Misioneros de la Buena Nueva






 

“Cada católico es un misionero de la Buena Nueva de la dignidad humana redimida por la Cruz. Aunque nuestra vocación personal determine la forma y estilo de nuestro testimonio, Jesus llama a cada uno de nosotros a ser levadura de la sociedad, y por tanto seremos juzgados por nuestras acciones. Nadie, muchos menos alguien que está en un puesto de liderazgo en nuestra sociedad, puede justamente considerarse un católico practicante si actúa de manera contraria da su fe.”(Los Obispos Católicos de E.E. U.U., Vivir el Evangelio de la Vida, 1998, no.7).

Leave a Comment

*