Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

2º Semana del Tiempo de Pascua - Ciclo B

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 

Celebrante: Nuestro Padre santo nos ama y provee en nuestras necesidades. Con fe le presentamos nuestras peticiones.

Diácono / Lector:

Para que la Iglesia fortalecida por el Espíritu Santo comparta la fe con todo el mundo, y para que tengamos abundancia de pastores buenos y santos que nos guíen, roguemos al Señor...

Para que los lideres de la Iglesia den testimonio de la Buena Nueva de la resurrección y se mantengan fieles a la misión que se les ha encomendado, Roguemos al Señor...

Para que al igual que los apóstoles quienes ponían sus recursos al servicio de los necesitados, nosotros apoyemos los esfuerzos de los centros de asistencia para embarazos que proveen alternativas al aborto, Roguemos al Señor...

Para que todos los que se encuentran enfermos experimenten el poder sanador de Cristo a través de los que los se dedican a cuidarlos, Roguemos al Señor...

Por todos los que han fallecido para que sus pecados sean perdonados por medio de la Gracia y Misericordia de Dios y puedan compartir plenamente las promesas de la Resurrección, Roguemos al Señor...

Celebrante: Padre amado, te ofrecemos nuestras oraciones con confianza en Tu constante amor por nosotros, y por los meritos de Tu Hijo Jesucristo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por lo siglos de los siglos. Amen.

 

Adiciones para el boletín:
 

La Coronilla

La práctica actual del Domingo de la Misericordia es un buen momento para renovar nuestra devoción a la Coronilla de la Divina Misericordia. Hay un fuerte vínculo entre esta devoción y el movimiento pro-vida. El Padre Seraphim Michalenko, MIC, quien fue el traductor principal del diario de Sor Faustina, y el postulador de su causa para la canonización, escribe lo siguiente:

“En las tres últimas ocasiones, de 8:00-11:00 de la noche, ella sintió que sus entrañas habían sido rasgadas. Sufrió tanto que pensó que iba a morir. Los doctores no podían encontrar que enfermedad tenía, y ninguna medicina le aliviaba el sufrimiento. Más tarde le fue dado a conocer que ella estaba pasando esos dolores por las madres que abortaban a sus hijos.” (Diario 1276)

“En otra ocasión, ella tuvo una visión de un ángel que venía con rayos para destruir una de las ciudades más maravillosas del país. Y ella se sintió frágil para hacer algo (Diario 474) ¿Qué antídoto le dio Dios? La Coronilla de la Misericordia. [Ella explica] que la ciudad iba a ser castigada por sus pecados, principalmente por el pecado del aborto.” ("Wombs of Mercy," Marian Helpers Bulletin, Summer 1995, p.13).

En el 2003, el Papa Juan Pablo II emitió una Bendición Apostólica a todos aquellos que rezaran la Coronilla de la Misericordia “por las madres que querían abortar sus retoños; por los infantes que sería muertos en el vientre; por un cambio de corazón en los que proveen los abortos y su s colaboradores; por las victimas humanas de la investigación de la célula madre, por la manipulación genética, la clonación y la eutanasia, y por todos los que han sido encomendados con el gobierno de las personas, para que promuevan la Cultura de la Vida, y pongan fin a la cultura de la muerte.”

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Acts 4:32-35
1 Jn 5:1-6
Jn 20:19-31

Es una cosa dudar el hecho de que Jesús resucito de entre los muertos, come hizo Tomas. No obstante, es más probable que dudamos el poder que fluye desde aquella Resurrección- un poder que nos puede dejar del pecado. Hoy es el Domingo de la Misericordia Divina, pero la misericordia no se debe ser confundida con presunción o permiso a pecar. De hecho, es precisamente en darnos mandamientos que, como la segunda lectura nos dice, “no son difíciles de cumplir,” que Dios nos muestra Su misericordia. No solo es nuestra debilidad lo que Dios “entiende.”  En primer lugar, entiende nuestra necesidad de Él, y el hecho de que florecemos solamente cuando vivimos nuestra vida de acuerdo a Su voluntad. Más bien florecemos solamente por vivir una vida en unión con El. Por lo tanto, Su misericordia nos provee con cada onza de fuerza que necesitamos para cumplir los mandamientos, lo cual se asimila en cumplir las exigencias del amor.

El amor tiene exigencias precisas (o concretas), comenzando con la reverencia y el respeto absoluto por la vida de cada cual, y las vidas de los más frágiles e indefensos entre nosotros. Las acciones que intencionalmente toman a la vida humana inocente siempre serán contrarias al amor. Sin embargo, sus mandamientos “no son difíciles de cumpir” porque a causa de nuestra fe en Su Resurrección, tenemos el poder de amar como ama Cristo, hasta el punto de sacrificarnos, como El se sacrifico.

Tomas descubrió la fortaleza de creer cuando se volvió a la unión de la Iglesia. Quizas, cuando Tomas había desaparecido durante la noche de Pascua, estaba buscando a Jesus por si mismo.  Después de todo, era la clase de persona que quiso ver por si mismo.  Pero solo encontró a Jesús cuando volvió a estar con Pedro y los apóstoles.  También descubriremos la fuerza de creer, de cumplir los mandamientos, y de respetar cada vida humana, cuando nos acerquemos a la Iglesia en unidad, a la comunidad de los fieles edificada sobre los apóstoles.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org