Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Semana XXVIII del Tiempo Ordinario - Ciclo B

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 

Watch a video in Spanish with homily suggestions

Celebrante: Como hijos de Dios con confianza le presentamos nuestras necesidades.

Diácono/Lector:

Para que la Iglesia sea siempre más efectiva en guiar a los fieles a los verdaderos tesoros del Cielo, Roguemos al Señor.

Para que el clero continúe creciendo en sabiduría y permita al Señor entrar en sus corazones para seguir sus caminos, Roguemos al Señor.

Para que tengamos la gracia de responder la invitación de Dios de desgastarnos por los pobres, y los frágiles, los moribundos, los olvidados y los no nacidos, Roguemos al Señor.

Por los enfermos de nuestra comunidad parroquial para que encuentren consuelo por medio de nuestras oraciones y cuidados, Roguemos al Señor.

Por los fieles que han fallecido para que disfruten de los tesoros Celestiales, Roguemos al Señor.

Celebrante:
Dios todopoderoso, te agradecemos por todos lo que haces por nosotros. 
Ayudanos a encontrar tu Santa Palabra que es fuente de verdad y sabiduría.  
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.  Amén.

Adiciones para el boletín:
 

El Triunfo de la Vida

“Del mismo modo que la comunidad pro-vida es hoy, con frecuencia ridiculizada, Pablo era puesto en ridículo regularmente: verdaderamente, él sufría algo mucho peor que el ridículo, porque la verdad sobre Dios, la ley de Dios y la ley natural hace a muchos sentirse incómodos. Aquellos que se oponen la ley de Dios no quieren que se les recuerde sobre lo que esta ley exige. Esto no es menos cierto en nuestro tiempo que en el de Pablo. Y es por eso que rezamos por la conversión de aquellos cuyos corazones se han endurecido por el pecado del aborto y el pecado de su propagación. Nosotros pedimos el coraje y la persistencia de San Pablo, en nuestro esfuerzo por esparcir el Evangelio de la Vida. Nosotros rezamos por el triunfo de la vida” (Cardenal William Keeler, Enero 22, 2006)

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Sab 7:7-11
Heb 4:12-13
MK 10:17-30 o 10:17-27

Las demandas múltiples y actividades de la vida, a menudo pueden ocultar nuestra comprensión de lo que entre ellos es más importante. Como la segunda lectura indica, es la palabra de Dios que corta a través de la niebla y nos permite discernir claramente lo que más importa.

El regalo de la "sabiduría", a que se refiere la primera lectura, es realmente el mismo Cristo. Él es la palabra, la sabiduría, la imagen perfecta del padre, el último deseo de nuestros corazones.  Él mismo es el Reino de Dios y la posesión por encima de todas nuestras posesiones. La primera lectura y el Evangelio nos señalan a él y nos instan a desearlo y valorar nuestra relación con él sobre toda las cosas.

Esa relación, esa posesión del Reino que viene con seguirlo a él, depende concretamente en nuestro mantenimiento de los mandamientos. No es casualidad que el primer mandamiento que Jesús menciona en este pasaje del Evangelio es "No matarás." El hombre está preguntando cómo poseer a Dios, y Jesús esta ayudandolo a evitar una desconecta espiritual de la tierra. El hombre debe haber imaginado que Jesús iba a dar una respuesta espiritual que luego podría ir a casa y meditar, mientras disfruta de sus muchas posesiones. Pero Jesús anclo las demandas de la espiritualidad del hombre derecho a la tierra, preguntandole que estaba haciendo y lo que él pretendía en relación a las personas y las cosas alrededor de él que podía ver, escuchar y tocar.

La relación con Dios, como Jesús enseñó, sube y baja con nuestra relación a los demás – y la primera demanda de esas Buena relaciones es no matar al otro.  Medida que avanza el pasaje, es evidente que "No matar" es sólo el requisito, no el cumplimiento del amor perfecto. Amor exige que busquemos a los menos, los más pobres.

"Dar a los pobres" y "sigueme" es al mismo tiempo en un repiro, no porque el discipulado exige que no poseemos nada, sino precisamente porque el discipulado exige que demos de nosotros mismos por el otro – especialmente por los más pequeños.

Aquí, entonces, es revelada la sabiduría de ser Pro-vida. Lo que poseemos – no sólo los bienes materiales, pero nuestra carrera, la reputación y la amistad – nunca pueden ser aferrados a costa de arruinar nuestra relación con Dios. Si logramos servir al menos – los más vulnerables seres humanos – y matarlos o tolerar su asesinato – todo lo que tenemos como resultado es falsa seguridad y falsa alegría.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org