Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Yo Soy

 

Fr. Frank Pavone
National Director of Priests for Life

   
  Monday, April 07, 2008

   
 

El Evangelio de san Juan registra varias afrimaciones clave de Jesús sobre su persona que comienzan con las palabras “Yo soy...” Estas declaraciones revelan aspectos básicos sobre él y sobre lo que hace en el mundo. También revelan los fundamentos del movimiento pro-vida. 

Jesus declara, “Yo soy el pan de vida” (Jn 6:35), “Yo soy la luz del mundo” (Jn 8:12), “Yo soy la puerta” (Jn 10:7), “Yo soy el buen pastor” (Jn 10:11), “Yo soy la Resurrección y la Vida” (Jn 11:25), “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn 14:6) y “Yo soy la vid verdadera” (Jn 15:1) 

Todas estas son imágenes de la vida. Tres de estas afirmaciones usan explícitamente la palabra “vida”, otras recurren a elementos de la alimentación, el crecimiento y la protección apuntando al terreno de la vida. Son afirmaciones directamente opuestas a la oscuridad y la muerte, el decaimiento, la destrucción, la violencia y el nihilismo. 

La raíz de todas estas declaraciones “Yo soy” es el “YO SOY” absoluto que encontramos en Juan 8:58. El contexto es una discusión entre Jesús y los judíos en las que afirma que es el antídoto contra la muerte. “Si alguien cumple mi palabra, no morirá.”Los judíos le preguntan como era posible que dijera eso, en vista del hecho que Abraham había muerto. ¿Acaso pensaba que era más grande que Abraham? Y Jesús respondió: “En verdad les digo, antes que Abraham naciese, ¡YO SOY!” 

Quienes lo oían inmediatamente reconocieron el nombre de Dios. Cuando Dios llamó a Moisés para liberar a Israel, Moisés le preguntó a Dios su nombre, y el Señor respondió que su nombre era “YO SOY” (Ex. 3:14) 

Este nombre de Dios puede entenderse en un cierto sentido como una afirmación que Dios solo tiene vida en y para sí mismo. Todo lo demás recibe la vida de El, sólo El es “el Dios vivo,” la fuente de todo ser, el único que existe necesariamente y que no puede dejar de existir. Por supuesto que esta verdad es el fundamento de la enseñanza pro-vida de la Iglesia. Toda vida le pertenece a Dios y tomar una vida humana es un ataque a Dios. 

En un sentido más dinámico, el nombre “YO SOY” significa “YO SOY para ti, YO SOY quien está de tu lado, YO SOY quien te rescata de la muerte y la destrucción.” Observen el contexto en el que Dios revela este nombre a Moisés: lo está llamando para liberar a su pueblo de la esclavitud de Egipto. Observen también el contexto en el que Jesús reclama para sí este nombre en Juan 8: está prometiendo liberar a la gente. El discurso comienza con la siguiente afirmación: “la verdad os hará libres” (Jn 8:31), y como hemos visto, incluye la promesa: “Si alguno guarda mi palabra, jamás experimentará la muerte” (Jn 8:51)

Dios rescata a su pueblo de la nada y de la violencia, como el aborto. Por eso el pueblo de Dios es el pueblo de la vida. Rescatados por Cristo, rescatamos a nuestros hermanos y hermanas vulnerables, y El las rescata a través nuestro.

   
  Atrás
 



Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org