Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

26º Domingo del Tiempo Ordinario - Ciclo A

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 

Celebrante: Con fe nos presentamos ante Dios ofreciendo nuestras oraciones y las de todos en necesidad.

Diácono/Lector:

Para que el Santo Padre siempre dirija la Iglesia con valentía y convicción en medio de un mundo cargado de problemas, roguemos al Señor…

Para que los líderes mundiales trabajen por la justicia y paz de los pobres y los oprimidos, roguemos al Señor…

Para que el llamado de la Iglesia al arrepentimiento y la promesa de misericordia alcance y consuele a todos los que sufren por abortos anteriores, roguemos al Señor...

Para que muchos hombres y mujeres generosamente respondan el llamado de servir a Cristo en Su Iglesia como sacerdotes, diáconos, y religiosos, roguemos al Señor...

Por todos los que han fallecido, para que ellos se encuentren junto con los ángeles y santos en la gloria del cielo, roguemos al Señor…

Celebrante:

Dios de amor,
te presentamos estas oraciones conocedores
de tu amor por nosotros. Haz sentir tu
presencia a todos los que se encuentran en necesidad.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.

Adiciones para el boletín:
 

No Más Muerte

“Queridos amigos, al buscar la santidad y al usar los talentos que Dios nos ha dado para cumplir su voluntad en nuestras vidas, estamos contribuyendo grandemente con el reino que todos anhelamos, donde no habrá mas llanto ni penas ni muerte, ciertamente no abortos, no eutanasia, no suicidio asistido, no embriones congelados como si fueran mercancía, y no destrucción de la vida humana en nombre de la ciencia.” -- Cardenal Justin Rigali, Misa de Apertura en la Vigilia Nacional por la Vida en Enero 21, 2008.

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Ez 18:25-28
Flp 2:1-11 or 2:1-5
Mt 21:28-32

La gente, de hecho, puede convertirse. En las lecturas de hoy, Dios mismo nos pide que creamos esto. El hijo que al principio dijo “que no” más tarde dice “que si”, el malvado puede convertirse de su maldad para luego encontrar vida. Esto resulta cierto en el esfuerzo próvida, la dirección hacia la vida esta en la afluencia de conversiones no en la de la muerte. Norma McCorvey la “Jane Roe”, demandante y ganadora de la decisión del Tribunal Supremo en el caso de Roe vs Wade del 1973 que legalizo el aborto, ahora es una católica próvida que trabaja a tiempo completo para ponerle fin al aborto. Lo mismo es cierto del Dr. Bernard Nathanson, quien fue uno de los jefes ingenieros del movimiento del derecho al aborto. Se han visto tantos que se formo una sociedad internacional de ex abortistas llamados la “Sociedad de Centuriones.”

Pero aun más común es el testimonio “Me arrepiento de mi Aborto” dado por las mujeres de la Campaña No Mas Silencio, la movilización más grande en la historia de aquellos que han tenido abortos y ahora hablan en contra de ello. “Me arrepiento de haber perdido mi paternidad”, es el mensaje dado por los hombres afligidos que perdieron a sus hijos tras un aborto. A través de las lecturas de hoy, la Iglesia hace un llamado a darle bienvenida a estos individuos y que esta sea buena experiencia de la cual aprender.

La forma más larga de la segunda lectura sugiere el tema pro-vida que compartimos para la fiesta de la Exaltación de Cruz (el 14 de septiembre), y repetimos esa reflexión la cual es la siguiente.

“Pro-elección” se puede definir como la exaltación de uno mismo; la cruz es contraria y a su vez muestra la negación de sí mismo. “Pro-elección”, dice que nos podemos levantar por nosotros mismos, la Cruz dice que somos obedientes y que solo Dios nos puede levantar. Aunque la guerra entre la cultura de la vida y la cultura de la muerte no empezó desde la decisión de Roe vs. Wade, en ese momento si la hizo entrar a un nuevo capítulo.

Se trata de una lucha cósmica, con sus orígenes en el comienzo de la historia humana y, de hecho, en la historia de los ángeles. En Apocalipsis 12:07 leemos: “La guerra estalló en el cielo.” La guerra es una cosa terrible en la tierra. ¿Qué decir? ¿Que la guerra estalló en el cielo? En esta guerra participaron ángeles que se rebelaron contra Dios y se convirtieron en demonios. ¿Qué fue lo que causo que un angel se convirtiese en demonio? ¿Cuál fue el error del Diablo?

En Isaías 14, leemos sobre una reprensión al Rey de Babilonia. El pasaje también da un mensaje espiritual profundo y vislumbra el pensamiento de maligno. Dice así, “¡Como has caído del cielo, oh Lucero! Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. (Is 14:12-14). Este fue el error del Diablo. Pensó que podía ser Dios. Por esta razón los ángeles que lo combatieron en el cielo, fueron dirigidos por uno llamado Miguel, cual significa, “¿Quién como Dios?” Miguel y sus ángeles ganaron, pero la guerra no terminó ahí. Satanás y sus legiones “fueron arrojados a la tierra” (Ap. 12:9), y comenzaron nuestros problemas.

El pensar del Santísimo es la solución al pensamiento del maligno. Como Isaías levantó el velo para mostrarnos lo que pensaba Lucero, también San Pablo, en la segunda lectura, levanta el velo para mostrarnos la mente de Cristo: El cual, siendo en forma de Dios, no tuvo por usurpación ser igual á Dios: Sin embargo, se anonadó á sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante á los hombres; Y hallado en la condición como hombre, se humilló á sí mismo, hecho obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le ensalzó á lo sumo, y dióle un nombre que es sobre todo nombre. (Flp 2:6-9)

Esta actitud, la cual dice San Pablo, que debe ser nuestra, contrarresta la actitud que nos lleva a exaltarnos por nuestra propia elección. Por el contrario, nuestra exaltación, nuestra libertad y nuestra satisfacción proviene de una humilde aceptación y obediencia a una verdad que nosotros mismos no hemos creado. El árbol del conocimiento del bien y del mal marca el límite de nuestras elecciones. La verdadera libertad es el poder elegir lo que es correcto, y amar como Cristo lo hizo, al abrazar la cruz y dándonos a nosotros mismos por el bien de la otra persona.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org