Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Chen Guangcheng: la luz del corazón

 

P. Victor Salomón
Director Internacional de Apostolado Hispano, Sacerdotes por la Vida

   
  Friday, December 16, 2011

Escuche
   
 

Como algunos recordarán unos meses atrás organizamos una campaña de oración por la liberación del médico cubano Dr Oscar Elías Biscet, quien fuera perseguido por el régimen cubano por oponerse al aborto. Gracias a Dios fue puesto en libertad.

El día de hoy, celebración de la Inmaculada Concepción, estamos iniciando una nueva campaña de oración, que renovaremos cada 8 de mes hasta la liberación y la no persecución del abogado Chen Guangchen. Hoy este humilde hijo de China tiene su casa por cárcel y no puede respirar sin estar vigilado constantemente (les dejo un video que relata esta situación http://www.youtube.com/watch?v=4jpJnzj0WMk)

¿Cuál es la razón por la cual el abogado chino Chen ha sufrido persecución y hasta la cárcel?

Dejemos que sea un testimonio el que nos diga lo que este abogado sin luz en sus ojos, pero con una luz brillante como el Sol en su corazón ha denunciado y es causa de su persecución:

“Liu Dan de 21 años de edad, estaba embarazada 9 meses, cuando la policía de planificación familiar se la llevó de su casa. La trasladaron a la oficina local de planificación familiar, y fue forzada a abortar a su hijo. Ellos conocían los resultados de las pruebas de laboratorio que Lie sufría de tensión arterial alta y que un aborto forzado en su última etapa sería peligroso para ella. Después de su aborto forzado, ella estaba sola e inconsciente en un quirófano en el centro de planificación familiar. Sintiendo que algo andaba mal, su novio irrumpió en la habitación a las 3:00 am para encontrar a su novia sangrando de los ojos, la nariz, los oídos y la boca. Aun así, la policía de planificación familiar se negó a pedir ayuda de emergencia, hasta que su familia insistió. La ayuda llegó demasiado tarde. Liu Dan murió junto con su bebé” (Fuente http://www.canadafreepress.com/index.php/article/40552)

La denuncia del aborto forzado en China es la causa de su persecución.

Cada vez que pienso en esto no lo puedo entender y me duele en el corazón. Ya lo he indicado en otro de mis artículos que soy un profundo admirador de la cultura ancestral China, y no puedo entender cómo han permitido que se instale en el Estado este tipo de violencia hacia sus propias madres mujeres.

Especialmente hoy con los avances de la ciencia respecto a la presencia de la vida humana desde la concepción; y combinado esto con las consecuencias negativas pluridimensionales del trauma post aborto que devasta a las mujeres, no puedo entender cómo la gigante amada China aún promueve este tipo de prácticas.

Recientemente tuve la oportunidad de ver una producción de cine chino llamada: Aftershock ( después del shock) que lleva a la pantalla un homenaje a las víctimas y los equipos de ayuda del terremoto de Tangshan, uno de los terremotos más devastadores de la historia de la humanidad ocurrido en China en 1976.

Una de las protagonistas de esta película opta por tener a su hija a pesar de sufrir un embarazo en una situación difícil, no solamente por las condiciones materiales sino también por su estado emocional.
La película muestra un retrato del espíritu de la solidaridad en la cultura China. Es esa la China que debe promocionarse y no la China que obliga a sus mujeres a matar a sus hijos, creando un herida en los corazones de sus mujeres, que ni mil terremotos como el Tangshan le son comparables.

Elevamos, pues, nuestras oraciones por nuestros hermanos chinos, por sus autoridades para que paren la persecución en contra del abogado Chen Guangchen y, y contra él, por extensión a su esposa e hija.

Pero especialísimamente oramos para que nuestros hermanos del gobierno chino no sigan obligando a sus mujeres a matar a sus hijos, minando así las bases de esa sociedad milenaria.

   
  Atrás
 



Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org