cualquier estado de desarrollo, no importa cuán sanitaria y profesional sea el centro médico, desataremos esas fuerzas que por un tiempo engullirán a la humanidad de todos quienes participan en esa muerte… pero también ataca el corazón y alma de nuestras comunidades y nuestra nación. El fruto legal del aborto es Gosnell…él es la progresión natural de nuestra adaptación como una sociedad y la profanación de la vida humana nonata que es el aborto en cualquier etapa…

Leave a Comment

*