LA DEFENSA DE LA VIDA






La educación para la cultura de la vida ha de comenzar en la familia. Es necesario estar muy presentes en todo lo que comporte una seria educación sexual de la cual, de ninguna manera, puede ser alejada la familia. Resulta incomprensible que no se use, por ejemplo, el documento de Pontificio Consejo para la Familia o que, de alguna manera, haya quienes, en medios católicos, pretendan negarle o reducirle autoridad. Por fortuna, en el mundo ha sido acogido como un instrumento precioso que ofrece los criterios de una buena antropología. En cambio ciertos modelos y textos o una espurea educación sexual inoculan una falsa concepción del hombre y de la mujer, que llevaría a un tipo falso de juventud, de humanidad. La pregunta del Santo Padre a los Jefes de Estados, en los umbrales de la conferencia de El Cairo, tiene toda su actualidad y gravedad: que tipo de juventud quieren para el futuro? Todo esto tiene que ver con el estilo de vida. Y todo está interconectado: una mentalidad desviada y confusa invade todos los campos. La concepción, por ejemplo, de un tipo de mujer conduce comportamientos en los que la maternidad, la fidelidad conjugal, la ética sexual, etc.. quedan minadas.

Por esto en los movimientos pro-vida, y en los movimientos de familia, se requiere una muy seria formación. La eficacia en la acción proviene de la capacidad de una formación a fondo de los lideres, para lo cual los cursos, seminarios, Congresos son de una gran utilidad.

La confusión, la oscuridad, solo serán vencidas con la luz de la verdad. Para ello la fe y la razón deben ofrecer una visión armónica. Afortunadamente contamos con un muy rico magisterio!

LA DEFENSA DE LA VIDA:LA GRAN CAUSA DEL TERCER MILENIO CONGRESO HUMAN LIFE INTERNATIONAL

CARDINAL LÓPEZ TRUJILLO

http://www.priestsforlife.org/magisterium/PCF/houstoncard.html 

Leave a Comment

*