La ley debe ponerse al día con la ciencia