¿Es Una Creencia O Es Un Hecho?

 

Fr. Frank Pavone

   
 

Cada cual tiene derecho a sus propias creencias; pero no es así en cuanto a los hechos. Las creencias personales no cambian la realidad. Por ejemplo, es posible que yo crea sinceramente que puedo atravesar una pared sin hacerme daño. Pero esta creencia personal no altera la ley física que indica que mi cuerpo no puede atravesar la pared. De hecho, si trato de hacerlo no pasaré al otro lado de la pared, sino más bien terminaré con un tremendo dolor de cabeza.

Es importante tener esto en cuenta cuando se habla del aborto. Muchas personas dicen que no creen que lo que existe en el vientre de una mujer encinta es un ser humano; en su opinión es otra cosa. ¿Pero acaso esta opinión altera la realidad? Si hay dos personas frente a una mujer embarazada y una dice que lo que tiene la mujer en su vientre es un bebé humano, y la otra dice que no es un bebé humano. ¿Tienen razón las dos personas? No. Una tiene razón y la otra se equivoca. Lo que tiene la mujer no es cuestión de creencia, es un hecho cierto. Los hechos no son un derecho de cada cual, tenemos el deber de reconocer los hechos tal como son.

¿Y cuáles son los hechos en cuanto a la vida humana en el vientre? Veamos lo que dicen los expertos:

"Aceptar el hecho que después que se produce la fertilización, existe un nuevo ser humano, ya no es cuestión de gusto o de opinión ... es simple evidencia comprobada en los experimentos." (Dr. Jerome Lejeune, "Padre de la Genética Moderna" y descubridor del Síndrome de Down.)

"Según los criterios de la biología molecular moderna, la vida existe desde el momento mismo de la concepción." (Dr. Hymie Gordon, Presidente del Departamento de Genética de la Clínica Mayo.)

Estas personas no están hablando sobre la Biblia, o cualquier otra creencia religiosa. Sus palabras se basan en pruebas científicas. De hecho todos los textos de medicina que existen en el mundo confirman que cada vida humana comienza con la fertilización. Si los científicos no supieran esto, ¿cómo podrían haber llegado a producir bebés en probetas de laboratorio?

Quienes dicen que "no creen" que el bebé que está en el vientre es realmente un ser humano están simplemente negando una realidad. Están imponiendo sus creencias a esa criatura al considerar que tal creencia es más importante que la vida del niño. Estamos en los albores del Siglo 21. Esta es la era de la fetología (estudio de la criatura por nacer) y cirugía fetal (operaciones en la criatura por nacer). El libro Paciente por Nacer comienza con la observación que la ciencia moderna ve que "el feto es un paciente, un individuo..." (p. 3) Quienes dicen que "No es un niño" tienen ¡que ponerse al día en cuanto a la realidad!

En una sociedad pluralista, un mundo de muchas creencias, las leyes sobre el aborto deberían basarse en datos científicos correctos y objetivos. Porque es un hecho científico que el niño en el vientre es humano, la razón demanda que la ley proteja la vida de ese ser humano al igual que protege su vida y la mía. Cuando los partidarios pro-vida piden protección para los bebés en el seno de la madre, muchas veces se les acusa de imponer sus creencias religiosas sobre los demás. No es esto lo que hacen. Lo que están diciendo es sencillamente que todos los seres humanos merecen protección no solo algunos. De hecho, son las personas que ignoran la ciencia y dicen que no "creen" que el feto es un ser humano quienes están "imponiendo sus creencias".

Cada aborto destruye una vida humana. Esta no es una creencia. Es un hecho.