Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Quinto Domingo en Tiempo Ordinario, Ciclo A - Ciclo A

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 
Celebrante: Cuando le pedimos a Dios ayuda, El Señor nos asegura que está con nosotros. Entonces oremos con mucha confianza. 

Diácono/Lector: 

Para que la Iglesia continúe siendo la luz del mundo, llevando luz y salvación a todas las naciones, roguemos al Señor... 

Para que el Santo Padre goce de buena salud y fuerza para dirigir la Iglesia en la tierra, roguemos al Señor... 

Para que Dios, quien nos llama a terminar con toda opresión, le permita a nuestra nación restaurar la protección de igualdad para todas las vidas de los niños dentro del vientre de sus Madres, roguemos al Señor... 

Por un incremento en las vocaciones al sacerdocio, al diaconado o a la vida religiosa, roguemos al Señor... 

Por todos los que sirven en el ejercito, para que sean protegidos por la Gracia y Amor de Dios, roguemos al Señor... 

Por todos los que han fallecido para que sean purificados de todo pecado y puedan compartir del gozo eterno, roguemos al Señor... 

Celebrante: 
Padre, 
Escucha nuestras oraciones, 
Y mantén nuestras mentes y corazones enfocados en Tu Hijo, 
quien fue crucificado por nuestra salvación, 
y es Dios por siempre. Amen. 

Adiciones para el boletín:
 

Sobrevivientes de Abortos

El psiquiatra infantil Philip Ney relata, ‘“Una mujer reportó haberle dicho a su hijo de nueve años que ella había tenido un aborto, el cual había tenido lugar años antes de que él naciera. Él dijo: “Yo sabía mami que algo andaba mal. Yo siempre he tenido pesadillas relacionadas con cuchillos y mi mamá queriendo matarme. ¿Si no hubieras abortado al otro niño, me hubieras abortado a mí?’”(Sobrevivientes de  Abortos p.36).

Esta es una historia que se repite más veces de las que la gente se da cuenta, y representa un problema social y pastoral cuyas proporciones son más grandes hoy que en ningún otro tiempo en la historia: el fenómeno de decenas de millones de sobrevivientes de abortos.

Está claro que la primera victima del aborto es el niño que fue asesinado. También es cada vez más claro, que de igual modo, matar al hijo es hacer daño a la madre y al padre. No obstante, lo que no es siempre bien sabido es que el aborto tiene un impacto en aquellos que han tenido hermanos que han sido abortados, y que este impacto se siente en sorprendentes y asombrosas maneras, que también tienen implicaciones para toda la sociedad.

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Is 58:7-10
1 Cor 2:1-5
Mt 5:13-16

Las lecturas de hoy se enfocan en como los hijos del Rey han de mostrarle al mundo como es su Padre al ellos portarse como él.  Esta, en verdad, es la mejor manera de cumplir con la “Nueva Evangelización,” la re-anunciación del Evangelio en lugares donde, a pesar de que una vez fue aceptada, el secularismo lo ha eclipsado.  Cuando esto ocurre, tal como lo ha dicho el Papa Benedicto, perdemos la verdadera comprensión del significado de las experiencias humanas más básicas, tales como el nacer y morir. 

Precisamente por eso es que es tan difícil para muchos poder entender que el aborto siempre será malo.  Podemos convencerlos a través de muchos argumentos.  Pero aún más poderoso, como lo declara Pablo en la segunda lectura, es “el poder convencedor del Espíritu”.  Ese poder convence a la gente cuando ven los efectos del Espíritu en nuestras propias vidas.  Nos convertimos en la luz de mundo, tal como Jesús lo indico.  En base a los temas pro-vida, somos llamados a permitir que la gente vea que en nuestras propias vidas, nosotros no solamente escogemos la vida, si no también sacrificamos nuestra propia conveniencia, planes, y recursos para que otros vivan.  No solamente nosotros- como individuos y comunidad- aceptamos el regalo de la nueva vida cuando Dios la da, pero también erradicamos a la injusticia de entre nosotros. 

Isaías habla acerca de dar refugio al oprimido y ver por el afligido.  Los niños en el vientre están más oprimidos en nuestros días que en cualesquier otro segmento de la población.  Las palabras del profeta, aplicadas a nuestros tiempos, nos llaman a la acción pro-vida.  Isaías también señala que esto tiene que comenzar con nuestra propia carne y sangre.  “No le den la espalda a los suyos.”  Estas son palabras muy poderosas para nuestra cultura: padres, no le den la espalda a los hijos que han concebido. Abuelos, no le den la espalda a bebe no nacido de su hija.  Defiendan la vida, e intervengan para ayudar a su hija y a su bebe.  Algunos erróneamente piensan que porque el niño que está en el vientre es “de ellos,” esto les da el “derecho a decidir” si asesinan al bebe con un aborto.  Pero las palabras de Isaías declaran todo lo contrario: cuando alguien es de su propia carne y sangre, tus obligaciones con esa persona  incrementan, y estas mucho más obligado a hacer el bien por esa persona.

Solamente cuando la gente de Dios estén activa y generosamente viviendo como “Personas de la Vida” se podrán cumplir las palabras de las lecturas de hoy. 

 


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org