Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Semana XVIII del Tiempo Ordinario - Ciclo B

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 

Celebrante: Nosotros estamos profundamente concientes de nuestras necesidades, y luchamos para estar más conscientes de las necesidades de toda la familia humana. Con confianza traemos esas necesidades ante el Padre.

Diácono/Lector:

Para que la Iglesia señale con firmeza y con fe a Cristo como verdadero pan y sustento ante cada necesidad humana, roguemos al Señor…

Para que los líderes de las naciones trabajen juntos para solucionar las necesidades de los pobres, y para que sepan que esas necesidades no pueden ser saciadas fuera de Dios, roguemos al Señor…

En acción de gracias por el Pan de Vida, el cual nos hace Pueblo de Vida, quien proclama y construye la Cultura de la Vida, roguemos al Se1ñor…

Para que todos los que enseñan la Palabra de Dios tengan la gracia y la fortaleza para vivir la rectitud que Jesús enseña, requemos al Señor…

Para que todos los enfermos, especialmente aquellos que se sienten solos, encuentren en Cristo y en su pueblo el camino a la esperanza y la salud, roguemos al Señor…

Para que todos los que han muerto sean purificados de los pecados y compartan la gloria del gozo eterno y la resurrección, roguemos al Señor…

Celebrante: Dios de vida, tu cuidaste a tu pueblo desde antiguo, y permaneces fiel cuidando de tu pueblo hoy. Al responder a nuestras oraciones, concédenos que por sobre todas las cosas tengamos hambre de Cristo, el Pan Vivo, quien es Señor por los siglos de los siglos. Amén.

Adiciones para el boletín:
  En la Encíclica Caritas in Veritate de Junio del 2009, el Papa Benedicto XVI recuerda al mundo que la pobreza no será erradicada a menos que descubramos y protejamos la santidad de la vida a todos los niveles. El rechazar al no nacido como algo infrahumano  y el permitir el aborto impide el trabajo de la justicia social. Él señala con urgencia, "Mientras los pobres del mundo siguen llamando a la puerta de la opulencia, el mundo rico corre el riesgo de no escuchar ya estos golpes a su puerta, debido a una conciencia incapaz de reconocer lo humano" (n75).
Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Ex 16:2-4, 12-15
Efesios 4:17, 20-24
Jn 6:24-35

El hambre humana es más profunda que la física, y las lecturas de hoy señalan a Cristo como el Pan de Vida. Él fue predicho por el maná y continua dándonos nuestro "pan de cada día" en la Eucaristía.

En su encíclica Caritas in Veritate, afirma el Papa Benedicto XVI que "El desarrollo debe abarcar no sólo el crecimiento material, sino también el crecimiento espiritual" (n. 76). Las lecturas de hoy nos ayudarán a centrarnos en ambas realidades y en la interrelación entre las dos.

Por otra parte, nos enfocan en el hecho de que el crecimiento espiritual que adquirimos en Cristo, el Pan de Vida, nos impulsa a asumir una nueva forma de vida, en la que la vida misma se afirma con generosidad y las conductas de la cultura de la muerte son rechazadas.

Abrazar la vida, sobre todo en medio de dificultades económicas, requiere el tipo de confianza en Dios  en la solidaridad humana que experimentaron los israelitas en su camino en el desierto. Se requiere ese tipo de confianza, además, que las promesas de Cristo inspiran en sus propias palabras en el Evangelio de hoy.

Al referirnos  de nuevo a  la encíclica Caritas in Veritate, encontramos un resumen de estas verdades:

“El desarrollo necesita cristianos con los brazos levantados hacia Dios en oración, cristianos conscientes de que el amor lleno de verdad, caritas in veritate, del que procede el auténtico desarrollo, no es el resultado de nuestro esfuerzo sino un don. Por ello, también en los momentos más difíciles y complejos, además de actuar con sensatez, hemos de volvernos ante todo a su amor. El desarrollo conlleva atención a la vida espiritual, tener en cuenta seriamente la experiencia de fe en Dios, de fraternidad espiritual en Cristo, de confianza en la Providencia y en la Misericordia divina, de amor y perdón, de renuncia a uno mismo, de acogida del prójimo, de justicia y de paz. Todo esto es indispensable para transformar los «corazones de piedra» en «corazones de carne» (Ez 36,26), y hacer así la vida terrena más «divina» y por tanto más digna del hombre. Todo esto es del hombre, porque el hombre es sujeto de su existencia; y a la vez es de Dios, porque Dios es el principio y el fin de todo lo que tiene valor y nos redime: «el mundo, la vida, la muerte, lo presente, lo futuro. Todo es vuestro, vosotros de Cristo, y Cristo de Dios» (1 Co 3,22-23). El anhelo del cristiano es que toda la familia humana pueda invocar a Dios como «Padre nuestro». Que junto al Hijo unigénito, todos los hombres puedan aprender a rezar al Padre y a suplicarle con las palabras que el mismo Jesús nos ha enseñado, que sepamos santificarlo viviendo según su voluntad, y tengamos también el pan necesario de cada día, comprensión y generosidad con los que nos ofenden, que no se nos someta excesivamente a las pruebas y se nos libre del mal (cf. Mt 6,9-13) (n. 79).”
 


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org