Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Navidad - Ciclo B

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 
Celebrante: Al celebrar la natividad de Jesús nos regocijamos en la bondad de Dios. Con confianza le presentamos nuestras necesidades al Padre. 
 
Diácono / Lector:
 
Para que la Iglesia proclame gozosamente la natividad de nuestro Salvador y transforme el mundo a través de hechos y palabras, roguemos al Señor… 
 
Para que los obispos, los sacerdotes y los diáconos, que guían al pueblo de Dios sean fieles heraldos de la Buena Nueva de la salvación, roguemos al Señor … 
 
Por todos los que se encuentran lejos de sus amados, para que sean llenados de la paz y el gozo del la Navidad, roguemos al Señor … 
 
Para que Cristo, nacido como Nuestro Salvador, salve a los que aun no han nacido, roguemos al Señor... 
 
Para que todas las familias acojan al niño Jesús en sus hogares y sientan su paz y bendición, roguemos al Señor … 
 
Por todos los que sufren de luto por algún familiar que ha fallecido, para que sean consolados por la promesa y gozo de nuestro Señor Jesucristo, roguemos al Señor … 
  
Celebrante
 
Padre, 
Te alabamos con gozo por haber enviado a tu Hijo al mundo. 
Danos la gracia de ser fieles al Evangelio que profesamos. 
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. 
Adiciones para el boletín:
 

“Feliz Navidad”

Hoy, el saludo “Feliz Navidad” está en nuestros labios y en nuestros corazones. ¿Cuál es el significado de este simple saludo? Sabemos, por supuesto, que para muchas personas, las cosas no están felices hoy, y que para todos nosotros, hay ciertas cosas que nos causan ansiedad y tristeza. Existe el mal en el mundo y en nuestras vidas. Pero “Feliz Navidad” no quiere decir que siempre estemos felices, ni que todo nos está saliendo a nuestro modo. Por el contrario, lo que quiere decir es que aunque todo se esté desmoronando, siempre tenemos acceso a Dios. Cristo ha venido para llevarnos al Padre y traernos una nueva relación con Dios y entre nosotros en una vida que nunca termina. “Feliz Navidad” significa que aún en medio de la tristeza, nunca perderemos este regalo. Simplemente tenemos que agarrarnos de él y ser fieles. Él está siempre con nosotros, y esto trae una paz y un gozo que el mundo nunca nos puede quitar. ¡Feliz Navidad!

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Vigilia: Is 62:1-5/Hechos 13:16-17, 22-25/Mt 1:1-25 o 1:18-25
Media Noche: Is 9:1-6/Ti 2:11-14/Lc 2:1-14
Aurora: Is 62:11-12/Ti 3:4-7/Lc 2:15-20
Día: Is 52:7-10/Heb 1:1-6/Jn 1:1-18 o 1:1-5, 9-14

No había lugar para ellos en la posada. Esto debe hacer que nos admiremos, pues el nacimiento de Cristo fue previsto y planeado por Dios desde toda la eternidad. Cientos de años antes que pasara, los profetas anunciaron que nacería de una virgen (Is. 7:14) y que Belén sería el lugar de su nacimiento (Miqueas 5:2). Muchos otros detalles de su vida y muerte también fueron predichos. ¿Cómo es que Dios se haya olvidado de hacer lugar para su único Hijo? Además, el niño nacido en Navidad, es el propietario de la posada, y de Belén, y del mundo, y de todo el universo.

Obviamente, Dios hizo esto a propósito. No había lugar en la posada, porque esto demuestra que el niño viene como Salvador, para reconciliar al mundo que está en enemistad con Dios y lo ha rechazado. La falta de lugar en la posada simboliza la falta de lugar en nuestros corazones. Hoy él no busca una posada; él busca lugar en nuestros propios corazones y en nuestras propias vidas.

Acoger al Divino Niño hoy, es acoger todo lo que él hará y enseñará. Acogemos a aquel que predicará el Sermón de la Montaña, nos instruirá con parábolas, y establecerá su Iglesia. Al acoger al niño en el pesebre, acogemos al Señor en la mesa dando la Eucaristía, y acogemos al Cordero en la cruz.

Acogemos a todos los que él acoge, y estamos para hacer lugar para todos los que él ama, especialmente los menos deseados, marginados, gravosos, o inconvenientes. Si nosotros acogemos al niño Jesús, acogemos a cada niño y acogemos su enseñanza de que cada vida es sagrada, y vivimos como corresponde.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org