Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

- Ciclo C

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 
Celebrante: En Cristo, la Muerte ha sido devorada en la Victoria. Podemos por tanto, en Su Nombre, traer al Padre Celestial todas nuestras necesidades con confianza filial. 
 
Diácono/Lector:
 
Para que el Papa y los obispos, y todos cuantos colaboran con ellos en el ministerio, puedan experimentar la guía constante del Espíritu Santo, oremos al Señor…
 
Para que todos los servidores públicos o quienes buscan serlo, procuren el bien común por encima de cualquier ganancia, ventaja o interés personal, oremos al Señor…
 
Para que el Movimiento Pro-Vida pueda crecer en unidad y fortaleza, declarando con San Pablo que “la Muerte ha sido devorada en la Victoria”, oremos al Señor…
 
Para que todo el pueblo de Dios, por sus conversaciones, honren al Señor y ayuden a otros a acercarse a Él, oremos al Señor…
 
Por los pobres, los enfermos, los indigentes, los desamparados, los desempleados, los niños por nacer, y por quienes aguardan su ejecución en el corredor de la muerte, oremos al Señor…
 
Para que todos los que han muerto, puedan tener el reposo eterno, y quienes lloran su partida, puedan hallar consolación de parte de Dios, oremos al Señor…
 
Celebrante:
Padre Celestial, 
Nos regocijamos en Tu Palabra
Y en tu compasión
Escucha nuestra oración
Y concédenos la alegría de compartir
la Victoria que Cristo ha alcanzado para nosotros
Pues Él es el Señor de los siglos sin fin. Amén. 
Adiciones para el boletín:
 

9.7 La cultura de la vida: su proclamación y su defensa Ser la Voz de los que No tienen Voz

467. " Asistimos hoy a retos nuevos que nos piden ser voz de los que no tienen voz. El niño que está creciendo en el seno materno y las personas que se encuentran en el ocaso de sus vidas, son un reclamo de vida digna que grita al cielo y que no puede dejar de estremecernos. La liberalización y banalización de las prácticas abortivas son crímenes abominables, al igual que la eutanasia, la manipulación genética y embrionaria, ensayos médicos contrarios a la ética, pena capital, y tantas otras maneras de atentar contra la dignidad y la vida del ser humano. Si queremos sostener un fundamento sólido e inviolable para los derechos humanos, es indispensable reconocer que la vida humana debe ser defendida siempre, desde el momento mismo de la fecundación. De otra manera, las circunstancias y conveniencias de los poderosos siempre encontrarán excusas para maltratar a las personas.” - de los Obispos de América Latina y el Caribe, 2007, presentada por el entonces Cardenal Jorge Bergoglio de Buenos Aires (Actual Papa Francisco) 

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 
Eclesiástico 27:4-7
1 Cor 15:54-58
Luc 6:39-45
 
Construir la Cultura de la Vida, la cual constituye el compromiso irrevocable y fundamental de la Iglesia, es un asunto de proclamar, en palabra y hecho, la victoria que ya Cristo ha obtenido, y aplicarla a todos los sectores de la sociedad. “La muerte ha sido devorada en la Victoria”, y así lo declara la segunda lectura. Este es el punto de partida de la Iglesia y el movimiento Pro-Vida. Si la muerte ha sido devorada en la victoria, también lo ha sido el aborto. 
Esta Victoria cambia la manera en como respondemos al don de la vida humana. Proclamamos la victoria de la vida, y trabajamos para defenderla de los efectos destructivos que deja el reino de la muerte. Lo hacemos no sólo en acción, sino también de palabra. 
 
La primera lectura y el Evangelio de hoy revelan el poder de las palabras. Son una revelación del corazón, de la persona, y tienen un profundo impacto en los demás. En la Cultura de la Vida, respetamos y exaltamos la Vida en la manera como hablamos sobre ella. Usamos palabras que acogen dicha carga. Usamos palabras que reflejen que nuestros corazones están con los niños, y con los débiles e indefensos. Es un lenguaje de afirmación y validación. 
Cuando las personas son oprimidas, el opresor usa un lenguaje de degradación, de deshumanización. Esto siempre ha sido así a lo largo de la historia, como lo vimos en el Holocausto; y ha sido así cuando se trata del aborto. Los niños no nacidos son llamados “tejido”, “parásitos”, “desperdicio”, y demás sinónimos degradantes. Pero en realidad, ellos son nuestros hermanos y hermanas, creaturas de Dios, iguales en dignidad y derechos. Son una bendición que nos ha sido confiada. Nuestro lenguaje, revelando nuestros corazones, ha de reflejar ésta realidad en el día a día, y de este modo, ayudamos a cambiar el mundo. 

Sacerdotes por la Vida
PO Box 236695 • Cocoa, FL 32923
Tel. 321-500-1000, Toll Free 888-735-3448 •
cartas@sacerdotesporlavida.org