Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

23º domingo de tiempo ordinario - Ciclo C

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 

Celebrante: Al presentar nuestras muchas necesidades a Dios, pidamosle primero que todo, por el regalo de
la sabiduría, y confiemos en su poder al responder a nuestras oraciones.

Diácono/Lector:

Para que de obra y ejemplo, los líderes de la iglesia inspiren a los fieles a llevar sus cruces cada día con paciencia y fidelidad al Evangelio, roguemos al Señor…

Para que todos los que se han arrepentido del pecado del aborto les sea dada la gracia para perdonar a aquellos que los forzaron o que no los ayudaron, roguemos al Señor…

Para que aquellos que están definiendo sus carreras planeen con sabiduría, prudencia y confianza en la providencia de Dios, roguemos al Señor…

Para que todos los que se están preparando al matrimonio dediquen el tiempo y el esfuerzo necesarios para conocerse bien y para responder generosamente al llamado de Dios a establecer una familia, roguemos al Señor…

Para que los enfermos puedan experimentar la salud que viene de Dios y la presencia y el cuidado de sus familiares y amigos, roguemos al Señor…

Para que todos los que han muerto sean bienvenidos a la vida eterna que Cristo ha preparado para nosotros, roguemos al Señor…

Celebrante:

Señor, en tu Providencia, tu conoces todas nuestras necesidades y quieres que te adoremos
como aquel en quien todas las necesidades son resueltas. Escucha nuestras oraciones, y danos
gozo y paz en tu presencia. Te lo pedimos por Cristo, nuestro Señor. Amen.

Adiciones para el boletín:
  El Dr. Tony Levatino solía ser un abortista. Sin embargo, al destruir  a diario las vidas de los niños, sentía la tristeza de que mi él ni su esposa podían concebir, qué ironía. Por último, adoptó una hija. Sin embargo, algunos años después, esta niña fue golpeada por un coche frente a su casa, y murió. No mucho tiempo después de esta tragedia el Dr. Levatino dejó de hacer abortos. Ahora es un firme defensor pro-vida y habla con valentía sobre el horror del aborto. Descubra más sobre su historia y otros ex abortistas
www.priestsforlife.org/testimonies
Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Sabiduría 9:13-18b
Salmo9-10, 12-17
Lc 14:25-33

"Odiar... incluso su propia vida." Esta es una condición en términos muy firmes del discipulado establecida en el pasaje evangélico de hoy. Se apunta a la arrogancia hacia la que el pecado original nos ha dejado tan inclinados. Es la idea que fue presentada a nuestros primeros padres. "Serán como dioses", les dijo la serpiente en el Jardín del Edén. Esta tentación original fue una promesa de que lo que estaba bien y lo que estaba mal quedaba a nuestro criterio, para que pudiéramos escribir nuestra propia ley moral. Eso es lo que el "árbol de la ciencia del bien y del mal" significaba, y por qué Adán y Eva no podían comer de él. Todos estamos llamados a discernir el bien del mal, pero no a decidirlo. Pensar que decidimos es el error de la mentalidad "pro-elección." "Todo depende de mí y de mi elección, incluso si eso significa matar a un bebé." Esta forma de pensar, por supuesto, conduce a un caos total. ¿En qué nos basamos para decir que no se maten entre sí o no se roben los unos a los otros a menos que existan normas del bien y del mal que se apliquen a todos, sin importar lo que creen?

La tentación de abortar a menudo se expresa en razones y lenguaje que parece invocar los consejos del Evangelio de ver el costo antes de empezar la construcción de una torre o de marchar con un ejército. Sin embargo, la prudencia no nos da licencia para matar para sacarnos de las consecuencias no deseadas de acciones pasadas. La prudencia, en cambio, requiere que evaluemos las consecuencias antes de actuar, y en este sentido, la lección del Evangelio es un llamado a la castidad, y a no participar en relaciones sexuales hasta que estemos listos para recibir a un niño en el contexto del matrimonio.

Más aún, el Evangelio es un llamado a calcular el costo de la renuncia de nuestro propio entendimiento, que la primera lectura también refleja. "Inseguros son nuestros planes." Cuando un niño en el vientre parece lanzar los planes de la vida fuera de control, el mensaje de hoy de total confianza en Dios quien sabe más que nosotros, verdaderamente es un mensaje que salva vidas.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org