Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Vigésimo Séptimo Domingo en Tiempo Ordinario - Ciclo C

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 

Celebrante: Llenos de fe y confianza, presentamos nuestras necesidades al Señor.

Diácono/Lector:

Para que todos los pastores de la Iglesia alimenten la llama de los muchos dones que concede el Espíritu a los laicos, y siempre los alienten, roguemos al Señor...

Para que se encuentre un fin al crimen, a la violencia, a la guerra, al aborto y la opresión, roguemos al Señor…

or todos los que ya no practican la fe, especialmente en nuestras familias, para que no endurezcan sus corazones sino que escuchen el llamado de Dios, roguemos al Señor...

Para que los enfermos puedan ser consolados y sanados, y así puedan servir a otros, roguemos al Señor...

Por todos los que han fallecido sean recibidos en el gozo de la vida eterna, roguemos al Señor...

Celebrante:

Padre,
Nos llamas a tener esperanza en la salvación
y en todas las otras cosas buenas.
Escucha nuestras oraciones,
Y danos fuerza para querer servirte mejor.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amen.

Adiciones para el boletín:
 

Más niños, más amor

"Cuando el número diecinueve vino, la familia le dio amor. Recibió tanto amor de la familia. Cuando tienes una familia grande, los niños están recibiendo todo tipo de amor de todos sus hermanos y hermanas. No hay nada más alegre que un bebé. Por cada boquita que Dios envió, él nos dio lo que se necesita. Tuve fe en Dios que si Él me enviaba un niño, él iba a alimentar a ese niño. Viví mejor que algunas familias con dos o tres hijos. ¡Mis hijos comenzaron a hacer cosas!  No se trata de cuántos hijos tiene, sino de su fe en Dios.” – Sra. Lucille Dippolito, madre de 20.

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Hb 1:2-3 , 2:2-4
2 Timoteo 1:6-8 , 13-14
Lucas 17:5-10

El profeta Habacuc expresa lo que muchos creyentes dicen frente a la cultura de la muerte:
 "¿Hasta cuándo, Señor? Clamo a ti, 'violencia,' pero no intervienes."
 
El Señor nos dice lo que le dijo a Habacuc. "Esta visión espera su debido tiempo, pero se cumplirá al fin y no fallará."

Tenemos más razones que Habacuc para tener esperanza, porque se ha producido el evento fundacional de la realización de la visión - la muerte y resurrección de Cristo. Vivimos ahora en el "entretiempo,” cuando el reino de Cristo se ha inaugurado en la tierra, pero todavía no llega a  su plena manifestación. El poder del pecado y de la muerte - revelado en males como el aborto - ha sido destruido en sus raíces. Sin embargo, todavía luchamos, en y por Cristo, para instaurar la cultura de la vida .

El pasaje de Habacuc concluye con esta familiar frase “El justo vivirá por la fe.” Es la fe que los apóstoles, en el pasaje del Evangelio,  piden al Señor que aumente. "Vivir por fe " no es sólo tener  nuestras vidas guiadas por la fe. Esto significa que a través de la fe, tenemos vida en primer lugar. Nuestra fe nos rescata de las garras de la muerte, del reino de la muerte, del pacto con la muerte que se produce por  medio del pecado. Como Pablo declara, "él nos ha rescatado del reino de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su querido Hijo " (Col. 1:13). Por eso puede escribirle a Timoteo en la segunda lectura de hoy que "el Espíritu que Dios nos ha dado no es un espíritu de temor."

En otras palabras, ya que vivimos en el mundo y luchamos por lo que es correcto, no miramos los males del mundo y la cultura de la muerte y nos preguntamos cómo vamos a superarlos. Más bien, nos fijamos en ellos y renovamos nuestra convicción de que ya han sido superados en Cristo. Estamos frente a estos males en una postura de victoria y decimos: "¡Ya no tiene lugar aquí! ¡Tu reino ha sido superado! ¡Por tanto vamos a trabajar con valentía para cambiar este mundo y para aplicar la victoria de la vida que ya se ha ganado!"

 


 


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org