Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

El Senado de Los Estados Unidos de América y El Escándalo Más Grande de Todos

 

Fr. Frank Pavone
National Director, Priests for Life

   
  Monday, October 21, 2013

Escuche
   
 
Los  titulares que se han originado recientemente desde Washington D.C. en estos días son causa de una tremenda confusión, y hay mucho descontento con respecto a nuestros funcionarios electos. Cierres, altibajos en la economía como el trayecto de una montaña rusa, el grave problema del presupuesto y la deuda y el fracaso para explicar los escándalos del gobierno han dominado las noticias. Pero hay un escándalo que, en proporciones históricas, va a ser más monumental que todos los demás, y que el Senado de EE.UU. tiene ahora la oportunidad de abordar.

Un proyecto de ley se introdujo en el Senado para promover, lo que la Cámara de Representantes y diez estados ya lo han hecho, la protección a los niños en el vientre materno a partir de las 20 primeras semanas de desarrollo. Este proyecto de ley se llama Ley de Protección del Niño Por Nacer Capaz de Sentir Dolor, y se basa en el consenso de la evidencia científica de que el niño a partir de las 20 semanas de desarrollo es capaz de sentir dolor. Con el fin de proteger a ese niño del dolor, el proyecto de ley establece que el niño no puede ser abortado a partir de las 20 primeras semanas de desarrollo. Diez estados y la Cámara de Representantes de EE.UU. han aprobado esta ley con una votación de 228 a 196, llevada a cabo en Junio. La medida cuenta con el apoyo de cerca del 64% de la opinión pública estadounidense.

No obstante, no se cuenta con el apoyo del Presidente. El 17 de junio, la Casa Blanca emitió una declaración que decía que este proyecto de ley, más bien, protege a los no nacidos de desmembramiento doloroso, evidenciando desprecio por la salud y los derechos de la mujer y de los médicos que desempeñan un papel en las decisiones de atención de salud de sus pacientes y de la Constitución.

Una ley federal reza: "Por lo tanto, se declara que es la política de los Estados Unidos de que el sacrificio de ganado y el manejo de los mismos en relación con la matanza se llevará a cabo únicamente con métodos humanitarios."  Estas palabras provienen de los métodos crueles de la ley Masacre Act, que expresa la preocupación por el dolor experimentado por los animales, y que además expresa más fundamentalmente una dimensión de nuestra propia humanidad.

Sin embargo, el Presidente todavía no se atreve a extender esa misma preocupación por los seres humanos. Allí está el mayor escándalo de todos. Y el momento ha llegado para descubrir cómo cada uno de los senadores estadounidenses se encargará de este asunto. 
¿Van a ser tan crueles como el Presidente hacia el dolor que los niños que todavía están en el vientre materno? ¿O será que obviarán el tema por completo, evitando una votación sobre el proyecto de ley? ¿O van a hacer las cosas bien y pesará el sentido común con una legislación decente?

En 1994, un artículo en la revista médica británica The Lancet, reveló reacciones de estrés hormonal en el feto, y concluyó con la recomendación de que se pueden utilizar analgésicos cuando se realiza el procedimiento quirúrgico en estos niños. Los autores hicieron este planteamiento: "Esto se aplica no sólo a los procedimientos diagnósticos y terapéuticos en el feto, y posiblemente también a la interrupción del embarazo, en especial por medio de técnicas quirúrgicas que involucran desmembramiento."  Anteriormente, en 1991, los asesores científicos en el Consejo Federal de Medicina de Alemania hicieron una recomendación similar. Este tema no ha escapado a la atención de la comunidad médica y científica.

Ahora queda por ver si este asunto tendrá la atención del Senado de los EE.UU.

Este sería un avance razonable en el debate nacional sobre el aborto. Cuando los tribunales estaban considerando la constitucionalidad de la prohibición del aborto por nacimiento parcial en la última década, el abortista Dr. Timothy Johnson declaró que la cuestión de si un niño abortado por desmembramiento no sintió ningún dolor, ni siquiera cruzó por su mente. Como nación, sean cuales sean nuestros puntos de vista sobre el aborto, nuestro sentido de la humanidad tiene que ser mejor que eso. Ahora le toca al Senado de EE.UU. que nos dé su respuesta a esa pregunta.

¡Esté atento a una alerta de las acciones que Sacerdotes Por La Vida planteará en breve sobre lo que se puede hacer para presionar por la pretensión de aprobar este proyecto de ley en el Senado de los Estados Unidos!
   
  Atrás
 



Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org