Priests for Life - Sacerdotes por la Vida
SPANISH
Oraciones

Blog del Padre Víctor

Artículos, Folletos y
otrotros Documentos


Youtube Videos

Librería de Audio & Video

Insesiones para los Boletines

Material relacionado
con las Elecciones


Enlaces para más
información en Español

OTRAS SECCIONES
No rechazaremos el
aborto hasta que no lo veamos cara a cara


Oracion para pedir
el fin del aborto


El Viñedo de Raquel,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida


Campaña No Mas Silencio,
un proyecto de
Sacerdotes por la Vida

Suscripcion para recibir el boletin quincenal


 

Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz

English Version

Intercesiones Generales: [Spanish PDF]
 

Celebrante: Dios nos ha dado a su único Hijo para nuestra salvación. Por tanto, podemos esperar que del mismo modo, El satisfaga todas nuestras necesidades. Ahora, con confianza, le presentamos esas necesidades.

Diácono/Lector:

Para que la Iglesia levante en alto la Cruz de Cristo, proclamando el perdón y la redención sólo en El, roguemos al Señor…

Para que los líderes del mundo pongan su mirada en el Hijo de Dios, crean en él, y se acojan a la paz y a la justicia que sólo él puede brindar, roguemos al Señor…

Por todos aquellos cuyas vidas están marcadas por el sufrimiento, para que puedan descubrir el poder salvador de la cruz de Cristo, y salgan victoriosos en sus pruebas, roguemos al Señor…

Para que aquellos que abrazan la cruz al trabajar por la justicia, los pobres, los oprimidos, y los no nacidos, encuentren fuerza y éxito en su trabajo, roguemos al Señor…

Para que los enfermos reciban la bendición de la paciencia en los momentos difíciles de su camino en la vida, roguemos al Señor…

Para que todos los que han muerto experimenten la vida eterna ganada por la cruz de Cristo, roguemos al Señor…

Celebrante:

Padre,
Hemos puesto nuestra mirada en tu Hijo
y hemos creído en él.
Al conceder nuestras peticiones,
concédenos sobre todo,
la vida eterna que se encuentra solamente en Jesús,
Quien vive y reina por los siglos de los siglos. Amen.

Adiciones para el boletín:
 

El aborto y la Iglesia

"Cuando los católicos se oponen al aborto, no lo hacen a causa de  una doctrina especial religiosa católica o simplemente porque la iglesia lo dice. Más bien, la Iglesia enseña que el aborto está mal porque es malo. El aborto viola la ley natural universal al abusar de los derechos humanos inherentes al niño por nacer. La injusticia del genocidio, oprimiendo a los pobres, la matanza de niños antes de nacer no es una cuestión de doctrina religiosa. Es una cuestión de ley natural. "Arzobispo Charles J. Chaput, Render Unto Caesar (2008), p. 83.

Puntos sugeridos para la homilía dominical:
 

Nm 21:4b-9

Filip. 2:6-11

Jn 3:13-17

 

Ésta fiesta se vincula fácilmente a los temas pro-vida, porque la lección de la cruz es el antídoto a la perversión de la autonomía que yace en el corazón de la cultura de la muerte.

La “pro-elección” es una exaltación de uno mismo, mientras que la cruz es la negación de uno mismo.

La “pro-elección” es reafirmarse a sí mismo; la cruz es vaciarse del “yo”.

La “pro-elección” dicta que nosotros nos elevamos a nosotros mismos; la cruz en cambio, implica que somos obedientes y es Dios quien nos eleva.

La guerra en la cultura de la Vida y la cultura de la muerte no comenzó después de Roe vs Wade, aunque sí entró en un nuevo capítulo en aquel punto. 

La misma, es una batalla cósmica con sus orígenes en la caída de la historia humana y, en efecto, en la historia de los ángeles. En Apocalipsis 12:7 leemos “Se desató una guerra en el Cielo”. La guerra es una cosa terrible en la tierra. ¿Qué significa que la guerra se desató en el Cielo?  Ésta guerra involucra a algunos ángeles que se rebelaron contra Dios y se convirtieron en demonios. ¿Qué fue lo que causó que un ángel se volviese un demonio? ¿Cuál fue el error del maligno?

En Isaías 14, se nos da cuenta de una reprimenda al rey de Babilonia. El pasaje también infiere un profundo significado espiritual y es poco más que una pequeña muestra del pensamiento del maligno. Dice “Como has caído de los cielos, Oh Lucifer!... (ILahl bin Sahar = Lucero hijo de la Aurora).  Has sido abatido a tierra, dominador de naciones!

Tú que habías dicho en tu corazón: Al cielo voy a subir, por encima de las estrellas de Dios alzaré mi trono, y me sentaré en el Monte de la Reunión, en el extremo norte.

Subiré a las alturas del nublado, me asemejaré al Altísimo. (Is. 14:12-14). 

He allí el error del Maligno. El pensó que podía ser Dios! Por ésta razón es que los ángeles que combatieron en los cielos fueron comandados por uno cuyo nombre es Miguel, que significa, “Quién como Dios?”

 La solución al pensamiento del maligno es el pensamiento del Santo de los santos. Así como Isaías levantó el velo para mostrarnos la mentalidad de Lucifer, del mismo modo San Pablo en la segunda lectura de hoy levanta el velo para mostrarnos la mentalidad de Cristo: " El cual, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios. Sino que se despojó de sí mismo tomando condición de siervo y haciéndose semejante a los hombres, apareciendo en su porte como hombre; y se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte, y una muerte de cruz. Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó el Nombre, que está sobre todo nombre."

Esta actitud, la cual San Pablo dice debe ser la nuestra, contradice la actitud de exaltarnos a nosotros mismos por nuestras propias decisiones. Mas bien, nuestra exaltación, nuestra libertad y nuestra plena realización vienen de una humilde aceptación y obediencia a una verdad que nosotros no creamos. El árbol del conocimiento del bien y del mal marca el límite de nuestras elecciones y decisiones. La verdadera libertad es el poder de escoger lo que es correcto, y amar como Cristo amó, abrazando la cruz y entregándonos por el bien de los demás.


Sacerdotes por la Vida
PO Box 141172 • Staten Island, NY 10314
Tel. 888-735-3448, (718) 980-4400 • Fax 718-980-6515
cartas@sacerdotesporlavida.org