Registro de Votantes. Todo el año. Todos los años.

 

Fr. Frank Pavone

   
 

"Envía Señor tu Espíritu y renovarás la faz de la tierra."

La Buena Noticia es, por supuesto, que Dios ya ha enviado su Espíritu, renovándonos a cada uno y llamándonos a que renovemos al resto de la tierra por el mismo Espíritu trabajando a través nuestro.

Sin embargo, la tarea requiere mucho más que los dones que nos da la gracia. Necesitamos herramientas a nivel natural que nos permitan hacer nuestro trabajo. "La gracia coopera con la naturaleza" es un principio tradicional en teología.

Un ejemplo sencillo: los buenos cristianos están llamados a ser buenos ciudadanos. Ser ciudadano del cielo no remplaza nuestra ciudadanía terrena. Al contrario, alcanzamos nuestra salvación y santificación precisamente a través del ejercicio de nuestros deberes terrenales, incluyendo nuestras obligaciones cívicas.

Una de las primeras obligaciones cívicas es el deber de votar. Una de las herramientas que necesitamos para desarrollar nuestra misión es registrarnos para votar. El papel de la Iglesia no consiste en organizar o administrar partidos políticos. Pero si incluye darle a la gente las herramientas que necesita para ser buenos ciudadanos en la tierra para que sean ciudadanos del cielo. Luego, las iglesias deben registrar votantes.

Es cierto que en general sólo oímos acerca de estas cuestiones en tiempos electorales. Pero no podemos darnos el lujo de esperar hasta ese momento para tratar de que se registren todos aquellos creyentes que no lo han hecho. Estamos llamados a ser previsores, sin limitarnos a reaccionar. Simplemente, no hay tiempo suficiente para hacer el trabajo de persuasión, educación y extensión que es necesario para movilizar a todos los creyentes si sólo lo hacemos cuando hay una elección importante en el horizonte. Registrar votantes es una actividad que las iglesias deberían hacer durante todo el año, todos los años. Constantemente deberían hacer un llamado a la vigilancia, a estar alerta, a tener las herramientas en la mano. No dejemos que el vencimiento de los plazos para registrarse nos sorprenda, o que la gente se de cuenta demasiado tarde que debe registrarse en un nuevo distrito porque se han mudado.

Y nunca nos cansemos de repetir el principio legal bastante elemental que el registro de votantes es una actividad perfectamente legal que la Iglesia puede desarrollar mientras no sea partidista. En otras palabras, no limitamos la oportunidad de registrarse solamente a personas de un partido específico. Abrimos las puertas a todos sin importar su afiliación partidaria. Porque nuestra motivación no es promover un partido, sino darle a los cristianos las herramientas que necesitan para hacer el trabajo que el Espíritu les ha encomendado.

Todo el año, todos los años, las iglesias pueden tener formularios de registro de votantes disponibles en la rectoría e instalar periódicamente mesas a la salida de la iglesia para facilitar a la gente la posibilidad de registrarse. Las circulares a los parroquianos pueden recordarles esto regularmente. La página en la red de la parroquia puede tener un enlace a www.VoterSunday.org, donde la gente puede obtener formularios de registro desde su propia computadora. Esa misma página contiene toda la información necesaria para desarrollar campañas de registro de votantes en la iglesia o en una reunión de un grupo parroquial.

¡No esperemos! ¡Registremos votantes todo el año, todos los años!