Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Domingo XIV del Tiempo Ordinario - Ciclo B

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 

Celebrante: Alimentados por la Palabra de Dios, ponemos nuestras oraciones y peticiones ante quien nos ama sin medida.

Diácono / Lector:

Para que la Iglesia continúe atendiendo las necesidades espirituales y físicas del pueblo de Dios, roguemos al Señor…

Para que los líderes de la Iglesia tengan el coraje para mantenerse firmes en las enseñanzas de Cristo y prediquen la verdadera libertad que traen consigo. Roguemos al Señor…

Para que los oficiales públicos constantemente trabajen por proteger el bienestar de los débiles y la dignidad de todas las personas, roguemos al Señor…

Para que aquellos que hablan a favor de la santidad de la vida, y son ridiculizados y rechazados, tengan las bendiciones que son propias de los profetas, roguemos al Señor…

Para que aquellos atrapados por la pobreza o por una mala salud tengan la fuerza del amor salvador de Dios y el cuidado de aquellos que los ayudan, roguemos al Señor…

Para que los que han muerto conozcan la paz del Cristo resucitado, roguemos al Señor…

Celebrante:

Dios Padre nuestro, al responder a las oraciones que te hemos presentado hoy,
concédenos el valor y la fuerza para responder a tu llamado a la santidad. Te lo
pedimos por Cristo nuestro Señor.

Adiciones para el boletín:
 

Nuestros Obispos Hablan

“Al siempre necesario trabajar para reducir el número de abortos dando alternativas y ayudando a los vulnerables padres y niños, la enseñanza católica hace un llamado a todos los católicos a trabajar activamente para controlar, restringir, y poner fin a la destrucción de la vida humana no nacida. Al la Iglesia llevar adelante su responsabilidad central de enseñar claramente y de ayudar a formar consciencias, es esencial recordar que la conciencia debe ser consistente con los principios morales fundamentales. Como miembros de la Iglesia Católica, todos los católicos estamos obligados a formar nuestras consciencias de acuerdo a la enseñanza moral de la Iglesia.” – Declaración sobre las Responsabilidades de los Católicos en la Vida Pública, Marzo 10, 2006.

 

 

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Ez 2:2-5
2 Cor. 12:7-10
Mc 6:1-6a

Las lecturas de hoy nos invitan a reflexionar sobre lo que significa ser un profeta, y cómo podemos “complacernos en los…insultos y persecuciones.”

En nuestro bautismo,  fuimos declarados “Sacerdotes, Profetas y Reyes”, igual que El Señor Jesús mismo en cuyo Cuerpo y misión fuimos bautizados. Un “profeta” no se dedica primordialmente a predecir el futuro; antes bien, un profeta siempre habla sobre el tiempo presente, declarando a las gentes lo que dice la Palabra del Señor sobre nuestras actuales circunstancias, cultura y estilo de vida. El profeta declara cuál es el siguiente paso conveniente a tomar para el Pueblo de Dios en su constante camino de arrepentimiento y crecimiento en santidad.  Como el Pueblo de la Vida que vive en medio de la cultura de la muerte, todos nosotros somos profetas en relación a la santidad de la vida; somos profetas que declaramos que la única respuesta apropiada a la vida en todas sus etapas, especialmente cuando se encuentra más vulnerable, es un amoroso y generoso “Sí”.  Somos profetas en la medida que le enseñamos a nuestros niños acerca de la dignidad de la vida; somos profetas cuando compartimos el mensaje Pro-Vida con amigos y colegas de trabajo, con la comunidad a través de misivas a los periódicos locales o en internet. Somos profetas cuando vamos a ejercer nuestros derechos de ciudadanos en la caseta de votación, en tanto tenemos la obligación de elegir candidatos que estén comprometidos a proteger a los no-nacidos.

Puesto que la postura profética nos convoca a cambiar y arrepentirnos del pecado, el profeta será frecuentemente rechazado. Las lecturas nos dan cuenta de que ello es gaje propio del oficio.  Es fácil asumir que el rechazo y la persecución que nos acompañan en nuestro rol profético significa que debemos revisar nuestro bosquejo inicial de trabajo o quizás contratar una firma experta en relaciones públicas para refinar nuestro mensaje.  De hecho, no significa nada de eso en lo absoluto. Somos llamados a ser fieles, como lo destacó la Madre Teresa,  indistintamente de que tengamos éxito o no. “Sabrán que un profeta ha estado entre ellos”.

Esto es también lo que quiere decir San Pablo acerca de “complacerse en la debilidad, los insultos, las durezas, las persecuciones y limitaciones”. Algunas veces éste pasaje se relaciona únicamente a las debilidades morales. No obstante, él también hace referencia a las persecuciones y los insultos- precisamente las cosas que tanto tratamos de evitar.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org