Parte II Un ministerio de aliento para la Vida






¿Cuál es la Misión de los Sacerdotes Por la Vida?

El propósito de “Sacerdotes Por la Vida” no es agregar otra estructura u organización a los esfuerzos pro-vida. Sino que, llevar a una estructura que ya existe, la Iglesia, todo el vigor, entusiasmo y recursos necesarios para cumplir su misión de defender la vida.

La Iglesia es la única institución que cuenta con la garantía Divina de prevalecer sobre la cultura de la muerte. “Las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”, dijo el mismo Señor (Mateo 16:18). Al oír estas palabras normalmente pensamos, “La Iglesia saldrá triunfante a todos los ataques contra ella”, y acertadamente esto es verdad. Sin embargo, cuando reflexionamos sobre esto, nos damos cuenta que en una batalla las puertas no se extienden hasta el campo de batalla para atacar al enemigo. ¡Al contrario, las puertas se mantienen en su sitio para defender la ciudad contra el enemigo que ataca! Cuando el Señor dice que las puertas del infierno no prevalecerán contra la Iglesia, lo que quiere decir es que la Iglesia tomará la iniciativa de derribar las puertas. Las puertas del infierno no pueden resistir el poder del cielo; las puertas del pecado se derriten en presencia de la Gracia Santificante; las puertas de la falsedad se derrumban en presencia de la verdad viviente; las puertas de la violencia se desmoronan en presencia del amor divino. Estos son los dones con los que Jesucristo ha preparado a Su Iglesia.

Por consiguiente, para utilizar plenamente estos dones y aplicarlos a los problemas específicos del aborto y la eutanasia, no es necesario contar con más estructuras sino con mayor espíritu, más conocimiento, más coraje, y más determinación para utilizar los medios y las oportunidades con que contamos. Y en esto consiste “Sacerdotes Por la Vida”. Es un movimiento, procedente del propio corazón de la Iglesia conformado de sacerdotes que se proponen utilizar, y ayudar al resto de la Iglesia a que utilice, toda su fuerza para combatir los ataques más devastadores contra la vida humana que existen en nuestros días.

En algunos lugares hay “Capítulos” de “Sacerdotes Por la Vida” en los que se reúnen los sacerdotes para alentarse mutuamente, y orar unidos por las dimensiones pro-vida de su ministerio. Aunque nosotros apoyamos a estos capítulos, el objetivo que “Sacerdotes Por la Vida” busca, no es una asistencia a reuniones periódicas sino que el sacerdote cumpla efectivamente su “misión” en favor de la vida, predicando desde el púlpito sobre las verdades del Evangelio de la vida, dentro de las actividades diarias del ministerio al cual el sacerdote ha sido asignado.

La declaración de la misión de “Sacerdotes Por la Vida” identifica tres medios para lograr sus fines. La primera es una red de sacerdotes que están particularmente activos en el trabajo pro-vida. La actividad de estos sacerdotes en contra el aborto, se destaca en cada edición del boletín, bajo la sección de “Perfiles de los Sacerdotes”. Los sacerdotes se ponen en contacto unos con otros a través del país para compartir ideas, recursos y experiencias relacionados con el desempeño efectivo del ministerio pro-vida. De este modo aquellos sacerdotes que tal ves se sientan abandonados o aislados por su particular insistencia sobre los asuntos pro-vida tienen la seguridad de nunca estar solos.

El segundo aspecto de la misión es prestar ayuda a los sacerdotes que tienen reparos al tocar los temas del aborto y la eutanasia. Por medio de literatura y grabaciones, seminarios y ayuda personal directa, la asociación de “Sacerdotes Por la Vida” puede ayudar al sacerdote a identificar sus temores, incertidumbres o malentendidos sobre los problemas a tratar o sobre el movimiento pro-vida propiamente. Por ejemplo, una de nuestras publicaciones se titula: “Discutiendo sobre el aborto con confianza”. Dicha publicación trata sobre los temores que el clero pueda tener en ésta área, y desarrolla medios de cómo vencerlos.

El tercer aspecto de nuestra misión es ayudar a los sacerdotes a relacionarse con las organizaciones pro-vida, y viceversa. A veces aparecen en los Estados Unidos una infinidad de grupos pro-vida que confunden y abruman. El influjo de literatura, por bueno que sea, puede ser agobiante. ¿Cómo puede un sacerdote tan ocupado, analizar las iniciativas, actividades y estrategias de los movimientos?¿Cómo puede saber con qué recursos cuenta en su parroquia y cuáles son las estrategias de los grupos que coinciden con el plan pastoral y las enseñanzas de la Iglesia? “Sacerdotes Por laVida” puede ofrecer este tipo de orientación. “Sacerdotes Por la Vida” conoce detalladamente la filosofía y las estrategias de los grupos pro-vida, grandes y pequeños, y también de las personas que los integran. Nuestra Asociación mantiene comunicaciones y buenas relaciones con todos estos grupos. En nuestro boletín, tratamos de resumir las estrategias y recursos presentados para beneficio de los sacerdotes que se mantienen bastante ocupados. Por otra parte asistimos regularmente a todas las reuniones nacionales de dirigentes pro-vida en las que se formulan las estrategias de los movimientos.

No sólo ayuda nuestra asociación al sacerdote en su trabajo con los grupos pro-vida, sino también ayuda a los grupos pro-vida a trabajar con sus sacerdotes. Desde sus comienzos “Sacerdotes Por la Vida” ha contado con el firme apoyo de grupos de laicos, y la asociación tiene miembros laicos auxiliares. Se oye a menudo la queja que los sacerdotes no hablan lo suficiente acerca del aborto. “Sacerdotes Por la Vida” ayuda activamente a personas y grupos laicos a crear expectativas realistas y a trabajar constructivamente con su clero. De hecho, algunos de nuestros folletos, cassettes y seminarios tratan sobre este tema.

Fr. Frank Pavone
Director Nacional, Sacerdotes Por La Vida

Leave a Comment

*