Reemplacemos nuestro temor a predicar sobre el aborto: