Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Reemplacemos nuestro temor a predicar sobre el aborto:
Por el temor a Qué Sucederá Si No Predicamos Sobre El Aborto

 

Fr. Frank Pavone
National Director, Priests for Life

   
  Monday, April 25, 2011

Escuche
   
 

Poco después de empezar a trabajar en Sacerdotes Por La Vida una señora  me escribió en una carta, “No puedo dejar de pensar que si hace veinte años hubiese escuchado un sermón en la Iglesia en contra del aborto,  seguramente hubiese hallado la fortaleza para quedarme con mi bebé en lugar de matarlo.” 

 

Desde entonces, un sinnúmero de mujeres, así como de hombres, me han dicho lo mismo.  Un día después de la Misa alguien me dijo: “Padre, yo tuve un aborto, y cuando oigo que hablan de ello en la Iglesia me duele—pero por favor, siga predicando al respecto, porque obtengo gran consuelo en saber que como resultado de esa predica, alguna persona en la congregación puede que se salve de tener que pasar por ese dolor que trae consigo el aborto.”

 

Muchos sacerdotes sienten temor a predicar sobre el aborto, y muchos de los laicos me preguntan a mí el por qué. El temor, en última instancia, es irracional; es sustraernos de la ayuda que proviene de la razón.

 

A pesar de esto, una de las respuestas que con mayor frecuencia dan los sacerdotes a quienes se les pregunta por qué no tratan este tema es, “No quiero herir a aquellas personas de la congregación que hayan tenido abortos.”

 

Los sacerdotes invierten años de oración y esfuerzo para desarrollar el corazón compasivo del Buen Pastor, quien cuida las heridas de su rebaño, aplica el bálsamo sanador del amor y la misericordia de Dios; y nunca hace nada para dañar a sus ovejas.

 

Pero, precisamente eso debería llevarles a predicar acerca del aborto, en lugar de silenciarlos al respecto.  ¿La razón? El silencio hiere a su grey.  Una razón por la que el silencio hiere es porque no se puede interpretar en sí mismo.  El sacerdote puede de hecho tener la mejor intención para mantener silencio con respecto al aborto.  Pero el hombre y la mujer que están sentados en la congregación sufriendo por haberse involucrado en el aborto durante su pasado no conocen esas intenciones.  El hecho de que no se diga nada respecto al aborto puede llevarles a concluir una de tres cosas:

a) El Padre no sabe del dolor que tengo por mi aborto;
b) El Padre conoce mi dolor, pero no le importa;
c) El Padre conoce y le importa mi dolor, pero es que no hay esperanza.  No hay nada que se pueda hacer para sanar esa herida.

El hecho, no obstante, es que conocemos, nos importa y si hay esperanza, así como posibilidad de sanación.  ¡Por lo tanto debemos hablar!  Hablar acerca del aborto, que está devastando individuos y sobre todo familias. Hablar del dolor que causa y, paralelamente,  extender a quienes viven en ese dolor una invitación a la sanación, la misericordia, el perdón y la paz.

 

Apostolados de Sacerdotes Por La Vida como por ejemplo, “El Viñedo de Raquel,” (el ministerio más grande en el mundo para sanación post aborto) y la Campaña de concientización “No Mas Silencio” (en la que quienes han tenido abortos y han encontrado sanación, hablan sobre sus experiencias) puede ayudar al sacerdote a presentar de una manera efectiva el mensaje de que es posible la sanación.  Y de esta forma todo lo demás que digamos con respecto al aborto tendrá una mejor aceptación,   Además, de esta forma muchos podrán evitar el dolor de abortar al evitar hacerlo.

 

Es hora que el temor a qué sucederá si no predicamos remplace nuestro temor a predicar sobre el aborto.

 

 

 

   
  Atrás
 



Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org