Persona con tema único






Si uno comienza a trabajar en contra del aborto, en poco tiempo es catalogado como una persona de tema único. Lo que esta frase significa no se sabe exactamente. Las personas a favor de la vida, definitivamente tienen otros temas además del aborto y de hecho la mayoría de personas a favor de la vida, se involucran activamente con otros temas. Exactamente ¿por qué existen otros temas y cual es su importancia? Existen porque la gente existe. Si no existiera la gente, no habrían otros temas y nadie quien los discutiera. En otras palabras, asi es la vida. Todos los temas son importantes porque la vida es importante. ¿Porqué nos debe importar el nivel de desempleo? Porque la gente tiene el derecho a vivir. ¿Por qué la pobreza nos interesa tanto? Porque la gente tiene derecho a alimentarse, a vestirse y a tener un techo sobre sus cabezas. ¿Por qué tienen derecho a estas cosas? Porque tienen derecho a vivir. En resumen, todo llega a lo mismo, la vida. Es por ello que el aborto es el tema principal. Si se le niega el derecho a la vida, se subestima la importancia de cada otro tema. Es imposible darle importancia a cualquier tema si la vida misma se devalúa a un tema desechable. El aborto es mas que un aborto.

El hecho de que el aborto no es tema para mucha gente, es que la acusación de ser tema único es mal ubicada. Además, agrega un insulto al daño que se le hace a los niños y sus madres. Nos preguntan, ¿por qué no se encargan de la gente que ya ha nacido? Nuestra respuesta es ¿por qué se hace la distinción en primer lugar? Hablamos bastante de los que aun no han nacido precisamente porque estamos tratando de deshacer la distinción injusta entre ellos y los ya nacidos. Los que aun no han nacido, tienen derechos iguales que los nacidos y exigimos que esos derechos sean respetados de la misma manera. Acusar a los que están a favor de la vida de no importarles los derechos es tan injusto como decir que a los sacerdotes de prisiones no les importan los derechos de la gente libre, o también como decir que los trabajadores sociales que ayudan a los no videntes no les importa la gente que si puede ver. Tener un tema universal de derechos humanos nunca excluye a la persona de tener un enfoque específico en un grupo de gente en necesidades.

Los no nacidos tienen mayor necesidad. ¿Existe acaso alguna otro grupo de gente que esté siendo asesinado a una alarmante taza de 4.400 al día, acompañada de la indiferencia de tantas personas y con los esfuerzos de tantos para legalizarlo? Estas muertes no son accidentales, estas muertes son autorizadas por el gobierno. ¿Existe algún otro tema que brota con tanto cobro de vidas humanas, o cualquier otro grupo de personas tan incapaces de defenderse?

¿Qué pasaría si el día de mañana se anunciara una nueva ley en donde los niños de 14 años se pudieran asesinar a la discreción de sus madres? ¿Duraría esa ley? ¿Acaso no se levantaría la gente para reclamar? Entonces, supongamos que los que pusieron la ley dicen que cambian la ley porque reconocen que era una mala ley y en lugar de 14 años la bajan a 7 años de edad. ¿Sería mejor? Entonces después de recapacitarlo mejor, deciden cambiar la ley de nuevo porque están de acuerdo que la ley era mala y dicen, que se pueden matar a los hijos dentro del vientre de la madre. Los primeros dos casos son ficción, pero el último es la realidad. La pregunta clave es: ¿Es esta ley diferente o mejor? ¿Adónde está toda la gente y el furor? ¿Por qué los únicos que reclaman son los que han sido catalogados como personas de tema único? ¿Acaso hemos creído que la gran mentira del aborto es moralmente aceptada más que la de matar a un niño de 7 años?

Si los niños de 7 años fueran sistemáticamente y legalmente asesinados, ¿se les llamaría gente de tema único a los que los defendieran?

Gracias a la acción y la oración de los pro-vida, muchos niños han sido salvados del aborto. Pregúntenle a esos niños si ellos piensan que haber sido salvado del aborto es tema único. No, para cada uno de ellos es todo el tema, es la misma vida. Para nosotros, es cada tema que tenga que ver con ese niño y con todo lo que tenga que ver con su vida. El niño vive. El tema es cada necesidad de ese niño, cada bendición, misión, interacción, y contribución para este mundo. El tema no es nada más que la misma vida a imagen del mismo Dios. Sí, al final de todo, es el único tema. El tema es la vida. Y después de todo, la vida defendida y afirmada es idéntica a este tema único llamado amor.

El Arzobispo Eusebius Beltrán escribió: “Hace muchos años, recuerdo haber sido criticado por pedirle a la gente que votara por la vida. Fui acusado de ser un votante de tema único.” Al meditarlo, no es tan malo ser catalogado de tal manera. Si un tema es suficientemente grande e importante y capaz de superar otros temas, entonces debería ser atendido. Si hay un tema tan fundamental que afecta a cada otro tema, entonces, debe de ser prominente. Si un tema le causa tanta injusticia a alguien, entonces debe ser detenido. Si un tema es de vida o muerte, entonces se debe escoger la vida. El único tema que abarca todos estos condicionantes es el aborto. Por lo tanto me siento orgulloso de ser llamado un “votante de tema único” porque no hay otro tema tan básicamente fundamental y urgente.”

Leave a Comment

*