Una cuestión electoral clave: ¿Es esto lo que quieres decir cuando hablas del Aborto?

 

Fr. Frank Pavone

   
 

La temporada de elecciones está en marcha, y es mi prioridad personal desde ahora hasta el 6 de noviembre educar y movilizar el mayor número posible de votantes para hacer la diferencia en la urna de votación para proteger a nuestros hermanos y hermanas no nacidos. Nuestra familia de ministerios de Sacerdotes por la Vida está ocupada publicando nuestra Novena Electoral de Oración por la Vida, que comienza el 4 de septiembre (http://www.priestsforlife.org/novenas/election-day-novena-sp.htm), movilizando unidades para registraciones de votantes no partidistas para el Registro Nacional de Votantes este domingo 9 de septiembre (politicalresponsibility.com), y preparando equipos de personas que distribuyan esas guías en las calles de sus ciudades. Instamos a los ciudadanos a informarse observando las convenciones y los debates.

Pero estoy especialmente entusiasmado con el proyecto por el cual se pondrán a prueba en el centro de sus decisiones electorales frente a la tragedia del aborto, tanto a los candidatos como a los votantes. Las enseñanzas del Santo Padre y de los obispos constantemente señalan que no todas las cuestiones morales y de vida son iguales. "El aborto necesariamente juega un papel central", declaran los obispos (Una Campaña a Favor de la Vida, 2001).

Pero, no es porque los obispos lo enseñan que debemos declarar la centralidad del aborto. Es simplemente por ser lo que es. No es mirar a un documento de la Iglesia que nos convence de la urgencia de acabar con el aborto. Es simplemente mirar al aborto.

Por eso hemos puesto en marcha una simple campaña llamada "¿Es esto lo que quieres decir?". Este proyecto tiene como objetivo revelar al público la naturaleza del procedimiento del aborto, y desafiar a funcionarios públicos, a candidatos y a otros que apoyan la legalidad del aborto a que admitan lo que el aborto es.

El proyecto hace uso de las palabras de los propios aborcionistas. En los textos médicos como La Práctica del Aborto por Warren Hern, por ejemplo, vemos el procedimiento que se describe como "decapitación" y "desmembramiento". Citando estas palabras, simplemente preguntamos a los partidarios del aborto: "Cuando ustedes pronuncia la palabra ‘aborto’, ¿es esto lo que quieren decir?” Lo que diga el partidario del aborto al responder no tiene importancia. El objetivo se ha alcanzado: lo que esa persona quiere decir ha sido revelado, tanto para esa persona como para todos los que la escuchan.

Forcemos la pregunta, planteemos el desafío. Si un funcionario público o alguien que busque un cargo público, tiene una posición sobre el aborto, se deduce que dicha persona sabe lo que esa palabra significa. Si espera que las políticas públicas permitan el aborto, o que los contribuyentes lo financien, sin duda debe estar dispuesto a describir de lo que se trata.

Ya que las palabras utilizadas son las de los propios aborcionistas, no tenemos que preocuparnos por tener que salir con nuestros propios brillantes argumentos. Y ya que el proyecto simplemente pregunta lo que quieren decir con la palabra, la responsabilidad de dar una respuesta recae sobre aquellos que desafiamos, no sobre nosotros.
Junto a las citas, utilizamos diagramas del procedimiento del aborto, al igual que fotos horribles de lo que un aborto es. Respaldamos esto con una serie de videos de gran alcance, que se pueden ver en Unborn.info.