No es una Decisión Fácil






Quizás usted haya visto o escuchado hablar sobre el episodio más reciente sobre el aborto de MTV titulado “No es una Decisión Fácil.” Es sobre James y Markai, una joven pareja que tienen un hijo y tienen ante sí otro embarazo sobre el cual están un poco dudosos.

A medida que el episodio se desarrolla, entramos dentro de la mente y el corazón de esta pareja mientras se debaten entre la esperanza y la desesperación. Uno de sus grandes miedos es la privación que el nuevo niño “tendrá” que enfrentar.

Ellos no quieren verse en la situación de no poder dar al niño lo que se merece. Y anteponen a sus preguntas, “Si tenemos este otro niño…”

Por supuesto que ya lo tienen. Y quizás es por eso que “no es una decisión fácil.” Estamos debatiéndonos con más opciones que las que Dios quiso darnos. El asunto no es “si tenemos este otro niño,” porque una pareja embarazada ya tiene ese niño. Y si parece duro privarlo de posesiones, ¿cómo es que parece tan fácil privarlo de la vida?

Finalmente se hicieron el aborto, y más tarde en el programa son entrevistados sobre esta experiencia.

Un programa como este, primero que todo, tiene mucho mérito, porque cuanto más podamos entrar en las experiencias de aquellos que se enfrentan a estas situaciones, mejor podremos servirlos y finalmente darles la fortaleza para que escojan la vida. Nosotros en el movimiento pro-vida servimos a personas como estas cada día. Nosotros conocemos su dolor antes y después del aborto. También queremos que el mundo escuche más de cerca ese dolor.

 El tema, sin embargo, que “no es una decisión fácil” elegir la forma de proceder en estas situaciones, no significa que no hay bien y mal. El hecho es que hay dimensiones morales, tales como “no puedes matar una inocente vida humana.” El hecho de que uno se esté debatiendo en medio de toda clase de emociones y justificaciones no quita ni por un instante la dimensión moral. 

 Hubo algo en  que el programa se contradijo a sí mismo grandemente. Reclamaba, con cierto orgullo, que “mostraba la elección” que muchas personas temen. Pero de hecho no mostró la elección, y esto continúa siendo la gran diferencia en el debate sobre el aborto. Si nos vamos a enorgullecer de no tener vergüenza de enfrentar estas difíciles elecciones y vamos a hablar abiertamente sobre ellas, entonces lleguemos hasta donde haya que llegar y de hecho describamos y veamos el procedimiento. Nadie compartió en este programa el simple hecho del proceso del aborto por succión al que Markai fue sometida, del modo, por ejemplo, que el doctor Harlan Raymond Giles hizo cuando pronunció su declaración jurada en la Corte de Distrito de los Estados Unidos, como aparece a continuación:

 “Pregunta: ¿Puede el corazón de un feto o embrión continuar latiendo durante la succión del curetage del aborto al estar saliendo por la cánula?

 Respuesta: Por unos segundos hasta un minuto, si.”

(Western District of Wisconsin, Madison, WI, May 27, 1999, Case No. 98-C-0305-S).

 En verdad, no es una decisión fácil.

P. Frank Pavone

Director Nacional, Sacerdotes Por La Vida

Leave a Comment

*