Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Cuarto Domingo en Tiempo de Adviento, Ciclo A - Ciclo A

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 

Celebrante: A través de las manos de la Virgen quien dio a luz a Cristo el Señor, le presentamos ahora nuestras necesidades a Dios Padre.

Diácono/Lector:

Para que el Santo Padre y todos los obispos, sacerdotes, y diáconos puedan efectivamente proclamar al mundo las buenas nuevas de que Dios esta con nosotros, roguemos al Señor...

Para que todos los que han sido elegidos a cargos públicos reconozcan la presencia de Dios en sus decisiones y actividades diarias roguemos al Señor...

Para que siguiendo el ejemplo de San José, todos los padres sean fortalecidos en amor para sus esposas y sus hijos, nacidos y no nacidos, roguemos al Señor…

Por la seguridad de nuestras tropas y por el crecimiento continuo de la libertad en todas partes del mundo, roguemos al Señor...

Por todos los que padecen de alguna enfermedad, sufren de abandono, discriminación o depresión sepan que le pertenecen a Cristo y encuentren paz en Él, roguemos al Señor...

Para que todos los que han fallecido encuentren paz y descanso eterno, roguemos al Señor...

Celebrante:

Padre,
nos regocijamos en la cercanía
de la celebración del nacimiento de nuestro Salvador.
Ayúdanos a encontrar en El
el cumplimento de todas nuestros deseos.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amen.

Adiciones para el boletín:
 

Toda opresión cesará

La canción navideña "Oh Noche Santa” incluye las siguientes palabras: "En verdad él nos enseñó a amarnos los unos a los otros. Su ley es el amor, y su evangelio la paz. Él romperá las cadenas, porque el esclavo es nuestro hermano, y en su nombre toda opresión cesará. "

Este es un recordatorio de que al celebrar la Navidad, renovamos nuestro compromiso de poner fin a toda opresión, en particular la de los más oprimidos, los niños que viven antes de nacer dentro de sus madres ... niños que han sido privados de protección legal, y que son oprimidos por el mito de la elección.

En  nombre de Cristo recién nacido, la opresión de nuestros niños no nacidos cesará. Que la Navidad nos de la fuerza para no callar mas, sino para estar más activos que nunca en la causa pro-vida.

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 
Is 7:10-14
Rom 1:1-7
Mt 1:18-24

En vísperas de la Navidad, en vísperas de la celebración de bienvenida al mundo a Cristo, las lecturas de hoy se centran en la virginidad de María. La homilía del día señala la importancia de lo que esto dice sobre nosotros. Después de todo, María simboliza a toda la iglesia. Ella recibió a Cristo en su cuerpo virginal. También la iglesia, como esposa de Cristo (y cada uno de nosotros en forma individual) está llamada a una fidelidad total que se ve simbolizada mediante la virginidad de María.

En otras palabras, cualquiera sea la vocación de cada uno de nosotros, esta virginidad espiritual (si no física) significa que no tenemos otro Señor más que Jesús. No adoramos dioses falsos ni rendimos culto a otras deidades.
Así como María recibió a Cristo en su virginidad, de la misma forma lo hace la iglesia. "Lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo", dice el pasaje del Evangelio. Por lo tanto podemos decir que "lo que ha sido engendrado en nosotros proviene del Espíritu Santo", y que "lo que ha sido engendrado en el mundo proviene del Espíritu Santo". La Navidad no sucedió por obra del hombre. Pero mediante nuestra fidelidad "virginal", el Espíritu lo trae al mundo a través de nosotros.

Esta es la "obediencia de la fe " de la que Pablo habla en la segunda lectura. Y parte de esta fidelidad virginal, parte de esta obediencia de la fe, es nuestro compromiso a ser pro-vida. "El Señor está con nosotros" significa que Él está del lado de cada vida humana, en contra de todo lo que la pudiera destruir. Y así debemos estar nosotros.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org