Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Redefiniendo el Debate Sobre el Aborto

 

Fr. Frank Pavone
National Director, Priests for Life

   
  Monday, February 14, 2011

Escuche
   
 

La opinión pública sobre el aborto en América se describe mejor como ambivalente: incómoda con el aborto sin restricciones, sin embargo, no quiere prohibirla totalmente.

 

Otra palabra para la opinión pública sobre el aborto es "punto muerto." No se ha movido mucho a lo largo de los años desde Roe vs Wade. Una vez que se movió fue cuando el aborto por nacimiento parcial se debatió públicamente a finales de los años 90. La gente estaba más dispuesta a identificarse con la posición pro-vida durante y después de ese debate, porque el debate se enfocó sobre el aborto en sí, y no en cuestiones abstractas de libertad y elección.

 

Y es sólo en esta arena específica del aborto por nacimiento parcial en la que nuestra nación ha tenido éxito, desde el caso Roe vs Wade, prohibiendo, en realidad, un procedimiento de aborto en muchos estados y a nivel federal, y  tener esa prohibición confirmada por el más alto tribunal del país.

 

Cuando la pregunta es "¿Debemos permitir el aborto?", El debate es pesado y ambiguo, atrapando a las personas en un laberinto interminable y tedioso de argumentos y contra-argumentos. Pero cuando la pregunta es "¿Debemos permitir que a un niño, a medio nacer, se le atraviese  el cráneo con unas tijeras cuando aun está vivo?", el público llega mucho más rápidamente a un consenso. Y ese consenso, a su vez afecta su visión sobre el asunto del aborto en general.

 

Ahora es el momento de la Ley 2.

 

El procedimiento de aborto más común que se realiza después del primer trimestre del embarazo es la "D y E" (Dilatación y Evacuación), un procedimiento que es legal en toda la nación, y que la propia Corte Suprema  describe de esta manera:

"El médico agarra una parte del feto con las pinzas y hala hacia atrás a través del cuello del útero

..., sigue halando aún después de encontrar resistencia en el cuello del útero. La fricción hace que el feto se desgarre. Por ejemplo, se le puede arrancar una pierna en el proceso de ser arrancado del útero y extraído de la mujer. El proceso de evacuación del feto, pieza por pieza, continúa hasta que haya sido completamente removido "
(Gonzales vs Carhart, 18 de abril de 2007).

Ahora es el momento de hacerle al público estadounidense, ya sea pro-vida o pro-elección, una simple pregunta: ¿Debe ser permitido  el desmembramiento, en el vientre, de un niño vivo? Vayamos más allá de esta gran pregunta "¿Se debe permitir el aborto?" y preguntar: "¿Debe este procedimiento específico, en el que los brazos y las piernas de un niño son arrancadas, y la cabeza aplastada, ser permitido?"

Como vimos en el debate sobre el aborto por nacimiento parcial, vamos a ver una vez más que muchas personas que se consideran "pro-elección" a quienes les gustaría que el aborto estuviera generalmente disponible, sin embargo, oponiéndose a este procedimiento específico, e incluso trabajando con nosotros para prohibirlo mediante la ley. Es tiempo de movilizar este segmento de la población.

Cada aborto es malo, no importa qué método se utilice; cada niño debe ser protegido. En ningún modo nos retiramos de ese principio y meta. Pero ayudar a las personas a enfocarse en un solo procedimiento, es una manera más rápida para llegar allí. Para más información ver StopDandE.com.

   
  Atrás
 



Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org