Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

El billete de Dios

 

P. Victor Salomón
Director, Hispanic Outreach

   
  Tuesday, March 08, 2011

Escuche
   
 

El fin de semana pasado estuvo lleno de muchas bendiciones.  Nuevamente el Señor Jesús me dio una pausa en mis labores cotidianas y me envió a un retiro de sanación post aborto,  El Viñedo de Raquel.  He tenido el honor de participar en varios de estos retiros y siempre agradezco a Dios que me siga llamando para que, con un grupo de laicos sirviendo como equipo,  pudiéramos llevar una vez más la Gracia Misericordiosa y Sanadora de Dios a los participantes.  Claro que al ser canales, también quedamos húmedos de la Gracia de nuestro Señor.

Uno de los aspectos que más disfruto del retiro es la presencia viva del Espíritu Santo y el ser testigo de la transformación de los participantes, que, en algunos casos es tan evidente, que pasan de claras manifestaciones físicas del trauma/pecado: encorvaduras y dureza de facciones, a ser personas erguidas y llenas del Amor de Dios en sus rostros.

He podido constatar con mucha alegría el aumento del número de hombres (papás) que están asistiendo a los retiros, no solamente acompañando a sus parejas, sino incluso dando ellos el paso aún cuando sus esposas o compañeras no estén dispuestas a asumir su responsabilidad en el aborto de sus propios hijos.  La presencia significativa de los hombres en los retiros les da un aliento especial a la sanación, al hacerse presente la figura dolorosa masculina que permite la identificación de los hombres presentes en el retiro.

El sábado 26 de febrero pasado, el Papa Benedicto XVI, en una audiencia en la cual recibió a los participantes de la Asamblea de la Pontificia Academia para la Vida, se refirió en específico al tema del trauma del aborto con estas palabras: “es esa grave perturbación psíquica experimentada frecuentemente por las mujeres que se han sometido al aborto voluntario que revela la voz insuprimible de la conciencia moral y la herida gravísima que esta sufre toda vez que la acción humana traiciona la innata vocación al bien del ser humano, que ella testimonia”.

Al final de retiro le pedí permiso a una de las parejas para compartir la siguiente historia que da testimonio de cómo, a pesar de toda la oscuridad y diabólica obra que significa la historia de cada uno de los bebés abortados en nuestro mundo, Dios se encarga de dar señales para alertar sobre el mal que significa matar al propio hijo, sin medir en el momento las consecuencias que ello tendrá en la vida de todos los involucrados.

Esta es la narración de esta historia breve. Aquel sábado en la mañana,  tal como él lo había decido, ella tendría que abortar y no había vuelta atrás.  Ya las cartas estaban echadas.  Ya no se discutían las razones sino el ir a sacar el dinero del cajero automático en el banco y dárselo a su señora para que pagaran por matar al hijo que crecía en su vientre.  Él se baja del taxi frente al banco, mientras ella le espera en el carro.  Él apresurado introduce la tarjeta por la ranura del tele cajero, marca su clave con nerviosismo que se le manifiesta en retorcijones en su estómago y sudoración en las manos.   Coloca la cantidad: 400 dólares estadounidenses.  Y mientras sigue sintiendo todo aquel nerviosismo va sonando el conteo de los billetes de muerte realizado por la máquina.   Al agarrar los billetes en sus manos salidos por la ranura, todos billetes de 20 dólares, el primero de ellos, en el billete que estaba de primero en el paquete, se podía leer claramente el siguiente mensaje escrito a tinta de bolígrafo: NO USE ESTE DINERO PARA HACER UN ABORTO.

¿No podría ser este artículo como aquel “billete de Dios” para que usted se involucre desde su profesión en el movimiento pro vida?  Eso podría ser la diferencia para salvar una o miles de vidas de bebés no nacidos y a los involucrados del pecado y del trauma post aborto.

Fr. Victor Salomón, a member of the Diocesan Laborer Priests, is the Director of Hispanic Outreach for Priests for Life. He resides in Washington, DC.

   
  Atrás
 



Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org