La realidad virtual






 

 

 

 

 

 

La realidad virtual y la ciencia genética nos pueden dar  ilusión de poder, pero no somos dioses. No somos ni nuestros creadores ni creadores de nadie ni de nada. Y para nuestra propia seguridad, no debemos tratar de serlo. Ni los padres, a quienes se les ha confiado la protección especial de nueva vida, son “dueños” de sus hijos como tampoco ningún adulto puede ser dueño de otro. Y ahí se encuentra nuestra propia seguridad. Nadie, excepto el Creador es el soberano de los derechos humanos básicos empezando con el derecho a la vida. ” ( Los Obispos Católicos de E.E. U.U., Vivir el Evangelio de la Vida, 1998, no.15).

Leave a Comment

*